Universo infantil

El British Council y su apoyo al audiovisual infantil cubano

Texto y Fotos: Maya Quiroga

Entre las líneas de cooperación del British Council, Organización No Gubernamental (ONG) británica, presente en Cuba desde hace 25 años, se encuentra el proyecto sociocultural comunitario Cámara Chica, fundado en 2013 como resultado de la colaboración con el Ministerio de Cultura de Cuba.

Cámara Chica tenía como propósito motivar a niños y adolescentes en el empleo de las nuevas tecnologías para la creación de historias sobre sus vidas, y lo que sucedía en las comunidades donde se implementó ese programa de educación audiovisual. Al respecto comentó a Cubanow Yailet Landrove, manager de proyectos de Arte e Inglés del British Council, que lo han apoyado por “su relevancia, por su pertinencia, por sus logros, y porque han demostrado su sostenibilidad desde el punto de vista social y cultural. Luego de que la colaboración internacional terminó, sus gestores siguieron trabajando con los niños y los adolescentes”.

Landrove explicó que, en los inicios del proyecto, el British Council trajo a expertos británicos a capacitar líderes de esos proyectos comunitarios y a los talleristas, sobre la creación de audiovisuales con recursos simples, desde el punto de vista tecnológico. Además, se les entregó a esos centros comunitarios un pequeño set de equipamiento técnico: una laptop, una cámara de video y discos duros, para que pudieran hacer algunas obras.

“Han abordado muchas temáticas relevantes: el cuidado del medio ambiente, el embarazo en la adolescencia, el bullying, pero siempre desde la mirada del niño o del joven. Ha sido una experiencia muy buena porque se vinculó a una generación de contenidos de mucho valor, que tanta falta les hacen a esos públicos. Además, han obtenido resultados en festivales nacionales e internacionales”, destacó la especialista.

Por su parte, Minerva Rodríguez, directora del British Council Cuba, agregó que la ONG entrenó a los gestores de los grupos para que aprendieran a desarrollar sus metodologías de proyectos y a buscar sus propios financiamientos. “Así deberían ser todos los proyectos comunitarios”, afirmó.

“Para nosotros es como un hijo pequeño que ha ido creciendo y de pronto ya no necesita tanto de los padres porque ya tiene una vida propia. Y les seguimos ofreciendo capacitaciones porque es muy necesario lo que han logrado en el desarrollo de habilidades para la creación audiovisual en las nuevas generaciones: los futuros cineastas. Cuando vemos la evolución de algunos de ellos, han optado por carreras vinculadas con la Comunicación Social, el audiovisual o el Periodismo”.

Actualmente existen grupos de creación audiovisual infantil en Pinar del Río (Mantua, la cabecera provincial, Consolación del Sur y Sandino), Matanzas (Arenas), Artemisa (Kikirito, en Güira de Melena), Mayabeque (Aventuras Baobabs, en San José de las Lajas), Villa Clara (Sagua la Grande y Rodando Fantasías) y Ciego de Ávila (Ananá).

En la provincia de Holguín se destacan: Voces del Audiovisual, Almiquí y un proyecto en Urbano Noris. De Guantánamo es Pupilas en Acción y de Granma Picacho (en Güira) y un proyecto de Niquero. También se trabaja la educación audiovisual infantil en el Proyecto de Desarrollo Local Tu Taller, del capitalino municipio Plaza de la Revolución; en A+Espacios adolescentes, de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana; en el proyecto Escaramujo, de la Facultad de Comunicación Social de la Universidad de La Habana; y desde el programa Galaxia K, una coproducción entre los Estudios de Animación del Icaic y Producciones Cucurucho de la realizadora Ivette Ávila Martín.

25 años de presencia en Cuba

La manager de proyectos de Arte e Inglés del British Council en Cuba anunció que entre las nuevas líneas de la organización se encuentra la inclusión de la Isla en el proyecto regional Cultura Circular, para apoyar la realización de eventos que tengan entre sus pilares de trabajo la sostenibilidad.

“Lo primero que hemos aprendido es que hay que generar capacitaciones en cuanto a cómo aplicar a financiamientos. Creo que se pierden muchas oportunidades porque no sabemos cómo hacerlo bien y debemos tener preparada la documentación con tiempo para cuando aparezcan los financiamientos de cualquier tipo, no solo los del British Council”, aclaró.

Apuntó que, para el próximo año, “no solo lanzarán la nueva convocatoria de Cultura Circular, sino que pretendemos capacitar a todos los que estén interesados en participar para que tengan mayores probabilidades de beneficiarse de esos fondos internacionales”.

A lo largo de 25 años de labor en el archipiélago caribeño el British Council ha beneficiado a más de seis mil educadores con cursos, talleres y la participación en varios eventos. La colaboración del British Council con Cuba está alineada con los Objetivos de Desarrollo Sostenibles de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas: Educación de calidad (ODS 4), Igualdad de género (ODS 5), Acción por el clima (ODS 13), Alianzas para lograr los objetivos (ODS 17) y Reducción de las desigualdades (ODS 10).

¿Te Gusta?
 
 
   

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *