Una radio de verano

¿Te Gusta?

Por: Bruno Suárez Romero

El verano se expresa en una tradición de alegría y esparcimiento. Por esa razón se ha establecido a nivel social, la organización de actividades festivas y otros eventos, que se conforman como signos de la etapa estival.

Los medios de comunicación acompañan de manera directa la práctica de suavizar contenidos y hacer fluir, a través de ellos, un aire vacacional. Eso se proyecta enfáticamente en la programación televisiva, la cual es divulgada con enfoque de verano, cada año, en los meses de julio y agosto.

Por lo general, la radio no publicita sus proyecciones veraniegas, pero haciendo justicia al medio, debemos decir que hay toda una historia a nivel nacional e internacional, que le da protagonismo dentro del recurrente solsticio.

Las populares canciones de verano, españolas, de las décadas del 60 y 70 del siglo XX, tuvieron en la radio su principal tribuna difusora.

Se recuerdan agrupaciones especializadas en ese tipo de hits como: Los Diablos, con El rayo de sol y Acalorado, Los Fórmula V, con Eva María y La playa, el mar, el sol, el cielo y tú, y Los Payos con María Isabel. Todas con el pedigrí de haber alcanzado los primeros lugares en las listas de éxitos de las emisoras ibéricas y latinoamericanas.

Estas piezas movilizaban sus textos con los atributos propios del verano, contextualizados, por lo general, en la playa y otros entornos vacacionales.

Por esto no es casual que el programa Nocturno, de Radio Progreso, especial difusor de este tipo de música, saliera al aire el 6 de agosto de 1966, en el corazón de un ardiente verano.

Similar nacimiento tuvo el espacio Súper Joven, de Radio Rebelde en la década del 80. El guionista y director Luís Ríos Vega combinaba en el aire los contenidos musicales del popular Europarada y otros Top del viejo continente, con lo mejor de la producción cubana de la época.

Los dialogo entre los conductores de estos programas, primero logrado por la magia de la edición y luego de manera real por las conexiones creadas con el trabajo, nos permitió escuchar a los españoles Pepe Cañavera y Alfonso Montealegre, ambos emblemáticos de este tipo de espacios, junto a nuestro inolvidable Franco Carbón.

Las emisoras de radio del país procuran proyectarse, durante el verano, en una diversidad de géneros, formatos y estilos artísticos, ofreciendo, desde su perfil, propuestas que puedan resultar del agrado del público.

Para solo citar dos ejemplos dentro de nuestro amplio abanico radial en la etapa estival de 2018, Radio Progreso propone emisiones antológicas de Alegrías de Sobremesa y la producción de Radio cine, un espacio que recrea lo mejor de la cinematografía internacional.

Radio Rebelde con su programación fundamentalmente en vivo, brindará a su público la transmisión de eventos deportivos como el Mundial de futbol Rusia 2018 y los Juegos Centro Americanos, así como emisiones radiotelevisadas dentro su página web, de lo mejor de su programación durante estos meses.


¿Te Gusta?

Deja un comentario

Ir a la barra de herramientas