David Jaime Veitía y la historia de El Profesor (+Podcast)

Por: Maya Quiroga

Fotos: Tomadas de la Televisión Cubana

Con el objetivo de sustituir los dibujos animados de origen norteamericano que se transmitían por la pantalla chica se crea el Departamento de Animación Corpórea del Instituto Cubano de Radiodifusión (años más tarde, ICRT) que entre 1967 y 1968 convoca a un curso de habilitación para formar profesionales en esa rama del séptimo arte.

Dos creadores Hugo Alea, antes de entrar al ICRT pertenecía al Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (Icaic) y Reinaldo Alfonso (1936-2013), que desde los años 60 hacía trabajos de corte didáctico y propagandas relacionadas con el quehacer de la naciente Revolución, integraron el primer grupo de marionetistas que contribuyó a fomentar esa técnica en la Mayor de las Antillas.

Conocida con distintos nombres: Stop-Motion (en inglés), marioneta, en francés y en español, animación corpórea, se trata de una labor artesanal que consiste en animar cualquier tipo de objeto mediante técnicas como lo corpóreo, lo semi corpóreo, el papel recortado, la pixelación (animar al ser humano). Dentro de un taller trabajan pequeños grupos que se encargan de darles vida a objetos inanimados y filmarlos, cuadro a cuadro, con una iluminación determinada.

Escucha Zona Podcast:

Como bien apunta la historiadora del arte Leybis Leydis Rosales Arzuaga en su investigación titulada Una técnica de animación en Cuba: Stop-Motion o Cuadro a cuadro, el creador además de saber dibujar, necesita poseer conocimientos y habilidades para el modelado, la escultura, el atrezzo, la talla en madera, etc. Las técnicas para el Stop-Motion constituyen un sistema abierto: a pesar de haber materiales de uso más frecuente plastilina, papel recortado, arena, pinturas, fotografías, muñecos o marionetas siempre es posible incluir otros nuevos.

En opinión del veterano animador David Jaime Veitía quien llegó al Departamento hacia finales de la década de los 60, el audiovisual más importante de Alea y Alfonso, entre 1963 y 1968, fue la serie de cortos didácticos El profesor y el cosmos cuyo protagonista es un académico, muy serio, al estilo de los años 30. Su ayudante era un robot niño que lo ayudaba, pero, a la vez, lo sacaba de sus cabales. La serie realizada en Stop-Motion fue muy popular en aquella época porque tenía entre sus objetivos divulgar todos los descubrimientos científicos sobre el espacio sideral.

Tiempos difíciles

Cuenta quien en su juventud fungiera como instructor de arte que con el advenimiento del llamado Período Especial la industria del cine animado colapsó en el ICRT porque los realizadores no contaban con los materiales básicos necesarios para las producciones ni con las condiciones de clima indispensables para acometer esa faena.

Por eso los Estudios de Animación del ICRT estuvieron paralizados durante varios años mientras las maquetas y los diseños se echaban a perder poco a poco. Algunos compañeros partieron en busca de mejores condiciones económicas o asumieron funciones diferentes dentro del organismo, otros, se jubilaron o fallecieron mientras, una gran mayoría pasó a trabajar a los Estudios de Animación del Icaic o se independizaron.

En medio de ese panorama tan desalentador cuando ya todo parecía perdido se comienzan a hacer algunos experimentos con la computación dentro de la Televisión Cubana y entonces surgió el interés por vincular la producción de animados con la tecnología digital lo que significó una suerte de luz en la oscuridad.

De trece especialistas en animación corpórea solo quedaron en el Departamento Roberto Sarría y David Jaime, a quien le faltaban ocho años para jubilarse cuando arribara a los 60. Preocupado por la pérdida de una experiencia acumulada durante casi tres décadas de labor, Veitía le plantea a la máxima dirección de la TVC la importancia de formar a los futuros animadores. Llega el 2002 y por ese primer curso se interesa un grupo de jóvenes, algunos universitarios, con una formación artística previa y el deseo de mantener la tradición.

Animador David Jaime
Animador David Jaime

Posteriormente el maestro, impartió un segundo curso de animación corpórea y así se completó un equipo de trabajo con cerca de once animadores muchos de los cuales en las últimas décadas han fundado sus productoras independientes como Cucurucho Producciones, dirigida por los realizadores Ivette Ávila Martín y Ramiro Zardoya.

Cuando los Estudios reabrieron en el 2000, después de estar cerrados por espacio de siete años, David Jaime retomó la idea de darle vida al emblemático personaje creado por Hugo y Reinaldo. Así vio la luz una nueva versión de El profesor y su ayudante robot (2011, ICRT) que le rinde tributo a su predecesor.

La serie dotada de un lenguaje sencillo y con un carácter de divulgación científico-técnica en sentido general ha abordado temáticas como el origen de los ciclones y las tormentas tropicales, la elaboración del vino, el cuidado y preservación del medio ambiente, entre otras.

Renacer de las producciones en Stop-motion del ICRT

Luego de siete años de inactividad, en el año 2020 se reactivan los Estudios de Animación de Cubavisión, en una casa ubicada en la calle 27 entre E y F, en el Vedado habanero. Varios animadores retornaron al ICRT y fueron recibidos con beneplácito por Ramiro Ortega, actual especialista principal de los Estudios.

Uno de esos directores que regresó ha sido precisamente David Jaime quien ahora dedica todas sus energías a preparar el relevo de quienes en el futuro acometerán venideras temporadas de El profesor. Actualmente se alistan las condiciones para filmar nuevos capítulos en uno de los tres mini estudios todavía en construcción dedicados integramente a producciones en Stop-Motion.

Tal como David Jaime aprendió en su juventud disímiles saberes que lo han acompañado en las últimas cinco décadas, así, de maestro a discípulo, él ha ido transmitiendo una tradición que tuvo sus orígenes en Cuba hacia finales de los años 50 del pasado siglo.

Para orgullo del renombrado experto hoy las nuevas generaciones han puesto en alto la técnica de animación corpórea con obras dotadas de grandes valores formales y conceptuales que próximamente se podrán apreciar a través de la pantalla tradicional. Tal es el caso de El escaparate de Patricia, serie dirigida por Niels del Rosario o las secciones Lo raro y Manita Manota, ambas realizadas por Ávila Martín para la revista infantil Bim Bam Muñes.

Infografía Stop Motion en Cuba. Diseño: Ofelia Blanco

                                                         

Estamos en redes sociales:

En Facebook

En Twitter

En Telegram

  • Tenemos una newsletter en la que te actualizamos de lo noticioso de la semana. Si deseas suscribirte envíanos un correo a revistadigitalcubanow@gmail.com con el Asunto: Quiero suscribirme
¿Te Gusta?
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Un comentario sobre “David Jaime Veitía y la historia de El Profesor (+Podcast)

  • el 9 febrero, 2021 a las 7:41 pm
    Permalink

    Me alegro mucho ver como una parte importante de los dibujos animados del ICRT vuelven a las pantallas gracias a maestros de la animación como David y Sarria fui editora por muchos años de ani mados como Chuncha. Paco Perico ,Los cuentos de la Sra Santana y muchos otros tengo recuerdos muy gratos de esa experiencia, bravo y FÉLICIDADES un abrazo por tan noble y bella tarea

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas