Nuevas miradas: Once años de fomento audiovisual para todas las Américas…y Cuba

¿Te Gusta?

Por: Antonio Enrique González Rojas

Durante los últimos once años, la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños (EICTV), acoge una de los eventos y plataformas de desarrollo de proyectos audiovisuales y networking más importantes de América Latina: Nuevas Miradas. Momento este de confluencia para creadores —generalmente relacionados con algunos de los cursos, maestrías, talleres y otras opciones de la Escuela de Todos los Mundos, estudiantes de los últimos años y egresados de todas las promociones— y potenciales patrocinadores para sus más variados y bizarros proyectos, como son los representantes de Ibermedia, Sundance Institute, el TriBeCa Film Institute, La Fabrique y la Quinzene de Cannes, FID LAB (Plataforma de Co-Producción Internacional del FID Marsella), el Festival Internacional de Cine de Guadalajara (FICG), el Festival Internacional de Cine de Santiago de Chile (SANFIC), el Festival de documentales Vision du réel de Nyon (Suiza), y el Raindance Film Festival, de Londres.

Interacción que trasciende lo eventual para devenir integración colaborativa, redundante en el desarrollo y la concreción de cada proyecto reconocido con diferentes becas y oportunidades. Dado que este es un evento pensado desde la producción como imprescindible aliada del pensamiento artístico. Así, todas las propuestas son defendidas por los duetos director(a)-productor(a) en un ejercicio de orgánica fundamentación co-creativa en ambos campos de pensamiento y gestión

Al decir de la mexicana Martha Orozco, Jefa de Cátedra de Producción de la EICTV y directora de Nuevas Miradas, durante esta década + uno, esta “ha sido un espacio de inspiración y sueños, que ha logrado llegar a nuevos horizontes, mostrando una identidad propia en una cinematografía cambiante. Donde cada vez confluyen más cineastas, espacios de industria, festivales, pantallas y fondos con el mismo objetivo.  Hoy ya formamos parte de esta gran constelación. Es por ello que Nuevas Miradas continuará explorando ideas y conectando mudos.

“Este legado parte de experiencias acumuladas y de generaciones que han dejado huella en la EICTV; productores egresados, los que están por egresar y los recién llegados que comienzan a soñar en sus  futuras películas. Ellos son quienes nos motivan a dar lo mejor y seguir adelante en este gran universo cinematográfico”.

“Pareciera que Nuevas Miradas”, apunta la productora ejecutiva cubana María Carla del Río, codirectora de la iniciativa, “se desarrolla en una comuna donde los nuevos talentos confraternizan con los más experimentados profesionales de la industria del cine a nivel internacional. Una semana intensa para fortalecer ideas, películas; con un final que catapulta los proyectos a niveles más avanzados dentro de su etapa de desarrollo. Este es el espíritu de Nuevas Miradas, tensión y relajación, y cine”.

El TriBeCa Film Institute galardonó con fondos a los proyectos de largo metraje Loading…, ficción del realizador cubano Yimit Ramírez y el productor dominicano Gregorio Rodríguez, y Panquiaco, hibridación genérica pensada por la directora Ana Elena Tejera y la productora María Isabel Burnes, ambas panameñas, quienes también ganaron por parte de la EICTV una beca académica para la Maestría de Cine Alternativo gestada por su Cátedra de Humanidades.

Según la sinopsis registrada en el catálogo oficial de Nuevas Miradas, Loading… desarrolla una trama protagonizada por cuatro policías cubanos quienes, a puerta cerrada “investigan un caso. En un televisor, ven los videos grabados con una cámara encontrada en alta mar. La cámara que ha pasado de mano en mano contiene videos de la vida cotidiana de tres ciudadanos cubanos de distintas clases sociales. Antonio, un cubano adinerado, antes de abandonar el país decide venderle su cámara a Yeny, una estudiante de cine que quiere hacer un documental sobre el mundo marginal cubano. Yuma, un carterista, responde al llamado de Yeny, pero se termina convirtiendo en el nuevo dueño de la cámara; graba parte de su vida en Centro Habana y su intento de salida ilegal de la isla. Este es el primer visionaje de la policía durante la investigación del caso. Ante todo este material, la policía juzga y critica duramente”.

