Esa música que siempre está de moda

Por: Bruno Suárez Romero

Se dice que el paso del tiempo lleva irremediablemente al olvido, pero si se trata de sucesos culturales la reflexión no resulta tan exacta pues la trascendencia de estos supera cualquier axioma.

Nuestro país ha sido cuna de significativos movimientos musicales y los medios de comunicación reflejos de esto.

Entre lo más sobresaliente, difundido en las últimas décadas, está el trabajo de dos agrupaciones musicales que son indiscutibles emblemas de nuestra cultura nacional: la Orquesta Aragón, ya octogenaria, y los Van Van, que supera los 50 años de su fundación.

Ambas agrupaciones poseen un vínculo histórico con la radio y la televisión que se refleja en varias acciones musicales.

Aragón
Orquesta Aragón

En el caso de  la Aragón cada día se puede escuchar formando parte de la identificación y banda sonora de la emisora Radio Progreso, desde donde la llaman “La orquesta de la casa” al recordar sus incursiones en espacios como: Alegrías de Sobremesa y aquel Aragonísimo conducido por Jesús López Gómez.

Por su parte, Van Van acumula un número importante de temas realizados para identificar espacios radiales y televisivos, entre ellos están: Bola adentro, bola afuera, que sirvió de presentación a la revista radial Deportivamente, de Radio Rebelde y otros que han tenido igual función en espacios televisivos como: Los domingos no están contados, Para que tú lo bailes y La Revista de la Mañana.

Las dos orquestas han trascendido debido a la impronta de figuras claves: Rafael Lay Apesteguia, en la Aragón y Juan Formell Cortina, en los Van Van.

Estos músicos, cuyos natalicios se han conmemorado en este mes de agosto, lograron en vida establecer con sus agrupaciones formas musicales que dignifican el pentagrama nacional: el cha cha chá, en el caso de la Aragón con Lay, que aunque no es el creador del género si se reconoce como su principal impulsor, y el Songo, creación de Formell, que ha identificado por décadas el timbre de Van Van.

El legado de ambos se ha procurado mantener vivo desde sus agrupaciones donde coincidentemente sus hijos han asumido la dirección con la responsabilidad de conservar y mantener la vigencia de la obra de sus progenitores.

Por estos días se ha disfrutado de conciertos on line de las dos orquestas y de diversos homenajes que desde el audiovisual y la radio se han tributado a la obra imperecedera de la Aragón y Van Van, símbolos indiscutibles de la alegría de vivir de los cubanos.

¿Te Gusta?
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *