Homenaje al actor Franco Nero

(XX Semana de la Cultura Italiana en Cuba)

Por: Rafael Lam

El actor Franco Nero recibió ayer martes 28, en la Sala Villena de la UNEAC, el Premio Internacional Tomás Gutiérrez Alea, máximo galardón de la Asociación  de Cine,

El galardón le fue otorgado por el Presidente de la UNEAC Miguel Barnet, en el marco de la XX Semana de la Cultura Italiana en Cuba. En el agasajo, le obsequiaron al actor italiano sendas obras de los pintores Choco y José Omar Torres.

Franco Nero declaró sentirse muy honrado por el premio: “esto lo recibo como un aperitivo, porque pienso durar muchos años más, los proyectos me contagian el entusiasmo juvenil. Mientras haya entusiasmo seguiré, cuando se acabe el entusiasmo, terminaré”.

El versátil actor posee una larga e intensa trayectoria en el cine, cuenta con  un hijo llamado Carlo Nero, director y guionista, fruto de su relación con Vanessa Redgrave en 1969. Mientras en 1987, tuvo un romance con la afrocolombiana Mauricia Mena con quien tuvo a su hijo Franquito.

El actor italiano visitó  Cuba por primera vez en 1980, según su testimonio quedó fascinado con la isla, compró tabacos habanos y se prometió volver algún día: “y aquí estoy 37 años después”.

Actualmente Franco tiene 76 años y ha filmado más de 200 películas. Según sus propias palabras el cine es una gran ciudad donde viven diversas razas y colores, con casas y sueños: “por eso el cine hace soñar, es una manera de liberación. El cine me ha llevado a recorrer el mundo a través de más de cien países, me permite cenar con presidentes, príncipes y gente humildes. Prefiero los humildes porque son más sabios”.

En sus inicios Nero recibió un consejo de Laurence Oliver. El actor inglés le preguntó si quería ser una estrella comercial de éxito o un verdadero actor. Le dijo que si quería ser un actor auténtico, la fórmula era el riesgo y podría recoger los frutos. Franco siguió su consejo y confiesa que le fue de mucha ayuda.

En la noche del martes, a las 8 de la noche, en el Multicine Infanta, Nero se presentó en la puesta de su película El día de la violencia (1968), (II Giorno della civetta), con la actriz Claudia Cardinale, dedicada al tema de la mafia siciliana, según la novela de Leonardo Sciascia. El filme se alzó con cuatro premios David di Donatello, entre ellos uno para Nero.

La película es una crítica a la mafia siciliana, dominante de las altas esferas del gobierno. Nero dijo que ese filme constituye un material de estudio para la guardia en Italia. Filmada en 1968, Nero tenía solamente 27 años y su destaque llamó la atención de la crítica de cine italiana.

Claudia Cardinale en esta película contaba con 30 años, en el despegue de su éxito internacional.

En la presentación de la película, Luciano Castillo, presidente de la Cinemateca de Cuba, pronunció las palabras de bienvenida y a nombre de la Escuela Internacional de  Cine de San Antonio de los Baños le ofrecieron una obra artística.

Este miércoles 29, Nero impartirá una Clase Magistral en el Centro Fresa y Chocolate.

El actor italiano prometió regresar en enero del 2018 con el interés de rodar una película en   Cuba.

 

 

 

Deja un comentario

Ir a la barra de herramientas