En Panquiaco, “Cebaldo de León, un poeta indígena, residente en Portugal, se enfrenta a la ambivalencia de la vida occidental después de treinta años de vivir entre Rusia y Europa. Un día le llega la noticia de que su madre está a punto de morir, al tiempo que recibe dos correspondencias desconocidas. Un cassette con la voz de un chamán que narra el camino entre el océano Pacífico y el Atlántico, que le habla sobre Panquiaco, Indio Cueva que acompañó a Vasco Núñez de Balboa en el descubrimiento del Mar del Sur en 1513. Y la otra correspondencia es una película en 16 milímetros sin autoría, con fotogramas de una selva. Al verlas Cebaldo decide emprender un viaje a su isla en Panamá, e iniciar un viaje onírico por los rituales indígenas del ciclo de vida en busca del Mar del Sur”.

IDFA Academy, sección del Festival de Documentales de Amsterdam (IDFA), premió por su parte al proyecto de documental de ochenta minutos Back Home, defendido por la directora canadiense Nisha Platzer y el productor brasileño Matheus Mello. Es esta una propuesta de alto intimismo donde, acorde la sinopsis, “en busca de curación, Nisha recurre a los amigos más cercanos de su hermano en Vancouver. Esta es una historia sobre escuchar la intuición, desenterrar heridas profundas y el poder de enfrentar el pasado. Mediante el uso íntimo de las entrevistas y la memoria, Back Home teje imágenes poéticas con reflexiones sobre el pasado y el presente de alguien que ya no está. Nisha reencuentra a su hermano a través de sus amigos más cerca-nos. Ellos nos revelan acerca de sí mismos al contar sus historias de Josh, mostrándonos que la curación es posible con la ayuda de una comunidad amorosa”.

Papel carbón, largo de ficción del director Roberto Panarotto y la productora Sabrina Zimmermann, ambos brasileños, obtuvo el Premio Industria del FICG y el Premio Post-Producción de la compañía VFXGuys/Color Front. El relato desarrolla la historia del joven Joaquim, quien “quiere entender lo que le pasa a Dandara. Ella está apática ante la vida y no reacciona ante sus estímulos, como si estuviera muerta, pero no física sino espiritualmente. Ella no es la única, a Nicolás también le pasa en el pasado. Él fue un joven cantante suicida, que no está presente físicamente —pero sí a través de su música—, y la profesora en el futuro, están ambos con los mismos síntomas. Para intentar solucionar esto, una empresa farmacéutica ofrece Virtual Slave, la cura para los problemas de relacionamiento humano”.

VFXGuys… también galardonó al proyecto documental de metraje largo Jorge de los chilenos Nicolás Pavie Cid (director) y Nicolás Valenzuela Durán (productor), que tiene como protagonista a “uno de los creadores más importantes de la historia de la música popular latinoamericana [Jorge González]. Su nombre se instaló en la memoria de Chile como líder de Los Prisioneros, agrupación emblemática de oposición a la dictadura de Pinochet, donde sus canciones adquirieron estatuto de «himnos» por su contingencia y sinceridad. Ha sido amado y criticado por su discurso que, por sobre todas las cosas, incomoda al poder. En el año 2015, y en medio de un show, Jorge sufre un accidente cerebral que casi termina con su vida, dejándolo con secuelas hasta el día de hoy. Para reencontrarse con su voz y su cuerpo, vuelve al barrio que lo vio nacer, donde acompañado de su padre, lucha por volver a cantar”. Este proyecto igualmente obtuvo por parte de la EICTV asesorías en temas de edición, por parte de su cátedra especializada.

Este mismo premio lo comparte con el otro proyecto documental Bombacha, de la directora Belén Asad y la productora Florencia de Mugica, quienes buscan articular “una observación íntima de la vida de Edu Beber, un joven buscavidas gay, que se las ingenia para vivir en Buenos Aires como Edu y como su alter ego mujer, Morgan Mason.

Edu es muchas cosas a la vez. Es hombre y es mujer. Es gay, pero a pesar de su androginia no le interesa reasignar su sexo. Él es bello y es consciente de ello; perturba y fascina a la vez; anda en limusina y en colectivo; vive en una «mansión» y al mismo tiempo es un poco vagabundo. Su vida es glamour y a la vez, suciedad”.

El SANFIC benefició con su premio el documental Saigón, del director español Brandán Cerviño y la productora cubana Lila Falcón, y el largo fictivo La jauría, de los colombianos Andrés Ramírez Pulido (director) y Johana Agudelo Susa (productora).

Saigón va de un personaje homónimo que “salió no hace mucho de la cárcel pero aún no concluye su condena. Vive bajo libertad condicional entre las montañas, en un pueblo de la Sierra Maestra. Ahora intenta encontrar su fe. Reza todos los días, antes de dormir y al levantarse. Acude a un culto religioso los sábados y mantiene una relación confesional con la pastora. Rituales que lo ayudan a sobrellevar sentimientos encontrados del pasado. El entorno rural en el que Saigón se desenvuelve, poco a poco, se ha convertido en un lugar hostil y perturbador. Su rutina cada vez lo encierra más y el único contacto que mantiene con el resto de la comunidad es su ruta para limpiar zapatos los domingos. Desde sus años entre rejas, Saigón tiene problemas para dormir. En las noches no solo se enfrenta a su insomnio, sino a la soledad y a sus fantasmas del pasado”, según reza la sinopsis proporcionada por el catálogo oficial de Nuevas Miradas.

