Radio Minas: la radio comunitaria

¿Te Gusta?

Por: Bruno Suárez Romero

En un espacio geográfico, donde confluyen el monte y la mar, hay una radio que asiste a su comunidad en la especial faena de encauzar necesidades de expresión.

Fundada oficialmente el 15 de febrero de 2005, Radio Minas, en Minas de Matahambre, ha resultado un medio de comunicación y de enfrentamiento eficaz a las disímiles circunstancias que se presentan en el bregar diario de la población que habita esa zona del país.

El territorio, situado hacia el norte y casi al centro de la provincia de Pinar del Río, tiene entre sus fronteras naturales al Golfo de México y al Valle de Viñales.

Una radio comunitaria responde, desde su programación, a los intereses de los pobladores a los que alcanza, es por esa razón, que en Radio Minas podemos escuchar espacios destinados, a partir de sus contenidos, a los hombres de mar y a los campesinos montañeses.

En la génesis de esta emisora estuvo la intención de fundar un pequeño estudio con pocos trabajadores. La idea de que una misma persona asumiera diversos roles, que en lo cotidiano se presentan como distintas especialidades de la radio, resultó desbordada por la impronta cultural del territorio.

El concepto de hombre-radio, muy útil para los lugares remotos, fue revertido con la forja de directores, locutores, periodistas y realizadores de sonido, nacidos todos de la población Minera.

La presencia de estos radialistas impulsó la creación de una parrilla de programas que integra diversos géneros. Entre estos espacios podemos citar Sin etiqueta, conducido por el periodista Juan Cabanas y destinado a la participación ciudadana.

Desde esa tribuna, las autoridades locales dan respuesta a las inquietudes de la comunidad. La región, antiguo sitio de explotación minera, posee hoy una población con intereses múltiples y con necesidades culturales elevadas al punto de demandar la presencia de una compañía de ballet clásico en su territorio.

En singular contraste, la envoltura del Valle de Viñales deja sobrevivir leyendas de aparecidos y casas embrujadas, así como al místico refugio de los Acuáticos, pequeño grupo humano que sostiene la creencia del uso exclusivo del agua para la sanación, imaginario que recreara, en la década del setenta el cineasta Manuel Octavio Gómez en su filme Los días del agua.

En ese contexto cultural existe la radio en Minas de Matahambre, donde oídos agudos de la localidad, advierten la posibilidad de hacer más en el terreno de la realización radial y las búsquedas estéticas.

Otro sobresaliente programa es Con el abuelo y Paquitín, una suerte de pequeño príncipe naturalizado en este pedazo de mundo.

Radio Minas tiene su Noticiero de radio y otros espacios muy gustados como: La revista Contigo, el espacio juvenil Vive la música y los musicales Ecos campesinos y De México su música.

Otro elemento digno de destacar es el papel que desempeña la planta radial en situaciones de adversidad y desastres naturales. El embate de un huracán de gran intensidad determina un elevado riesgo debido a las vulnerabilidades del territorio.

El enfrentamiento al peligro desde ese escenario es un mérito ganado por el colectivo de Radio Minas. Ellos cuentan con experiencias en ciclones tropicales, lluvias intensas e incendios forestales.

Tales circunstancias elevan a esos hombres y mujeres radio a un estadío superior que merece el mayor de los galardones, a pesar de que la potencia de sus transmisores solo apunten hacia el límite municipal.

Si como cuenta alguna leyenda un forastero viniera un día a enseñarles a trabajar, quedaría inmovilizado por la energía suprema, que está determinada por el quehacer a favor de los suyos. Esa voluntad no se puede reproducir en ningún manual y bajo ningún concepto evaluar.

 

 

 

 

 

 

 


¿Te Gusta?

Deja un comentario

Ir a la barra de herramientas