La Habana, paraíso para las producciones de películas mexicanas

¿Te Gusta?

Por: Rafael Lam

La Edad de Oro de las películas mexicanas, tiene mucho que ver con La Habana, una ciudad fascinante, llena de historia, de mitos y leyendas. De esos primeros realizadores de cine hay que recordar a Juan Orol, en la década de 1930. En Cuba este realizador, encontraba mejores costos de producción, técnicos muy experimentados y por supuesto, músicos de mucha popularidad continental.

Como grandes protagonistas estuvieron muchas de las rumberas cubanas que triunfaban en México y la vedette (actriz y cantante) Rosita Fornés, una soberana estrella.

Juan Orol trabajó con bailarinas como María Antonieta Pons, actriz cubana y fiel exponente del llamado “Cine de Rumberas” en los años 40 y 50 junto con Ninón Sevilla, Meche Barba, Rosa Carmina y Amalia Aguilar. En estas películas Orol incluyó a figuras muy atractivas como Pedro Infante, Pedro Armendáriz y Tin-Tan.

En los filmes las canciones se introducían de manera sorpresiva, en La Habana utilizaban mucho al teatro Fausto que se encuentra en el corazón de la ciudad, entre la vieja y moderna capital de entonces.

Muchas de esas películas atestiguan en la actualidad la grandeza de los artistas que brillaban en esa época, además de exponer una ciudad rutilante que comenzaba a construirse. Una ciudad que no estaba golpeada, a consecuencia del bloqueo que después tuvo que sufrir el país, a partir de la década de 1960.

A su vez, podemos encontrarnos con instalaciones turísticas que ya no existen y que para su futura reconstrucción pueden servir de muestra; tomando en cuenta que La Habana comienza a rescatar un turismo masivo y a su vez va alcanzando la fama que merece una capital Patrimonio de la Humanidad, con ritmos musicales también reconocidos como Patrimonio Inmaterial de la Cultura.

De manera que hoy día esos audiovisuales son material de estudio también para los investigadores de la música, pues en ellos se pueden encontrar músicos de la talla de Rosita Fornés, Benny Moré y Pérez Prado.


¿Te Gusta?

Deja un comentario

Ir a la barra de herramientas