Espectáculos en los cines de La Habana

Foto: Tomada de Internet

Por: Rafael Lam

            Quizás muchos no sepan que, en octubre de 1960, el Comandante en Jefe Fidel Castro, le sugirió al presidente del Icaic Alfredo Guevara, la posibilidad de incluir espectáculos musicales en los cines como programación. Históricamente las salas de teatros han servido para exponer películas y, a su vez, brindar espectáculos; siempre aprovechan do los centros culturales para el disfrute popular masivo. 1

Los más importantes cines de La Habana: América, Payret, Radiocentro, y demás tuvieron mucho éxito. Por esos recintos pasaron Libertad Lamarque, Conchita Piquer, Pedro Vargas, Carmen Amaya, Los Panchos, Conchita Piquer, Pedro Vargas, Carmen Amaya Los Chavales de España, cabalgatas, parejas de baile de los Estados Unidos. De Cuba: Olga Guillot, Benny Moré Rita Montaner, Lecuona Cuban Boys, Riverside, Cosmopolita, tríos como Los Matamoros, trovadores del nivel de Sindo Garay, María Teresa Vera y pequeños grupos utilizados como rellenos o fondo.

Alfredo Guevara consideraba que las orquestas y conjuntos populares tenían como solución los bailes populares, mejor que las salas de cine. También mencionaba Alfredo a los Aires Libres que debieran proliferar por toda La Habana y en todas partes como vehículo de entretenimiento.

En realidad, en La Habana existían cientos de espacios para los bailes, pero, siempre existió interés en ligar a  las películas con el espectáculo. Hoy todavía se mantiene esa tradición. Yo recuerdo de niño ver a los grandes cantantes internacionales presentarse en el Teatro Nacional, después de exhibirse una película, en la que el propio cantante haya sido actor. Este Teatro Nacional es el actual Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso.

Los cines y los teatros, han pasado por distintos momentos en la historia, de acuerdo con las crisis. Cuando el cine se puso de moda, el público exigía las novedades de las películas. Uno de esos ejemplos fue el Teatro Martí que afrontó en su tiempo, muchos avatares económicos.

En el cine Yara se habilitaron en una etapa varias salas de video, siguiendo la moda de las películas de nuevo formato.  Actualmente, algunos fines de semana se organizan espectáculos humorísticos o musicales para los jóvenes.

Tiempo después, el cine Infanta se rehabilitó con diversas salas de cine experimental y, así esporádicamente se experimentan nuevas ideas. El arte y la cultura pasan por etapas de cambio y renovaciones; hay que seguir al ritmo de los tiempos.

Fuente:

Alfredo Guevara, Tiempo de Fundación, Iberoautor, 2003, p. 85.

¿Te Gusta?
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas