RTV Comercial: un soplo de aire fresco para el audiovisual cubano

Asegura Manolito Ortega, reconocido director de televisión y realizador de videos clip

Por: Maya Quiroga

Manolito Ortega es uno de los más talentosos realizadores de video clip en Cuba. Este santiaguero, nacido el 4 de noviembre de 1984, se introdujo en el mundo de los medios audiovisuales cuando apenas contaba con 13 años y comenzó a asistir a un Círculo de Interés de Cámara en el Telecentro de Tele Turquino.

Egresó de la Facultad de Arte de los Medios de Comunicación Audiovisual en la especialidad Dirección de Fotografía, en 2008. Antes de graduarse en la Universidad de las Artes, Manolito fue Director de Programación de Cubavisión Internacional. A partir del 2008, comienza a dirigir varios programas en el Canal Habana.  En su hoja de vida se pueden encontrar espacios estelares como: El Triángulo de la Confianza, especiales de fin de año y del verano, El Marcapaso, Primera Clase y Latinos. Pero, sin dudas, la realización de videos clip y de espectáculos musicales ha ocupado gran parte de su carrera.

En 2013 pasó un curso de posgrado en la Universidad Católica de Murcia. Por si fuera poco, Manolito tiene como aval varios Premios Lucas, Premios Nacionales de Televisión y Premios en Festivales de Telecentros. Además, es miembro de la Academia Latina de la Grabación y del Latín Grammy por la realización de videos clip.

Por esos derroteros llegó a dirigir la segunda temporada de Sonando en Cuba y, posteriormente, la primera edición de Bailando en Cuba. Acerca de sus experiencias de trabajo con la empresa RTV Comercial, conversamos hoy con Manolito Ortega.

¿Cuál sería para ti un programa ideal de participación dirigido al público cubano?

–Yo creo que enmarcarlo a nivel global o a nivel general realmente sería difícil en el sentido de que los públicos son muy diversos. Aunque todos seamos cubanos no tenemos las mismas necesidades. Entonces, los intereses pueden variar, incluso, en función del horario en que se vaya a transmitir un espacio. Sería mejor enmarcarlos a nivel de públicos y en función de ellos pensar el programa.

“Lo que si resulta interesante es que haya variedad en los programas de participación para que las personas se puedan sentir identificadas con uno o con otro espacio. Puede haber espacios para personas con un nivel cultural mucho más elevado y otros, para personas con diferentes necesidades.

Sonando en Cuba y Bailando en Cuba tienen diferentes públicos. Son dos programas de participación con códigos similares y que se transmiten en un mismo horario pero el nivel de preferencias de los públicos es diferente”.

Específicamente, un programa de participación cubano, ¿cómo lo pudieras diferenciar de uno que se hace en otra latitud?

–Solamente por hacerse en Cuba ya es cubano porque tiene nuestra manera de decir, de caminar y de ver las cosas. Eso nos marca. Estoy en contra de los que dicen: ‘es un programa que no tiene que ver con Cuba o se parece a otras cosas que se hacen fuera de Cuba’.

“Hoy existen muchas cosas que le hacen la competencia a la televisión cubana: el paquete de la semana, las películas que se copian de una memorias flash a otra, lo que transmiten canales extranjeros.

“Realmente, si queremos insertarnos en un mundo tan competitivo tenemos que parecernos a lo que se hace en otros lugares pero encontrando nuestra fórmula para que recuerde a nuestra gente, a lo que somos y que lo haga un producto auténticamente cubano”.

¿Qué características tiene un programa hecho con RTV Comercial desde el punto de vista de la producción?

–RTV Comercial ha sido un soplo de aire fresco para el audiovisual cubano. Realmente la televisión cubana se encontraba muy estancada y las personas pensaban que era por falta de recursos, por falta de talento, porque en Cuba no había quién pudiera hacer este tipo de programas. Si hay talento y recursos, pero el sistema de producción de la televisión cubana no va con los tiempos que corren.

“RTV lo que viene es a defender otro modelo de televisión para lograr productos de mayor calidad no solo programas de participación sino también series y películas que han sido muy exitosas.

“La Empresa ha demostrado con este sistema de producción que se puede hacer otra televisión, otro producto audiovisual que lleva la cultura cubana a un estándar alto y se puede sentar a la familia –como hace tanto tiempo no sucedía– a ver junta un programa de televisión los domingos a las 8 y 30 de la noche”.

¿Cómo se pueden alcanzar altos niveles de artisticidad en un programa de participación?

–Los programas tienen que estar bien concebidos. Antes de llegar a producir un programa cero hay que pensar muy bien qué es lo que se quiere, cuál es el objetivo y a partir de ahí concebir la puesta en escena para que sea un producto de alto nivel artístico desde la manera de vestir, desde lo que están diciendo los presentadores, la selección musical, la selección del baile. En fin, hay muchos elementos que entran a conformar un producto audiovisual.

“Creo que una de las cosas que ha sucedido en los productos que hemos podido hacer es que se ve la implicación de las diferentes especialidades en función de un resultado único en pantalla. Por eso se puede hablar de resultados estéticos y artísticos altos en cada uno de esos programas que ha hecho RTV Comercial”.

¿Cuál debe ser el papel del equipo de dirección, la preparación que debe tener?

–La preparación del equipo de dirección es muy importante. Es el que marca el camino, el que marca la guía, es el que decide por dónde va el drama. La televisión es un proceso, un arte colectivo. Se debe tener muy clara la idea, la función, el público, el objetivo del programa y a dónde se quiere llegar.

“Para eso existen las diferentes especialidades pero hay un camino que traza el director y a partir de ese camino, todas las especialidades, desde sus saberes, y desde sus maneras de hacer y de decir, empiezan a tributar con un mayor nivel artístico”.

¿En qué nuevo proyecto estás inmerso ahora mismo?

–Estamos ahora enfocados en organizar ¿Quién vive? Son cuatro galas que se van a hacer en saludo al aniversario 95 de la Federación Estudiantil Universitaria y saldrán al aire en el mes de diciembre. Estamos preparando la segunda temporada de Bailando en Cuba, los castings se harán el 23, 24 y 25 de octubre y saldrá al aire en enero de 2018. Además vamos a preparar el programa de fin de año de la Televisión para Cubavisión.

 

Deja un comentario

Ir a la barra de herramientas