Radio cubana: ente vivo y patrimonio cultural de la nación

Por: Bruno Suárez Romero

La radio cubana arriba a 95 años en este 2017. Por décadas se asumió como fecha fundacional el 10 de octubre de 1922, cuando el presidente de la República,  Alfredo Zayas Alfonso inaugurara la PWX, emisora de Cuban Telephon Company.

Esa inauguración marcada por la presencia norteamérica en Cuba, se sucedió con un discurso en inglés, dictado por el propio Zayas, quien después traduciría para sus coterráneos en el idioma Cervantes.

La alocución  pudo escucharse en los Estados Unidos por lo que es considera la primera emisión radial de “Control Remoto” en Cuba, término utilizado en el medio para designar las transmisiones desde lugares distantes y hacia ellos.

Este programa inaugural contó con la presencia de músicos y otros artistas de la época, auténticos representantes de la cultura nacional, pero el discurso en inglés, a criterio de historiadores e investigadores,  menoscabó un tanto la autoestima del gremio de radialistas, que estuvo dolido por años debido este hecho.

De forma dignificadora la investigación y la búsqueda históricas lograron reivindicar la fundación de la radio en Cuba, al encontrar fuentes vivas y archivos de la época que evidenciaban que la primera transmisión de una programación organizada de radio en el país, se había producido en el propio año 1922, pero dos meses antes, el día 22 de agosto.

Fue el veterano del Ejercito Libertador  y músico Luis Casas Romero, quien con una planta de radioaficionados lanzó al aire aquella señal desde su residencia en la calle Ánimas entre San Nicolás y Manríquez. Lo asistieron en el hecho sus hijos Luis y Zoila Casas Rodríguez.

El hijo varón de Casas Romero se desarrolló como técnico de transmisiones radiales mientras que a Zoila se le considera, según el investigador Oscar Luis López, la primera locutora latinoamericana. Así lo plantea en su libro “La Radio en Cuba”.

En dicho texto está publicado el guion de aquella primera transmisión que incluyó el tradicional cañonazo de las nueve y un parte del Observatorio Nacional, leído por el propio Casas Romero.

Antecedentes de ese hecho están dados en el importante movimiento de radioaficionados que existió en el país durante las primeras décadas del siglo XX, donde destacan nombres como el del asturiano Manuel Álvarez (Manolín) quien desde la localidad central de Caibarién, asumió el ejercicio de esa afición, con carácter sistemático.

La fundación de la Radio en Cuba quedó instituida, definitivamente, el 22 de agosto de 1922 y la figura de Luis Casas Romero signada como pionero del medio en el país. Este hombre de la cultura,  autor de piezas antológicas como la criolla “Carmela”, “Si llego a  besarte” y “El Mambí”, marcó la pauta para lo que los investigadores dieron en llamar etapa artesanal de la radio en Cuba.

El legado de Casas Romero repercutió en los estilos de realización y en la proyección tradicional del medio en nuestro país.

La radio es hoy un ente vivo al que se le demanda inmediatez y es, sin lugar a dudas, un patrimonio cultural donde se archiva parte importante de la memoria de la nación.

 

 

 

Deja un comentario

Ir a la barra de herramientas