Agenda informativamiradas

Daniel Diez: ese maestro imprescindible

Por: Rafael Lam

Daniel Diez acaba morir. Había arribado, el pasado 15 de abril a la edad de 77 años. Creador y fundador de la Televisión Serrana, dirigió este proyecto único durante nueve años, desde 1993 hasta 2002, llevando a la par el trabajo en la realización de documentales y la promoción de otras importantes iniciativas, como el Centro de Estudios para la Comunicación Comunitaria, el Video-Carta (vía para el intercambio entre comunidades y culturas), y los Grupos Alternativos de Creación Audiovisual.

Nació en La Habana, participó en la Campaña de Alfabetización en la Sierra Maestra, y la experiencia que tuvo con los habitantes de las montañas en aquel momento resultaría motivación para crear TV Serrana. Después cursó la enseñanza media en la Escuela Técnica de Comunicaciones Osvaldo Herrera y más tarde matriculó en la Universidad de La Habana, donde a la postre se graduó como periodista.

En 1967, ingresó al Instituto Cubano de Artes e Industrias Cinematográficas (ICAIC), donde trabajó durante 15 años como sonidista, musicalizador y periodista en más de 500 noticieros ICAIC Latinoamericano, y en unos 50 documentales junto al cineasta Santiago Álvarez. Integró, además, numerosas delegaciones periodísticas del Noticiero ICAIC Latinoamericano a eventos internacionales.

El Noticiero ICAIC, en palabras del propio Daniel, “era el editorial cinematográfico de la Revolución”.

Comencé como sonidista y ahí me mantuve 15 años, hasta que salí para desempeñar otras tareas. Hacíamos entrevistas, actos y los transfer. También fui sonidista y musicalizador, nos sentimos creadores de la magia de los documentales. La obra de Santiago logra convertirse en una obra de arte. El documental fue un motor impulsor muy fuerte del ICAIC. (Entrevista de Mayra Álvarez Diaz).

Conocí a Daniel Diez en 1981, cuando pasó a trabajar en el Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT), como director y documentalista, realizando programas informativos, deportivos, dramatizados y revistas, y produciendo cerca de 90 documentales. Fue vicepresidente para la Creación Artística del ICRT, entre 2001 y 2006, y participó en la creación del Canal CH-TV (luego Canal Habana).

Supe de su labor de jurado y conferencista en eventos internacionales y varios festivales de cine, entre los que se destacan los de Guatemala, México, Bolivia, Brasil y Cuba. Asimismo, desarrolló una prolífica labor académica como profesor de sonido, montaje, dirección y otras especialidades, tanto en el país como en otras geografías: Argentina, Bolivia, Ecuador, Guatemala, México, Venezuela, y otros países.

Impartió clases en la Facultad de Periodismo de la Universidad de La Habana y en el Instituto Superior de Arte, y fue asesor de talleres en la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños. Sus galardones, en múltiples ocasiones, en certámenes nacionales e internacionales, lo avalaron como miembro de diferentes instituciones, como la Uneac, la Upec, el Movimiento Nacional de Video (MNV), y el Consejo Latinoamericano de Cine y Video de los Pueblos Indígenas (CLAPC). Poseía una larga lista de premios en diversos certámenes.

En diciembre de 2011, Diez mereció el Premio Las Cámaras de la Diversidad, auspiciado por la Oficina Regional de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), en colaboración con la Fundación de Nuevo Cine Latinoamericano (Fncl), por su proyecto de investigación “La Televisión Serrana: una experiencia audiovisual comunitaria”. En 2015 fue distinguido con el Premio Nacional de Televisión.

En el ámbito internacional obtuvo, entre otros galardones: el premio del encuentro Norte Sur (Ginebra, 1990) por el documental, Sublime Profesión de Amor, y la Mención de Honor Grand Prix (Berlín, 1991), por el mismo título. Mereció el premio al Mejor Documental (CBU) de la Caribbean Broadcasting Unión (1997), por Un cariño poderoso. Otros premios fueron: Mejor Documental de América Latina en la 4ta. Olimpiada Internacional de Video (Sudáfrica, 1998), por Como una Gota de Agua, y segundo premio del Festival de Video de la Juventud de La Haya (Holanda, l999).

Poseía varias distinciones. La lista de sus obras es larga. Solo en la Televisión Serrana más de 30 producciones llevan su firma. Daniel Diez será, por siempre, ese maestro imprescindible. Su trabajo y su nombre son parte de la cultura cubana.

Foto: qvaendirecto
¿Te Gusta?
 
 
   

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *