Diego Gutiérrez: que la música no falte

Por: Taissé Del Valle Valdés

Mucho se hablado del trovador Diego Gutiérrez en los medios de comunicación recientemente. Primero, las alegrías del segundo disco Palante el mambo, licenciado con la Empresa de Grabaciones y de Ediciones Musicales (Egrem), una propuesta con sabor cubano y que se tradujo en Premio Cubadisco 2018, categoría Fusión, así como obtuvo una nominación al Grammy Latino 2019 como Mejor Álbum de Fusión Tropical.

Natal de Ciego de Ávila y miembro del grupo fundacional de la Trovuntivitis en el centro del país, Diego bebió de las raíces del son, la trova y del rock, el pop, el folk y la música folklórica de diferentes países. En sus letras se aprecia, además, un tratamiento personal y riguroso de la poética que, indudablemente, conecta a primera vista con el público que le sigue.

Fue premiado en 2007 con el galardón a Mejor disco de Trova-Pop-Rock y Mejor Video Clip de ese año (La luna de Valencia), por el fonograma De Cero perteneciente al sello Unicornio del Producciones Abdala.

El autor de Filosofía de Bar, uno de los temas del disco Palante el mambo, regresa con la novedad de un videoclip. Esta vez bajo la dirección de Maysel Bello y el equipo de i4films, a partir de una convocatoria del Ministerio de Cultura. Con el cantautor conversamos en exclusiva para la revista Cubanow.

¿En qué momento de carrera artística se encuentra y cómo llegó la iniciativa de filmar el videoclip?

Filosofía de bar, como se  llama el tema que estamos estrenando ahora, pertenece al disco Palante el mambo del 2018 que salió bajo el sello discográfico Egrem. Ese disco fue premio Cubadisco ese año en la categoría Fusión y estuvo nominado al Grammy Latino en la categoría de Fusión Tropical. Yo tenía cierta deuda de audiovisuales con ese disco, el cual se ha publicado mucho, sobre todo, por el canal Clave en la televisión cubana.

No obstante, Filosofía de bar me parecía que merecía un videoclip porque era un tema muy gráfico. Entonces llegó esta propuesta del Ministerio de Cultura y con ese tema. En primer lugar, para mí fue una sorpresa que fuera con ese tema. Fue fortuito. Este es un tema que tiene una comunicación directa con la gente que se apropia así a la primera. Es como si se alinearon los astros para que pudiera ser ese tema y así empezamos a trabajar rapidísimo. El realizador fue Maysel Bello que tiene un equipo muy joven, pero que está muy curtido en los videoclips. Él me llamó y nos pusimos de acuerdo. Ya él tenía el tema y me dijo: – oye vamos a ver lo del guion-. Le dije: -mira haz tú el guion luego me lo envías, pero tienes la total liberad para interpretar la canción como quieras. Después quisiera verlo-.

Y así fue todo entre WhatsApp y mensajes empezamos a mandarnos ideas hasta que me dio una fecha y fuimos a grabar. Estuvimos un día entero allí. La locación fue en el bar del Bertolt  Brecht. Es un lugar precioso, además siempre digo que no lo había apreciado en todo su esplendor porque uno va a conciertos de noche, y están las luces y no puedes captar los matices del lugar, pero el video si lo captó muy bien y me pareció lindísimo.

¿Entonces quedaste complacido con la propuesta?

Muy complacido, no solo con Maysel que trabajó muy duro y enfocado en el tema. Él lo comprendió a la primera entonces pudo hacer muy buen trabajo. Estoy también muy complacido con la actriz Bárbara Menéndez y con todo el equipo i4films, un equipo muy joven, pero muy trabajador.

También estábamos con un límite de tiempo y teníamos que ser muy precisos y muy eficaces. Así salió y me encanta. Es como la canción, un video fresco y comunicativo que no recurre a metáforas demasiado grandilocuentes, sino que cuenta una historia, si es que se puede decir una historia, sino que es muy comunicativo como la canción.

¿Próximos proyectos?

Ahora estoy presentado mi nuevo disco que se llama Piloto automático y también estamos haciéndole un videoclip promocional, pero queremos que salga en el verano. Ahora queremos que el video de Filosofía de bar haga todo su ciclo en la televisión cubana y en las redes sociales, así como en todos los medios posibles para después enfocarnos en el nuevo disco.

¿Alguna participación en el venidero Cubadisco?

Piloto automático va a estar en Cubadisco y esperamos que esté compitiendo en los Grammmy Latino de este año.

¿Aunque esta Piloto automático, Palante el mambo todavía no ha muerto, o sí?

Palante el mambo es un disco que se está promocionado y que tiene un año y tanto, aunque yo tengo el disco nuevo Piloto automático no considero que sea un disco que esté agotado en cuanto a su promoción. Digamos que estoy tratando de llevar juntas las promociones de los dos discos porque, por muchas razones, las promociones de los discos se atrasan y entonces estoy con Filosofía de bar, por ejemplo, que es de que ese disco Palante el mambo antes de promocionar  Piloto automático, para que pueda levantar el disco anterior que, por cierto, está en las redes sociales y en todas las emisoras del país.

¿Consideraciones sobre la industria discográfica cubana?

La industria del disco, si es que se le puede llamar industria, es complicada. Yo la veo desde dentro. Mi primer disco lo grabé en el año 2005-2006 que fue el disco De cero y pasaron 12 años hasta que yo pudiera hacer mi segundo disco. Ahora pasa todo lo contrario y se me une con el disco nuevo, pero yo siempre pienso que es mejor que sobre la música a que falte. Es complicado porque las discográficas no tienen una infraestructura coherente para la promoción de los discos.

En primer lugar, yo soy también de provincia y entiendo que músicos de provincia se quejen, pero en todos los países pasa así las capitales son los focos principales de toda la promoción en los medios. Siempre hay que vivir apuntando hacia la capital y, de alguna forma, creó que los músicos tenemos la mala costumbre de esperar a que nos llamen a la casa porque pensamos que la discográfica tiene por qué saber que nosotros tenemos una obra y que la defendemos por todas partes. Cuando debería partir de nosotros también  y el  llevar y presentar nuestra obra o un proyecto específico de disco. Me parece que puede ser más viable para una disquera evaluar pro y contras. Y para nadie es un secreto cuáles son las músicas que están en boga ahora.

¿Cómo se comporta el financiamiento para los videoclip de, precisamente, “la música que no están en boga” ahora mismo?

Según mi experiencia, mi música gusta mucho para un público que no es mayoría, pero para el público que lo sigue pueden disfrutarlo mucho, lo mismo en la canción de autor que en temas más movidos. En el disco Palante el mambo llevamos temas más movidos y cubanos. Lo principal es que, entre el presupuesto que tienen las discográficas y lo que cuesta realmente un videoclip ahora mismo hay una dicotomía muy grande. Hay un abismo.

Las discográficas tiene asignado un presupuesto para un videoclip que funcionaba hace 15 años y con la actualización de los precios mucho ha cambiado y además, mucha gente  tiene medios para hacer audiovisuales. También se puede mencionar que hay una industria paralela a la discográfica y que son los productores, por ejemplo, de música urbana, quienes tienes dinero para pagar cantidades exorbitantes por un videoclip.

Entonces, existe esta paradoja entre los realizadores que les cuesta mucho tener buenos equipos y el presupuesto de las discográficas y lo que realmente cobran los productores y realizadores audiovisuales. Tenemos que apoyarnos mucho en los realizadores jóvenes, que no tienen una carrera extensa, sino que están experimentando y con pocos medios e imaginación pueden aportarle mucho a tu canción.

¿Nos regalas una invitación especial para el público de Cubanow?

Solamente me resta invitar a los usuarios de Cubanow a que escuchen la canción y vean el videoclip de Filosofía de bar que es un tema que estoy seguro lo van a disfrutar y que se fijen mucho en la realización del video. Es muy fresco, igual que la canción.

¿Te Gusta?
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas