De Sara Gómez a las nuevas realizadoras

Texto: Valia Valdés

Fotos: Comunicación del evento

Este 26 de noviembre en la Sala “Fresa y Chocolate” tuvo lugar el panel “De Sara Gómez a las nuevas realizadoras”,convocado por la Muestra de Mujeres Cineastas el cual ,dividido en dos sesiones, invitó a cineastas de diferentes generaciones y vivencias a intercambiar sobre temas de gran interés en cuanto a la equidad de género dentro de la práctica cinematográfica en nuestro país.

Moderado por la profesora universitaria y crítica de cine, Berta Carricarte,el panel matutino contó con la presencia de las directoras Belkis Vega,Rebeca Chávez y Gloria Rolando,las cuales se iniciaron en el medio audiovisual en la década del 70 del siglo XX buscando,no sin obstáculos, un camino y modos expresivos propios.Por ellas conocimos que los puestos más accesibles a las mujeres dentro de la cinematografía nacional eran:la edición y las asistencias de dirección y producción.Las féminas tuvieron que demostrar permanentemente sus capacidades para lograr la confianza y el espacio  que les permitiera llegar a la dirección de documentales.En 1976, Belkis en la Fílmica de las FAR,Marisol Trujillo en el ICAIC y Teresa Ordoquiz en los Estudios cinematográficos de la TVC, logran su primer documental.Más tarde algunas directoras realizaron ficción en contadas ocasiones.Belkis Vega identifica esa etapa con la imágen del solitario corredor de fondo pues no existió la intención de unirse por parte de las realizadoras y cada una libró por separado su propia batalla ,dentro de la institución a la que pertenecía.A pesar de ello reconoce cómo esas iniciadoras abrieron el camino para las que llegarían después.

La directora Gloria Rolando se refirió a la ayuda brindada por el Movimiento Nacional de Video,el cual hizo posible visibilizar la obra de muchos artistas audiovisuales.Es en ese marco que gesta el grupo de video “Imágenes del Caribe” y desarrolla su producción independiente sobre la temática histórica y la emigración afrocaribeña enfrentando el olvido , el silencio y la discriminacion racial.

Rebeca Chávez insistió en el valor de la memoria,rememorando la obra y las motivaciones de Sara Vega,su cultura,preparación y el conocimiento de los retos que enfrentó.Rebeca remarcó la demora que han sufrido las artistas del cine para acometer el largometraje y repetir la experiencia,llamando la atención de las organizaciones femeninas hacia estas problemáticas y la situación y  comportamientos de la mujer cubana en los tensos momentos que vivimos.Otras intervenciones reconocieron la carencia de textos especializados,bibliografía docente e investigaciones académicas publicadas sobre la filmografía femenina así como la carencia del seguimiento por parte de la crítica,el aporte de Danae C Diéguez a esos estudios, la falta de conocimiento e interrelación entre las creadoras de diferentes generaciones y la necesidad de una mirada coordinada desde la institucionalidad ,que contrareste la invisibilidad de las mujeres cineastas.

Panel “De Sara Gómez a las nuevas realizadoras”

El público presente tuvo la oportunidad de intervenir con sus criterios e inquietudes.La documentalista Niurka Pérez reconoció el gran aporte de los talleres permanentes de los Estudios Fílmicos de las FAR y el papel jugado por la Asociación Hermanos Saíz pues ambos propiciaron la incorporación de las mujeres a las distintas especialidades,resaltando el rol de Tania Ceballos en esos momentos.Niurka destacó la necesidad de estar conectadas y la oportunidad que ofrece  el grupo de  documentales de la división de cinematografía de la TVC ,de realizar dos proyectos de documental de 57 minutos con  tema libre en el año 2022.

En la sesión de la tarde fueron invitadas a la mesa de diálogo, la experimentada Lisette Vila y las jóvenes cineastas Marta Maria Borrás y Carla Valdés León.

Lisette,primero desde la UNEAC y más tarde en el Proyecto Palomas, ha dirigido su filmografía y su ímpetu personal a reflejar los temas femeninos y otras problemáticas sensibles de nuestra sociedad,haciendo hincapié en la violencia estructural.Las más jóvenes directoras reconocieron el espacio brindado por la Muestra Joven del ICAIC para motivar y exponer su creación,un ámbito en el que encontraron las mismas oportunidades que los hombres. Marta Maria Borrás expuso su preocupación acerca de la desmemoria como una forma de violencia y el hecho de que muchas de las películas presentadas en la Muestra Joven corren el riesgo de perderse.Por su parte Carla Valdés, hizo mención a sus coetáneas las que, aunque han podido estudiar las diversas especialidades de la realización audiovisual sin restricciones y con conocimiento de los estudios de género,también han sentido la discriminación por raza ,edad y sexo en algunos momentos.La directora insistió en involucrar a todas las mujeres que integran la institución cine en las acciones que se emprendan en el futuro y articular la solidaridad femenina promoviendo demandas concretas y soluciones prácticas.También refirió  experiencias que intentan incluir cláusulas de igualdad de género  en los contratos de trabajo.

La creación del comité de género dentro del ICAIC,tal y como reafirmó Lisette Vila,es una posibilidad que hay que utilizar de manera acertiva.Las invitadas de mayor trayectoria recomendaron estudiar distintas ramas del saber para profundizar en los conceptos esbozados y conocer la obra de las cineastas cubanas.Yo  me permito enfatizar que éste no es un asunto que deba quedar en titulares periodísticos.Está en nuestras manos,las creadoras ,defender su continuidad y extender a otras ramas de la produccion audiovisual.

Estamos en redes sociales:

En Facebook

En Twitter

En Telegram

En Youtube

  • Tenemos una newsletter en la que te actualizamos de lo noticioso de la semana. Si lo deseas puedes suscribirte aquí
  • También puedes suscribirte a Zona Podcast y escuchar nuestros contenidos
¿Te Gusta?
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *