Radio Progreso cumplirá 90 años

Por: Rafael Lam

            La emisora de Radio Progreso va a celebrar sus 90 años el 15 de diciembre del 2019. Primero surgió con el indicativo 2AF, y a partir de 1930 con el de CMBC. El lugar inicial fue en la calle Máximo Gómez 139 hasta que se traslada en 1940 para los bajos del Centro Gallego, en San José 104, al costado del Capitolio.

El dueño de la emisora era Domingo Fernández con su familia, sus hijos Manolo y Ovidio. Domingo también empresario del establecimiento de efectos eléctricos llamado El Progreso Cubano.

Se caracterizaba por la programación musical, Luis Manuel Martínez Casado, con su hermana Marta de primera actriz, la cual crea el primer cuadro de comedias en la emisora que llegó a ocupar los primeros lugares de audiencia.

El 17 de noviembre de 1949, los hermanos Fernández constituyen una Sociedad Anónima, a la que denominan Estaciones Radiodifusoras Radio Progreso S.A. con la ayuda de anunciantes.

El 28 de noviembre de 1953 Radio Progreso se traslada a su sitio actual Infanta 105 (llamada también Avenida Menocal). Sigue predominando lo musical con el eslogan de La Onda de la Alegría.

Uno de los programas que caracterizaron a Radio Progreso fue Alegrías de Sobremesa, con el escritor Alberto Luberta. “Comencé el 1 de julio de 1947 como mecanógrafo. Fui aprendiendo de los escritores Félix Pita Rodríguez, Juan Herbello. Después de 1959 escribía novelas, aventuras. Yo era costumbrista y por ahí me fui encaminando. En 1961, el destino me la pone en las manos y me contratan para un programa llamado Fiesta con Bacardí. Después le llamaron Fiesta a las 9 con la orquesta de la Radio y la Televisión. Se le incluye un sketch pequeño con dos personajes: Tota y Pepe, interpretados por Manolín Álvarez (padre) y Maritza Rosales. Comienza a trasmitirse el 1 de abril de 1961, en los albores del ataque a Playa Girón”.

Sin dudas que lo que está para uno no hay quien se lo quite, el guionista del programa Fiesta a las 9, Suarez Santos era el director y guionista, no aparecía, había marchado del país, y aquello salía en vivo, al momento.

“Entonces llega mi momento y me piden el libretico. Ahí empecé a dar cabezazos. Al mes me contratan fijo para el programa, aquello estaba para mí. Empecé a escribir Tota y Pepe, entonces me ponen el sello de humorista. Antonio Hernández director de Radio Progreso me pide escribir un programa que se llamaba Alegrías de sobremesa con cinco escritores que no daban pie con bola y me lo entregan el 15 de abril de 1965 y allí me mantuve 42 años y 6 meses día a día”.

Alegrías de sobremesa llego a visitar a Angola bajo las balas. La tesis de Luberta fue siempre seleccionar el actor, la figura de impacto y le diseñaba el personaje adecuado y lo lanzaba. El personaje tiene que ser siempre igual, no cambiante. La radio crea imágenes y debe responder a lo que se esperaba de él; “por eso la radio es inmortal”, termina diciendo Luberta.

Fuente:

Oscar Luis López, La Radio en Cuba.

José Luis Basulto, De la radio a la palabra impresa.

¿Te Gusta?
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas