Omara es identidad, es Cuba

Por Indira Ramírez Elejalde

A propósito del primer largometraje documental del joven realizador Lester Hamlet, dedicado a la figura de Omara Portuondo, la diva del Buena Vista Social Club.

Omara: Cuba es el título del primer largometraje documental del joven realizador Lester Hamlet (1971- ).[1] A través de noventa minutos el espectador tiene la posibilidad de acercarse no solo a la diva del Buena Vista Social Club, sino a la vida de una de las artistas más emblemáticas de la cultura cubana.

Según declaraciones del propio realizador: “tener la posibilidad de contar desde Cuba la historia de Omara fue una bendición, un signo de luz por el que siempre agradeceré al sello discográfico Colibrí”. Este material forma parte de un proyecto que desarrolla el sello, perteneciente al Instituto Cubano de la Música (ICM), con el objetivo de reflejar desde el audiovisual la vida y obra de destacados músicos cubanos.

Con una sensibilidad merecedora de elogios, Lester Hamlet concibe un producto de la más alta calidad. Logra narrar musicalmente los momentos más importantes de la vida de Omara como persona y como músico.

La estructuración cronológica que presenta el documental permite percibir el desarrollo espiritual y profesional que ha caracterizado la vida de esta talentosa cubana.

Entrevistas a importantes personalidades dialogan con el testimonio de la cantante homenajeada. Luis Carbonell, Eusebio Leal, Amaury Pérez, Chucho Valdés, Rosa Fornés y Fernando Pérez son algunos de los rostros presentes que ponderaron en alto grado la vasta carrera artística de Omara Portuondo.

La excelente investigación periodística que entrañó este documental permite ofrecer datos precisos y acontecimientos pocos divulgados sobre la carrera de esta diva cubana. “Ver cómo Omara nunca ha dejado de ser quien siempre ha sido”, según declaraciones del también realizador de Casa vieja, constituye la premisa que permite acercar al espectador a cada una de las etapas de esta mujer. Su destacada presencia en el cuarteto Las de Aida, su incursión en el mundo del séptimo arte y su facilidad para el baile fueron reflejadas mediante imágenes y palabras.

La poderosa voz de Omara es escuchada durante todo el tiempo que dura el documental. La majestuosidad con que ha interpretado los temas que ha hecho suyos ha contribuido a la inmortalización de muchísimas canciones. Quizá, entre risas y aplausos, uno de los momentos más emotivos es el escucharla interpretar disímiles canciones que a través de la pantalla consiguen tocar la sensibilidad de cada espectador.

Omara es descrita y plasmada con admiración en la gran pantalla. Enhorabuena aparece este largometraje documental dirigido por Lester Hamlet para ofrecer la visión que debe tenerse de Omara: porque ella es identidad, ella es Cuba.

Destacado realizador cubano que, graduado en 1991 de la Escuela de Instructores de Arte, se especializó en Dirección Teatral. Es miembro de la UNEAC, del Movimiento Nacional de Video de Cuba y de la Asociación Cubana de Propagandistas y Publicitarios. Entre sus filmes más reconocidos y premiados se encuentran Casa vieja y Fábula. Resulta necesario destacar además la intensa y fructífera labor directiva que realiza anualmente durante el Festival Internacional de Cine Pobre.

Deja un comentario

Ir a la barra de herramientas