Agenda informativa

III Coloquio Cómic, Identidad y Memoria

Por: Haziel Scull Suárez

Foto en Portada: Tomada del Facebook de Rafael Grillo

Vitrina de Valonia lo volvió a hacer. Volvió a reunir a lo mejor del mundo del cómic cubano y, en el marco de la celebración por su decimosexto aniversario, realizó uno de los eventos más importantes dentro del universo historietístico nacional.

La tercera edición del Coloquio Cómic. Identidad y Memoria se celebró esta vez con un resurgir de las ganas de hacer y ver resultados dentro de la historieta después de casi dos años de confinamiento. El origen de este evento debemos buscarlo en el año 2016, cuando un grupo de autores, ejecutando una idea del Círculo de Humoristas e Historietistas de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC), decidió reunirse y hablar sobre el cómic cubano y sus retos en un coloquio que se llamó Contar con Arte. Entre el 4 y el 6 de febrero se llevó a cabo un programa en el que se hicieron presentes directores de editoriales, periodistas y autores varios que llevaron sus experiencias al espacio que brindó Vitrina de Valonia en esos días.

Coloquio Cómic. Identidad y Memoria. Foto Revista Pionero

Años después, en febrero del 2020, este centro cultural volvió a ser sede del cónclave de historietistas en un coloquio que, como la vez anterior, reunió la visión de las antiguas y nuevas generaciones cubanos. Enfocado en el papel del artista y su relación con las editoriales, contó con la presencia de reconocidos artistas como el belga Étienne Schréder y el español Ángel de la Calle. Es en este evento donde, lamentablemente, el padre del cómic cubano Juan Padrón, imparte la última conferencia de su vida; una disertación magistral sobre los orígenes de Elpidio Valdés, su personaje icónico.

Ambos coloquios encerraron en esos días; mediante conferencias, talleres, debates, proyecciones y exposiciones, gran parte del saber teórico y de promoción del cómic nacional. En ellos se hicieron presente, aparte de los nombres más reconocidos de autores y guionistas del patio, personas que con sus proyectos han ido reinterpretando la labor sociocultural del noveno arte en el país: Arturo Delgado, Alfredo Fuentes y Rocío Cruz, con trabajos reconocidos en Sancti Spíritus, Camaguey y Santiago de Cuba respectivamente. Ellos, desde su experiencia, disertaron en aquel momento sobre su encomiable labor enfocándose en las características específicas de sus zonas de residencia.

Estas dos primeras ediciones sirvieron para, como ArteCómic en Camaguey, darle al cómic cubano un matiz de arte pensado. Quienes en esas anteriores ocasiones conferenciaron desde el estrado de la filosofía y la semiótica intentaban abrirle las puertas de la adultez a un arte que muchos, con vulgar intención, desean mantener en el cubículo de lo didáctico y lo lúdico.

Los encuentros anteriores, donde se hicieron presente multitud de interesados, tanto artistas como lectores, se hicieron intencionalmente en el marco de la Feria Internacional del Libro, excelente espacio donde el intercambio directo entre emisor-receptor, se daba de manera orgánica todo el tiempo. Los coloquios, en sus ediciones del 2016 y 2020, fueron actividades de masas. 

Este Coloquio del 2022, no obstante, podría haber sido diferente.

Muchos factores atentaban contra su óptima realización, o al menos como se concibieron en sus ediciones anteriores: los artistas cubanos, de manera general, no teníamos encuentros de este tipo precisamente desde la última edición en el 2020 y esta ausencia se hacía sentir en la manera de intercambiar; muchos de los maestros de la historietista cubana habían desaparecido físicamente durante esta temporada pandémica, dejando espacios casi insalvables en cuanto a su testimonio y herencia creativa; el encierro que supuso la cuarentena constituyó para muchos un cambio en la mentalidad y en la dinámica de creación que conspiró con su rendimiento. Aún así, el comité organizador del evento trabajó con ahínco y tesón para lograr, entre el 10 y el 15 de febrero, un coloquio a la altura de los anteriores.

Esta edición se caracterizó por el uso simultáneo de las plataformas digitales y las presenciales. Muchas actividades se estuvieron transmitiendo en vivo y así se lograba no solo mayor visualidad, sino mayor alcance. En cada momento se trataron temas de importancia vital para el mantenimiento del cómic en su papel de medio parte de la cultura de masas. Baste de ejemplo las editoriales Pablo de la Torriente, Capitán San Luis y Abril que invitadas, conformaron un panel sobre el estado de disponibilidad en cuanto a edición y publicación de cómic, así como los retos que tienen ellas mismas para con el cómic.

Por otro lado, y desde lo puramente teórico, se destacaron las conferencias dadas por Rafael Grillo, Rocío Cruz, Erick Mota, Claudia Hernández, Haziel Scull y las integrantes del proyecto Aquelarre. Cada uno de estos disertantes tocó diferentes aristas en cuanto a la función y entendimiento del cómic desde disímiles áreas del pensamiento, ya sea la historia, el periodismo, la semiótica o lo didáctico. Sus intervenciones constituyen una parte importante dentro de la concepción de cómic como manifestación del arte profesional con un discurso expresivo propio.

En el marco del evento también se celebró la premiación del concurso de ilustración por el 40 Aniversario del Capitán Plin, así como se presentaron los episodios radiales en donde que se adaptaron historietas del Elpidio Valdés y en los cuales participaron niños de la capital. Esto último se logró gracias a la colaboración que se estableció entre Vitrina de Valonia y Habana Radio.

Mientras las personas caminaban y conversaban por el patio interior de Valonia, degustando el excelente menú que nos regaló el Café Oddara, se iban diluyendo las últimas horas de un evento que con cada edición nos plantea más retos en cuanto a la contemplación de la historieta y las responsabilidades que con ella tenemos.

Termina el cónclave, pero quedan la experiencia, los contactos y la sinergia que siempre se logra entre los artistas. Se queda un taller semanal de creación y apreciación del cómic, que será impartido cada sábado por destacados historietistas cubanos y donde se prevén muy buenos resultados.

Termina este tercer coloquio, pero se queda en el ambiente un compromiso con seguir creando y llevando a un público que lo demanda, lo mejor y lo más profesional que podamos hacer.

Terminan estos días de trabajo, conferencias y talleres, pero se queda el deseo y la voluntad de que el cómic no muera jamás.

Estamos en redes sociales:

Facebook

Twitter

Telegram

Youtube

  • También puedes suscribirte a Zona Podcast y escuchar nuestros contenidos
¿Te Gusta?
 
 
   

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *