Psicólogos en la radio

Por: Bruno Suárez Romero

La historia de la radiodifusión internacional atesora un rico anecdotario sobre personajes y personalidades que desde un espacio radial han procurado orientar a sus seguidores o a eventuales oyentes en el terreno de los consejos sobre la conducta humana.
Cómo vivir de la mejor manera una relación amorosa, cómo lidiar con la envidia y qué hacer ante la traición de un amigo o de la propia pareja son temas que se debaten en la radio desde tiempos inmemorables.
El rigor de esos debates ha sido llevado y traído desde el ya referido anecdotario. A través del tiempo la sabiduría popular ha caracterizado a esos consejeros y a sus programas como buenos o malos.
Ante los micrófonos han desfilado desde grandes matriarcas conocedoras del mundillo pasional hasta lectores del horóscopo y mediums clarividentes que pueden adivinar lo que sucederá si tomas una decisión u otra en determinado conflicto personal.
En Cuba se recuerda el programa de Clavelito, conducido en los años cincuenta por Miguel Alfonso Pozo, Clavelito, versátil artista que interpretaba una suerte de espiritista que lograba consultar a sus oyentes a través de la radio, al aplicar un ritual que comenzaba con la colocación de un vaso de agua, en las casas, cerca del radio seguido de una frase cómplice: Pon tu pensamiento en mí, verás que en este momento mi fuerza de pensamiento ejerce el bien sobre ti.
Esta frase llega hasta nuestros días en la letra de una popular pieza musical del repertorio de la Orquesta Aragón y de la autoría del propio Miguel Alfonso Pozo.

Hace mucho tiempo la voluntad ética de nuestros medios se ha alejado del sensacionalismo.
La radio con sus indiscutibles posibilidades logra establecer espacios de orientación, pero procura hacerlo hoy de la mano de la ciencia.
La figura del psicólogo salta a los medios como lógica expresión de una bien fundada escuela cubana de psicología que se dimensiona con la presencia de estos profesionales en varias ramas del desarrollo social, cultural y económico.
La psicología clínica, una de las vertientes más representativas de esta ciencia, posee gran demanda y nuestros medios ponen un granito de arena al enlazar al psicólogo con la comunidad.
En estos tiempos en que el azote de la pandemia cala fuerte en la subjetividad de las personas, una reflexión psicológica aporta luz en un camino de incertidumbres en el que se puede hallar un individuo dada las actuales circunstancias.
La psicología es ahora artillería pesada para combatir el estrés, la depresión y el desasosiego general.
Entre los espacios de la radio nacional que proponen a la psicología como acicate frente a las problemáticas del momento está Visión, de Radio Rebelde. Desde allí la psicóloga Mariela Rodríguez Méndez se dirige en las tardes al público juvenil, adolescente y a la familia en general.
Otro de los espacios especialmente notable es el que desarrolla el profesor Manuel Calviño, sin dudas el más mediático de los psicólogos cubanos, los martes y jueves en las mañanas de Radio Rebelde en Frecuencia Total.
Calviño, conocido en el país por su programa televisivo, Vale la pena, tiene en la radio la compleja misión de reflexionar en vivo a partir de las inquietudes de los oyentes sobre disimiles problemáticas.
La interacción con el público asigna al especialista una gran responsabilidad debido al rol social que en un momento como este ocupa la radio y aunque nada sustituye la consulta individual y personalizada, sin dudas, las posibilidades comunicativas del medio ofrecen un estado favorable para ese intercambio.
La radio da la posibilidad al psicólogo de emplear un tiempo mayor que el que puede obtener en otros medios debido a las características de la programación y su sencillez tecnológica.
Desde un teléfono, en el hogar, se puede lograr la conexión en la que si lo desea el oyente se reserva su identidad.

Un espacio como este requiere, además, de un equipo de trabajo consciente del papel que juega ese tipo de emisión en la que hay que procura viabilizar las máximas del psicólogo cuidando no interrumpirlas o enrarecerlas con comentarios innecesarios o la colocación de algún elemento sonoro que se le contraponga. Desde la radio la ciencia asiste a la población en tiempos de pandemia. En un próximo artículo nos referiremos a otras disciplinas que ofrecen su impronta a través del éter.

 

Estamos en redes sociales:

En Facebook

En Twitter

En Telegram

¿Te Gusta?
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas