Kiki Corona: un prolífero creador de sonidos y silencios

Por: Maya Quiroga
Fotos: Cortesía del entrevistado

El compositor y cantante Kiki Corona celebra cuarenta años de vida artística. Una gran parte de esa carrera ha estado vinculada con la música incidental para el audiovisual y con la creación de obras infantiles que permanecen en la memoria colectiva de varias generaciones de cubanos. El prolífico autor no descansa porque está sumergido en varios proyectos que lo tienen muy animado y ocupado. En exclusiva para CUBANOW, nos cuenta, vía internet, sobre su llegada a los medios masivos de comunicación.

“En el año 1981, y a través de otros amigos intelectuales, conocí a Jorge Tamés: gran realizador de televisión, quien ya había escuchado mis primeros trabajos musicales para el teatro con Héctor Quintero y me propone la realización de pequeños instrumentales para algunas de sus obras. Allí comenzó todo. Luego, entré al taller «Los Inundados» donde mi cercanía con jóvenes escritores, realizadores, guionistas y músicos selló para siempre la eterna e indisoluble relación que tengo desde entonces con la Televisión y la Radio”.

¿Cuáles son las primeras obras para las que compuso bandas sonoras y música incidental?
–Fueron muchas y variadas desde los comienzos de los 80s. Recuerdo con particular agrado, aunque naturalmente desconocidos, mis cortos incidentales para promociones en Radio Liberación, Radio Rebelde y el canal Seis.

“Después vinieron los trabajos más complejos y largos: Permiso para Hablar, Hola Mar, Viva el Disparate, El bolsillo del Duende, Blanco, Verde y Azul y varias aventuras de las 7:30 p.m., hasta que comencé mi trabajo más prolongado con la redacción de infantiles, como compositor, orquestador y productor musical del «Anhelado» y muy recordado Arcoíris Musical.

“He tenido el privilegio de haber trabajado bajo la dirección de notables directores: Ernesto Piñero Padrino, Abel Ponce, Julio Cordero, Jesús Caldas, Arístides Estévez, Germán Navarro Orz, Tony Lechuga, Jorge Tamés, Joaquina Martínez y muchos otros importantes realizadores cuyas enseñanzas y consejos guardo como premio de gratitud”.

¿Qué hizo para TV Azteca?

–Para Tv Azteca hice la música de dos series a principios de los 90s, realicé por aquellos años otros trabajos para televisoras locales en Brasil y Costa Rica a partir de la venta de Los Álamos, serie en 70 episodios de Tv Azteca.

¿Cuánto contribuyó el binomio integrado por Celia Torriente y Enriqueta Almanza en la carrera de Kiki Corona?
–Conocerlas, admirarlas, disfrutar de su cercanía y afectos fue decisivo. Significó un punto de giro en mi carrera como compositor y marcó mi inclinación a la composición infantil. Enriqueta fue mi tutora y maestra; Celia, la mejor de las asesoras que puede haber tenido. Marianita Morejón e Ileana Vázquez, las principales auditoras de aquellos primeros trabajos. Pero, indudablemente, sin la magia y el apoyo de Celia y Enriqueta, habría sido muy osado comenzar los caminos de la creación infantil solo. Una suerte que me ha acompañado desde entonces.

¿Qué importancia tuvo para Kiki escribir piezas infantiles, como La nana de las mariposas que cumplió 35 años y ha acompañado a varias generaciones de niños
cubanos?
–Vital sin dudar un instante. Escribía constantemente pensando en mis recuerdos infantiles, echando mano a mis vivencias desde que tengo uso de razón. Las primeras canciones, fruto de ensayos y errores, constituyen la base de la carrera y uno de los motivos más importantes para expresarme: los mejores regalos que pude y supe ofrecer a mi hijo.
“Nunca escribo pensando en la repercusión que puede o no, tener mi obra. Lo más importante, lo verdaderamente importante y necesario, es haber encontrado la manera de comunicarme con mi pasado y si ello ha formado parte de las experiencias agradables de generaciones de niños que son hombres y mujeres hoy día podrás imaginar lo feliz y satisfecho que puede resultar para un creador de sonidos y silencios haber entrado en sus corazones y formando parte de sus afectos y recuerdos”.

¿De qué manera el dueto creativo integrado por los realizadores Rudy Mora y Orlando Cruzata se interesa por realizar un videoclip al dibujo animado de La Nana de las Mariposas?
–Creo que fue un encargo de la disquera Egrem con la cual realicé la serie de Nanas para ti. No estoy muy seguro, lo cierto es que ya había trabajado con Rudy en su primer corto para la televisión unos años antes y donde su papá –gran actor de carácter– era el protagonista de la historia. El telefilme se tituló: El hombre del teléfono y me dio mucho gusto hacer la música para él.
“Volviendo al videoclip me resulta, aún lo es, un ejercicio arriesgado e inteligente de fundir animaciones con mi imagen de entonces. Creo que fue la primera experiencia de ese tipo en nuestro país, pues los videos del 85 y el del año 87 tenían menos factura, pero, igualmente, son apreciados y queridos por mí.
“Amén del encargo de mi canción, el trabajo que realizaron y que hacen hoy día sigue siendo excelente, depurado y referente para los nuevos creadores de audiovisuales. Siempre estuve muy agradecido por sus entregas, los admiro mucho como intelectuales, profesionales y grandes personas”.

¿Cómo se produce el retorno de Kiki a la colaboración con la Televisión Cubana?
–Bueno, aquí debo hablar de mi estrecha relación con el Canal Habana en los últimos cinco o siete años. Alguien le sugirió al director Rafael Pérez Ynzua, la idea de trabajar en versiones para la televisión, sobre mi franquicia de Los Cazadores de cuentos, colección de discos a modo de audio-libros que realizo desde hace muchos años con la Egrem.

“Entonces llega Rafael a la dirección de Cubavisión dando un vuelco total a la estética, las programaciones, parrillas y propuestas del canal y fui convocado para retomar mi trabajo para la televisión nacional, de lo cual estoy humilde y enormemente agradecido también”.

¿En cuáles proyectos para TV ha trabajado en el último año y en qué otros veremos su firma musical?
–Apenas regresé el pasado año cuando se me encargó el cambio sonoro de la letra del canal Cubavisión y sus agregados. Debo decir que fue un trabajo extraño pues todos realizamos nuestra labor totalmente a distancia por la ya amenazante pandemia a comienzos del 2020.
“Fue sobre el mes de mayo que comenzamos a trabajar en conjunto y sin conocernos personalmente aun los creadores visuales de la letra y yo con los cortes musicales sobre Cuba que Linda es Cuba, todo en función de la programación, incluyendo los cortes de las presentaciones, indicativos y mensajes, la presentación infantil.
“En términos de sonido han salido de mi pequeño estudio en casa. Un trabajo duro, una gran responsabilidad y una satisfacción gigante la de saber que ha sido aceptado con agrado, aunque nadie sepa quién lo realizó, eso no es importante: lo que importa es llegar al televidente y recibir su aprobación.
“Mi música para la telenovela Entrega, el corto Drácula, sobre la versión de Woody Allen, el próximo, igual con Alberto Luberta en la dirección y Amílcar Salatti, en el guion, se estrenará en el verano y lleva por título Al Habla con los Muertos. Son solo una parte de lo que he realizado y estoy trabajando en estos instantes”.

Otra vez Kiki vuelve a vincularse a los niños con nuevos proyectos que emprenden los Estudios de Animación de Cubavisión. ¿En qué animados está trabajando ahora?
–¡Oh!, son muchos y variados, todos con un altísimo vuelo estético rescatando las mejores tradiciones de lo que fueron en los 60`s y 70`s los Estudios de Animación del ICR. Estoy muy contento por realizar tales trabajos: El Escaparate de Patricia, El Profesor, Acuarelas de Cuba, Por el Mar de las Antillas, Piófilo y Cascarón y muchos otros en camino.

Acuarelas de Cuba
Acuarelas de Cuba.

“Igual, y para la programación infantil, estoy en varios proyectos musicales y con títeres. Este verano, la familia cubana disfrutará de una programación variada y orgullosamente de factura nacional. Habrá, de seguro, muchas sorpresas agradables con la puesta de Entre el Naranjal y el Cielo, La cajita de música y otras más que aún están en proceso de producción y con títulos provisionales. Pero habrá para escoger, gracias al esfuerzo y dedicación de un grupo importante de intelectuales y artistas que están dedicando sus mayores talentos y talantes a estos empeños. Ya verás”.

Entre el naranjal y el cielo
Entre el naranjal y el cielo.

¿Volverá también a realizar algún trabajo para el cine cubano o extranjero?

–Si soy nuevamente convocado con mucho gusto, ja ja ja ja, aunque igual, extraño mucho más el teatro. Realmente me subyuga, lo hice siempre. No puedo adelantar nada, pero se está “cocinando” algo al respecto sobre una de las grandes obras de nuestro admirado Miguel Barnet.

Desde el punto de vista discográfico ¿qué vendrá en los próximos meses?

–Estoy trabajando en varios proyectos a la vez pendientes con mi disquera Egrem: los homenajes a las obras de Pepe Sánchez, José Antonio Méndez y Alberto Villalón, además de un compromiso con los estudios Siboney de Santiago de Cuba en un disco doble con 25 de mis canciones para niños interpretadas por los coros infantiles de la Ciudad Héroe, titulado Cantorías Santiagueras.

“Como puedes ver, hay muchos trabajos por delante, son vastos mis ánimos de realizarlos con decoro y con el anhelo indecible de tener salud y fuerzas para hacerlos bien, pues el tiempo se saca aprovechando instantes. Siempre habrá, a mi juicio, tiempo para edificar puentes en vez de «mal construir» muros, ¿no crees?”.

Algo más que quiera agregar
–Solo darte las gracias, Mayita querida, por la oportunidad de comunicarme a través de tus escrituras. De nuevo, mi gratitud y a tus pies.

Estamos en redes sociales:

En Facebook

En Twitter

En Telegram

  • Tenemos una newsletter en la que te actualizamos de lo noticioso de la semana. Si deseas suscribirte envíanos un correo a revistadigitalcubanow@gmail.com con el Asunto: Quiero suscribirme

 

 

 

¿Te Gusta?
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *