Silvio en la televisión y el cine

Por: Rafael Lam

            Silvio tiene una rica e intensa historia en la televisión y el cine: “Llego a la televisión por casualidad, después de mi primera presentación en la Televisión Cubana, en el programa Música y Estrellas, dirigido por Manolo Rifat y la dirección musical y arreglos para Silvio de Mario Romeu, el martes 13 de junio de 1967, al otro día de mi salida del Servicio Militar. Las orquestaciones para la orquesta de la Radio y la Televisión de Romeu para Silvio fueron para las canciones: Quédate, Sueno del ahorcado y La tierra.

Entonces, por las noches me iba al Cóctel, donde trabajaba Teresita Fernández, no sólo porque me gustaban sus canciones, sino porque, generosa maestra, me invitaba a cantar; luchando siempre contra mi obstinada timidez escénica”.

“Muchos no saben o recuerdan, pero Silvio y yo tuvimos un encuentro muy fructífero en la fecha del 14 al 19 de marzo de 1969, IV Festival de la Trova en Santiago de Cuba (el año en que el hombre llega a la luna), que conozco a Silvio en un festival de trova en Santiago de Cuba, cuando los carnavales venían de Oriente y coincidimos en un lugar que se llamaba El Champaña –que después se llamó La Isabélica-. Ahí estuvimos conversando largo rato, con mucho más tiempo y me encantó.

Después de estos encuentros con Teresita Fernández, tiempo después conducía el programa de televisión Mientras tanto (tema de una composición de Silvio): “Pero mientras tanto, yo tengo que hablar, tengo que vivir, / tengo que decir lo que he de pensar /. Mientras tanto, / yo tengo que hablar, cantar y gritar / la vida el amor, la guerra, el dolor. Y más tarde / guardaré la voz” /.  

            El programa de televisión lo dirigió Eduardo Moya hasta abril de 1968. El novedoso programa lo dirigió Eduardo Moya, el guionista Víctor Casaus, el diseñador René Azcuy y Silvio como figura central.

El programa, iniciado noviembre de 1967, sirvió para hacer conocer y difundir a gran escala un nuevo tipo de canción. El espacio impacto por su concepción y enfoque. Comenzaron a aglutinarse a su alrededor figuras como Elena Burke, Omara Portuondo, Leo Brouwer, el grupo Sonorama 6, algunos de los cuales se unieron con Silvio en el futuro Grupo de Experimentación Sonora del Icaic (Gesi). Vean ustedes que, poco tiempo después, Elena Burke le difunde por primera vez en un teatro la composición Te doy una canción de Silvio Rodríguez. Y Omara Portuondo le graba La era, que fue muy sonada.

En la primera presentación se presentaron el poeta Guillermo Rodríguez Rivera, la trovadora Teresita Fernández el dibujante José Luis Posada.

Finalmente, el programa terminó en abril de 1968, por las “raras canciones de Silvio”, el procedimiento tan renovador a los cuales no estaba acostumbrada la tradicional televisión. Seis meses solamente se mantuvo en el aire el programa, lo suficiente como para dejar una huella musical y cultural.

El 1 de abril de 1969 Silvio se traslada para el Instituto Cubano de Artes e Industria Cinematográfica (Icaic). “Leo Brouwer y yo –recuerda Silvio-. Leo Brouwer y yo fuimos los primeros en trasladarnos para conformar el Grupo de Experimentación Sonora del Icaic (Gesi). Fue un taller de experimentación para hacer música que fuera empleada en cortos, documentales y películas. En general, Alfredo Guevara hizo un estudio de música en función de la banda sonora del nuevo cine. Para mí aquello fue una verdadera revelación, porque significaba sumergirme en el mundo del cine”.

La música de Silvio aparece en muchos cortos, dibujos animados, documentales, “peliduras”. El Noticiero Icaic de Santiago Álvarez difundió temprana y eficazmente las canciones de Silvio, utilizando para la banda sonora, obras ya compuestas para temas inolvidables relacionados con el Ché, la guerra de Viet Nam, la Nueva Escuela, la victoria de Girón…

Los materiales fílmicos cubanos: No tenemos derecho a esperar, La nueva escuela, La Columna Juvenil del Centenario, Al sur de Maneadero, Pablo, El hombre de Maisinicú.

Recordando algunos de ellos: el documental Hombres sobre cubierta de Alejandro Ramírez Anderson y Ernesto Pérez Zambrano y Yo fui una vez (Bendita), tema del documental Mujeres en la guerrilla de Consuelo Elba.

Filma el documental Hombre con guitarra, dirigido por el mexicano Arturo Riptein y producido por Carmen Rosado para la Fundación Autor de la Esgae. Participa en la obra Árboles realizado para Roy Brown con Silvio y el grupo Afrocuba.

Participa como figura principal en el documental Silvio: que levanta la mano la guitarra, realizada por Víctor Casaus en el Museo Nacional de bellas Artes.

¿Te Gusta?
 
 
   

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.