El oficio de componer música para televisión

¿Te Gusta?

Por: Maya Quiroga

Mayito Romeu es un inquieto creador que pertenece a una gran estirpe musical. El hijo del extraordinario pianista cubano Mario Romeu y el primo de la directora de orquesta Zenaida Romeu, es un hombre muy vinculado al Instituto Cubano de Radio y Televisión.
Su primer acercamiento a la composición musical para los medios audiovisuales se produjo en un espacio infantil de la emisora Radio Rebelde. Luego de su paso por Radio Taíno –emisora de la cual es fundador– y por Radio Arte, donde compuso melodías para varios dramatizados, llegó finalmente a la televisión.
Al cabo del tiempo, el pianista y guitarrista recibió la propuesta de escribir la música para un nuevo espacio infantil. Era la serie Había una vez, donde se realizaban versiones de autores clásicos para la pequeña pantalla.
“Fue un programa muy moderno para la época, porque era la primera vez que la televisión cubana hacía escenografías sugeridas. El espacio contaba con un elenco de actores espectaculares. Cada emisión de Había una vez era un cuento diferente, con una música incidental y canciones distintas. El único elemento de continuidad era la narradora, con su tema característico”, rememora el compositor.
En 1999, tuvo el privilegio de formar parte del equipo de realización de La sombrilla amarilla, un programa televisivo que pertenece al patrimonio inmaterial de la nación y ha perdurado en la memoria afectiva de varias generaciones de cubanos. La serie tuvo dos temporadas más: una en 2001 y la otra, en 2003. En total fueron 96 capítulos de 27 minutos.
Muchos fueron los lauros alcanzados por la serie. En el primer Festival de la Televisión, La sombrilla amarilla obtuvo los premios al mejor programa infantil, multicámara, banda sonora y efectos visuales. Mientras tanto, en el evento Caracol de la UNEAC, de 1999, se alzó con premios al mejor seriado dramatizado, dirección, banda sonora, dirección de arte, maquillaje, escenografía y mención de edición.
Mayito recuerda con gratitud esa obra escrita por Ivette Vian y dirigida por Mariela López, ejemplo de la televisión a la que tenemos que aspirar y todavía podemos alcanzar:
“Para mí ha sido el espacio infantil más popular de la televisión cubana. Aunque han pasado muchos años sigue teniendo tremenda vigencia. Para La sombrilla amarilla escribí el tema de presentación, las canciones de las distintas secciones, la música incidental y la que fondea las poesías. La segunda edición del programa tuvo más canciones y ya en la tercera, Mariela López sugiere que la música ocupe un papel protagónico.

Marcolina, personaje interpretado por la actriz Norma Reina Morales en La Sombrilla Amarilla

“De esa serie, la empresa CITMATEL ha realizado audiovisuales en DVD que cuentan con tres capítulos y se comercializan en las tiendas de ARTEX y en la Feria del Libro. Han tenido una aceptación tremenda”.
Tiempo después, Mayito fue a trabajar en La Paz, Bolivia. Ese país del Cono Sur lo atrapó por sus sonoridades tan especiales. Allí creó una cátedra infantil para la enseñanza de la guitarra.
“Comencé a trabajar en el Canal Estatal –que en ese momento se llamaba Televisión Boliviana–, ahora Bolivia TV. Estaban haciendo la nueva imagen de la televisora y les propuse crear un programa infantil similar a La sombrilla amarilla. Tuve la suerte de encontrarme con una directora joven que la había visto y le gustó mi idea.
“En 2010 comienza, en la Televisión Boliviana, el espacio El Jardín de Sol y Luna, una serie de 18 capítulos, que se insertaba dentro de la actualidad boliviana. Para ese programa hago toda la banda sonora. Las canciones del espacio se utilizaban para enseñarles a los niños las lenguas nativas: el guaraní, el quechua y el aimara. Por supuesto, los temas que compuse estaban influenciados por la cultura andina”.
A finales de ese año, Mayito regresa a La Habana y se vincula al Grupo de Programas para Niños y Jóvenes de la Televisión Cubana que en ese entonces se encargaba de producir unos animados en homenaje a José Martí. Más cercano en el tiempo, compone el tema de presentación del programa Ya amaneció, que dirigió Víctor Torres.
Acerca de las características que debe poseer la banda sonora de un programa televisivo, Mayito ofrece su visión particular: “Para ser un buen compositor, lo más importante es tener buen gusto. A mí me fascina componer música. Puedo pasarme toda la noche en mi estudio de grabación y amanecer allí trabajando. De alguna manera, ya cuento con un oficio para la televisión”.
En la última emisión del programa juvenil Zona Jam, Mayito Romeu, acompañado por jóvenes roqueros, estrenó el tema musical Rock Session. Consciente de lo importante que resulta promover y ayudar al talento novel, el guitarrista decidió premiar los temas interpretados en el espacio por dos jóvenes concursantes con la grabación profesional de los mismos, en su estudio.
Mayito tiene el sueño de ver en pantalla un nuevo programa que sería una suerte de secuela de La sombrilla amarilla: “Le presenté la propuesta a RTV Comercial de hacer un espacio infantil mucho más moderno y que esté dedicado a los jóvenes. La protagonista es una muchacha de la secundaria o el preuniversitario. Tiene muchos amigos, canta y baila con la música del programa. También estará presente el humor. La idea es invitar a músicos, deportistas, científicos y personalidades de la cultura. Espero que en algún momento arranque ese proyecto. No puedo decir el título todavía”, concluye el compositor.


¿Te Gusta?

Deja un comentario

Ir a la barra de herramientas