Los múltiples rostros televisivos de Rey Cabrera

¿Te Gusta?

Por: Maya Quiroga

Foto: Jorge Cervantes

Al joven actor Rey Cabrera lo atrapan los buenos personajes y las historias con un conflicto fuerte, bien definido. Ha tenido la dicha de laborar bajo la guía del Premio Nacional de Teatro, Carlos  Díaz, en el grupo Teatro El Público, pero su rostro es también muy familiar en la televisión cubana.

Recientemente lo pudimos disfrutar en el rol de José, uno de los protagonistas del telefilme Crimen perfecto, escrito por Virgen Tabares y dirigido por Marlon Brito, que tuvo su estreno en Cubavisión, el pasado 31 de julio. Allí le dio vida al esposo de Elena, interpretada por Lesvy Samper, una novel actriz a la que califica de talentosa y carismática.

“José es hombre frío, un poco déspota y que no es cariñoso con su pareja. Cuando me monté en la cuerda del personaje salieron a flote todas las emociones. Este corto es sencillo, a nivel psicológico pero para mí significó un cambio físico. El personaje tiene matices muy buenos para un actor: impotencia, sarcasmo, ironía, odio. Disfruté mucho poder interpretarlo”, confiesa el protagonista.

En exclusiva para CUBANOW, el actor accedió a compartir algunos detalles acerca de sus venideros proyectos para la pantalla chica.

Próximamente lo podremos ver en el serial Con Ciencia, bajo la dirección del experimentado realizador Rudy Mora. Se trata de una serie con temática científica donde intervienen  médicos, técnicos de laboratorio e investigadores:

“Rudy me dio la oportunidad de hacer un papel muy interesante, en un solo capítulo, junto con Carlos Gonzalvo (conocido por Mentepollo). Ambos estamos enfermos de cáncer pero él se encuentra en estado terminal.

“Mi personaje es muy intenso porque quiere seguir viviendo a pesar de su gravedad. Hay un contraste entre ambos caracteres: Carlos está muy deprimido porque sabe que va a fallecer pronto y yo le doy ánimos diciéndole que se levante y tenga esperanzas. Lo mío no es un optimismo falso porque estoy seguro de que todo va a ir bien.

“Aunque me costó un poco de trabajo hacer este personaje, Rudy me ayudó en todo lo que pudo. Es una persona muy inteligente, muy receptiva, sabe cómo sacar lo mejor de los actores y creo que muchos otros directores no tienen esa cualidad”.

Uno de estos domingos por la noche, Rey aparecerá en un capítulo de la serie policiaca Tras la huella, que dirigió Loisis Inclán. Anteriormente, había trabajado con ella en los capítulos titulados Líquido y Guardabosques. Ahora la directora lo convocó a interpretar un personaje muy pequeño, pero con varios matices.

“Es un hombre sencillo del barrio que se dedica a arreglar teléfonos móviles y varias personas acuden a él en busca de información. Lo hice con mucho gusto porque Loisis me llamó nuevamente y se lo agradezco”.

Mientras tanto, en la Casa Productora de Telenovelas se gesta la pre-producción de la serie Promesas, de doce capítulos monotemáticos, que guardan entre si algún tipo de relación. La directora general es Mirta González pero cada capítulo  tiene su propio director. Sobre su participación en esa serie adelanta Rey:

“A mí me tocó trabajar con Jorge Campanería, co-director con Mirta de la película camagüeyana La hoja de la caleta, que también se estrenó este verano en la televisión. En Promesas, Campanería confió en mi para encarnar a un abogado, un personaje muy bueno.

“Soy el esposo de Marlen, interpretado por Maykel Amelia Reyes, una excelente actriz quien encarna a uno de los personajes más ricos de esa historia, una mujer que padece de ludopatía. El capítulo en que trabajo tiene el nombre de la protagonista Marlen. Esta serie me tiene muy entusiasmado”.

Otra sorpresa será encontrarlo en el largometraje cubano de ficción El Mayor, inspirado en la vida de Ignacio Agramonte, filme que dirigió el cineasta Rigoberto López.

“Tuve la suerte de ir, una vez más, a Camagüey. Hice el personaje de un oficial español que en una fiesta humilla a una criolla. Agramonte se ofende, discute con él y como no me disculpo con la dama, lo reta a duelo. Se basa en un hecho real y es el único duelo de esgrima en toda la película donde hay muchas escenas de combate.

“El personaje requirió de esfuerzo, preparación y de mucho entrenamiento en la esgrima, tanto por parte de Daniel Romero –Agramonte– como de mí. La pasamos muy bien y realmente estoy muy contento con lo que pudimos hacer”, concluye el actor.


¿Te Gusta?

Deja un comentario

Ir a la barra de herramientas