La sinopsis de La jauría, por su parte, refiere que “el deseo enceguecido de asesinar a su padre llevó a Eliú, un adolescente campesino, a matar a otro hombre por error. Ahora recorre meditabundo la exuberante vegetación que crece entre las ruinas de una ostentosa hacienda abandonada. Él y otros adolescentes lo habilitan como nueva sede del centro de reclusión del cual forman parte. Bajo la guía hostil de quienes lo custodian, Eliú pasa sus días inmerso en la densa vegetación; lo único que lo ayuda a sobrellevar la monotonía son las visitas de su madre, pero ella ha dejado de ir, un agudo cáncer la aqueja. Sin que nadie lo percate, Eliú captura un ave de rapiña. Tiene la certeza de que la sangre de este animal puede curar a su progenitora. Al sospechar que su madre se encuentra en peligro, Eliú intentará escapar del centro de reclusión y poner fin al odio que carcome su alma”.

El premio Opera Prima EICTV favoreció a otra ficción de largo metraje: Todas las horas del día del director Enrique Medrano y el productor Servio Tulio Mateo, —ambos de Honduras— con el aporte de servicios y equipamiento técnico para la consolidación del  financiamiento, como el equipo de sonido directo para el rodaje patrocinado por Galaz Estudio; cuatro semanas de servicio de cámara, patrocinado por Red Digital Cinema; una sala de mezcla a su servicio y corrección de color, con el patrocinio de la EICTV.

Todas las horas… enuncia en el catálogo del evento como sinopsis argumental:  “En la madrugada del día de Navidad, Elisa recibe la noticia de que su hijo Saúl, a quien no ve desde hace más de una década, ha sido asesinado. En la morgue, descubre que este se había convertido en un marero y que no vivía en los EE.UU. como ella creía, sino que había sido deportado a Tegucigalpa cinco años atrás. Ese mismo día, y por su propio pie, Elisa busca desesperadamente al asesino de Saúl a través las laberínticas calles de Tegucigalpa, lo cual la llevará inevitablemente a enfrentarse con el pasado de este y con el suyo propio”.

El premio de los servicios de transfer y digitalización fueron proporcionados al documental Los casetes de  Mr. Cuba, de la directora cubana Orisel Castro López y el productor alemán York Neudel, cuyo protagonista “Jorge, tres veces «Mr. Cuba», se fue en una balsa con su esposa embarazada y cinco amigos fisicoculturistas en 1994. En unos casetes de audio, quedaron grabados el viaje y los relatos de la vida en la Base Naval de Guantánamo. Luego, en cintas VHS, quedaron las impresiones de la llegada al «sueño americano»”. Primo de la propia realizadora “permaneció en EE.UU. los últimos veinte años. Yo era una niña cuando se fue y esta película nace del recuerdo de ver a mi tía pegada a la grabadora y a la pantalla cuando recibía aquellos casetes”.

El resto de las becas otorgadas por la EICTV, que garantiza en cada caso la matrícula de formación, el hospedaje y la alimentación para cursar las respectivas maestrías, talleres, cursos y asesorías, fueron concedidas al híbrido genérico Cuerpo a cuerpo, de las uruguayas Florencia Colman (directora) y Camila de los Santos (productora), y a la ficción Viaje al oeste, dirigida por la cubana Lisandra López Fabé y producida por la colombiana Ana María Pulido; por parte de la Cátedra de Dirección de Ficción.

La Cátedra de Documental distinguió a Caminar con Lola, de los cubanos Ariagna Fajardo (directora) y Julio Vega Garcés (productor). Y junto a la de Fotografía, benefició igualmente a El dolor de las cigarras, planteado como una hibridación genérica del director Carlos Andrés Castro Macea y el productor Emmanuel Angulo Orozco, ambos de Colombia.

La beca de Producción Documental recayó en Salam, de la directora Agustina Willat y su paisana productora Enrique Buchichio. Y el largo de ficción argentino La escondida, ganó cupos en el Diplomado de Distribución Cinematográfica para su director Mariano Swi y el productor Nicolas Cobasky.

 

 


¿Te Gusta?

Deja un comentario

Ir a la barra de herramientas