Vuelve el Guzmán con visualidad renovada

Por: Maya Quiroga

Desde el domingo 18 de agosto la familia cubana vive diferentes emociones con la puesta en pantalla por el canal Cubavisión del XV Concurso de composición e interpretación “Adolfo Guzmán”.

Con dirección de Manolito Ortega este certámen rinde homenaje a uno de los más valiosos compositores e instrumentistas cubanos de todos los tiempos a través de un espacio producido de conjunto entre la Televisión Cubana y la Empresa RTV Comercial.

En un encuentro con la prensa, Rafael Yaech, director de RTV, explicó que era un viejo anhelo de la Televisión Cubana retomar el evento y justo en abril de 2019 le propusieron a la Empresa producir el concurso, rememorando todas la emisiones anteriores pero con una visión renovada y más contemporánea.

Por su parte, Ortega acotó que con este espacio televisivo se le dará continuidad a los concursos “Adolfo Guzmán”, iniciados en 1978. Los objetivos que se trazó el equipo –integrado además por el co-director Jorge Wilson y la productora Claudia Bueno– fueron privilegiar la canción, el buen gusto, las buenas interpretaciones y realizar un Guzmán de estos tiempos. Para ello se emplearán un total de 16 cámaras, con su consecuente diseño de luces y el trabajo creativo de las demás especialidades.

El show estará en el aire durante diez semanas, hasta el 20 de octubre, coincidiendo con el Día de la Cultura Nacional. Veinticuatro canciones – con arreglos musicales de igual número de compositores– hablan del amor, el desamor y temas sociales. Esas obras serán defendidas durante las primeras cuatro emisiones del concurso.

Un jurado de excelencia, integrado por los Premios Nacionales de la Música Beatriz Márquez y Adalberto Álvarez; Israel Rojas, líder del dúo Buena Fe; el compositor y productor musical Edesio Alejandro y la musicóloga Yianela Pérez, tiene a su cargo la selección de las cinco canciones que llegarán a la gran final del concurso.

Como parte del certámen se harán tres galas: una dedicada a los 500 años de la fundación de la Villa de San Cristóbal de La Habana, otra para rememorar grandes canciones ganadoras del Guzmán que, en muchos casos, serán defendidas por los intérpretes originales y, la última, para rendir tributo al autor de No puedo ser feliz.

La directora musical Carmen Souto advirtió que el equipo de dirección tuvo que repensar varias veces la estructura del programa para que los intérpretes de las canciones mostraran un crecimiento artístico y así el jurado pudiera valorar también otros aspectos relacionados con la puesta en escena.

Los concursantes contarán con el acompañamiento musical de la Banda Gigante, dirigida por el compositor, arreglista, programador y pianista Carlos Gaytán, cuyo padre fue muy amigo de Guzmán.

En cada emisión estarán invitados grandes vocalistas y se recordará la impronta de músicos como Benny Moré, justo cuando se celebra el centenario de su natalicio. Además, la cantante, compositora y actriz Luna Manzanares –quien tiene el reto de conducir el espacio como anfitriona especial de la noche– siempre interpretará una obra del maestro Guzmán, que considera vastísima y hermosísima.

La guionista Lil Romero concibió la estructura dramática de cada emisión como una suerte de castillo de naipes, con una base sólida y lo suficientemente estable para que vaya creciendo y resulte muy atractiva para los televidentes. Por supuesto que no faltarán las coreografías del Ballet Revolution.

En el mes de septiembre el espacio se mantendrá en pantalla los domingos pero saldrá a las 8 y 30 de la noche por la señal Cubavisión.

¿Te Gusta?
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas