Roly Peña vuelve a la Historia

Por: Valia Valdés

Foto: Tomada de Vanguardia.cu

Cuando era niño a Roly Peña no le gustaba la historia; fue a partir de los cuentos de su abuelo y su padre que comenzó a interesarse en este tema hasta comprender que el quid estaba en cómo se contaba y cuáles recursos comunicativos podían ser válidos para interesar a la audiencia.

Egresado de la Escuela Nacional de Instructores de Arte, Roly tuvo la oportunidad de actuar en producciones tales como: la teleserie “José Martí, un hombre interminable” y la telenovela “El Eco de las Piedras”. Como director, egresado de la Facultad de Medios Audiovisuales del Instituto Superior de Arte, además de trabajar otros géneros televisivos, se propuso convencer de que la temática histórica podía ser expresada audiovisualmente de otra manera que resultara atractiva para el público joven.

El primer proyecto en ese sentido lo asumió junto a Eduardo Vázquez y en colaboración con la Sociedad Cultural José Martí en la realización del documental “Dos Ríos, el enigma”, al indagar sobre las últimas 24 horas de la vida de José Martí partiendo de la verdad histórica y rechazar la visión dogmática pre-establecida. Más tarde en la serie documental “Duaba: La odisea del honor”, obra en la que se narran las acciones y vicisitudes de los expedicionarios, entre los que se encontraba el Mayor General Antonio Maceo, al incorporarse a la Guerra Necesaria (1895-1898) y también en la segunda parte de LCB: La otra guerra, referida a otro álgido momento de los años 60 del siglo XX en nuestro país.

Roly reafirma su intención de no degradar la historia sino buscar la precisión de los hechos.

Peña retorna a la temática que lo apasiona a través de un formato que abordó anteriormente, al recibir la Nominación como Mejor video clip en los Premios Lucas 2005. El galardonado director, el cual ha merecido el Premio Caracol en dos ocasiones y el Premio del Festival Nacional de la Televisión, por obra seriada, ha repetido en el video clip acompañado en la dirección por Alejandro Pérez, tomando como leitmotiv la conmovedora interpretación de Santiago Feliú de la canción “El Mambí” de Luis Casas Romero.

Contada dramatúrgicamente a través de una historia de amor que trasmuta en familia en medio de la confrontación armada del siglo XIX en Cuba, este audiovisual ha sido nominado en varias categorías de los Premios Lucas: Video del año, Mejor video de trova, Mejor actuación, Mejor fotografía, Mejor producción, Dirección y Dirección de Arte. En cuanto a esta última categoría vale resaltar cómo Onelio Larralde, sin contar con vastos recursos, aporta credibilidad a la obra. Concebida con acierto en blanco y negro, en “El Mambí” aparecen los colores de la bandera cubana al final de la trama, re-significando el emblema patrio y reforzando el valor simbólico de la anécdota. El personaje polisémico de la niña corre entre sables y caballos buscando a su madre en medio de lo que podría ser también un combate de egoísmos políticos o ambiciones económicas; es esa niña la que recoge la bandera y la planta, enfrentando el contexto violento de una guerra.

Como ha expresado anteriormente el co-director y director de fotografía Alejandro Pérez, la obra recrea una carga al machete y honra no solamente nuestras luchas independentistas sino también al inolvidable filme “La primera carga al machete” de Manuel Octavio Gómez, falso documental realizado en 1969. Filmada en solo día y medio, con la complejidad que la propuesta exige, es notable el mérito del trinomio dirección-producción-fotografía que con justeza merece ser premiado. El conjunto de actores ha sido nominado por los Lucas en la categoría Actuación; sobre esta especialidad Roly enfatizó a esta periodista, en lo expedito del trabajo que exige el video clip en el set, por lo que otorgó mucho peso a la preparación previa y la conceptualización de los personajes para que los actores comprendieran cuáles eran los propósitos artísticos y estuvieran preparados ante los requerimientos de la dirección en plena filmación.

Peña continúa fiel al tema histórico e insiste en filmar la serie “La Conjura del silencio”, la cual tiene como figura protagónica al General Calixto García, anhelando el sueño posible de crear un largometraje a partir de esta figura, pensando siempre en el público meta al que dirige su obra toda: la juventud.

Humanizar a los héroes, despojarlos del yeso y presentarlos desde la contemporaneidad con sus pasiones y afanes, es el propósito válido de muchos artistas que como Roly Peña se acercan a ese tema complejo, necesario y desafiante que es la historia.

Estamos en redes sociales:

En Facebook

En Twitter

En Telegram

En Youtube

  • Tenemos una newsletter en la que te actualizamos de lo noticioso de la semana. Si lo deseas puedes suscribirte aquí
  • También puedes suscribirte a Zona Podcast y escuchar nuestros contenidos
¿Te Gusta?
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *