En busca del origen del cómic cubano

Identificar el origen del cómic cubano es una tarea un tanto compleja, debido a lo difícil que es nombrar genuinamente cubano a lo que se producía en una colonia española. En este punto aparece Santiago García, quien en su libro La novela gráfica, plantea que el primer cómic español del que se tienen noticias se publicó en Cuba[1], en el periódico Don Junípero, en 1856.

Leer más

La tinta con empeño, entra. Ariel Bravo y el cómic de hoy

Ariel Bravo Morales (La Habana, 1994) contrasta lo dinámico de su trazo con lo sereno de su personalidad. Estamos ante uno de los jóvenes realizadores, egresado de los Talleres de Historieta de Vitrina de Valonia y Editora Abril, integrante de proyectos como a+ y Kronikas, y que, debido a la profesionalidad de su trabajo, ha ubicado la temática de la ciencia ficción en el panorama nacional.

Leer más

El artista no debe dejar de soñar y crear. Conversando con Richard Hechavarría

Richard domina, de una manera magistral, el dibujo como forma de reinterpretación de la realidad. Maestro en el uso del color, sus ilustraciones recuerdan muchas veces a Scottie Young o a Jordi Lafebre. Él mismo se reconoce como un eterno seguidor del también historietista cubano Héctor Saroal, del que ha sabido captar las mejores experiencias y quien sigue siendo uno de sus grandes inspiradores.

Leer más

Un héroe llamado Cecilio

Maestro de generaciones, su obra no se encierra solamente en la del archiconocido pionero y su cotorra, sino que se extiende a otros cómics como Marabú y Yami. Su papel como defensor de la manifestación provocó la publicación de dos valiosos volúmenes enfocados en el rescate y promoción de un arte que venía languideciendo lentamente y a la que dedicó su vida.

Leer más