Un auterretrato de Luis Eduardo Aute

Por: Rafael Lam

Foto: Tomada de RTVE.es

            El Festival del Nuevo Cine Latinoamericano fue un punto de encuentro entre Cuba y el mundo en el que conocemos creadores del cine que nos hacen distinguir la realidad de muchos artistas y obras del cine. A Cuba llegó nuevamente el realizador y productor Gazka Urresti, quien trajo un documental de 98 minutos del compositor y cantor Luis Eduardo Aute que lo entrevistamos en aquel memorable “Concierto por la Paz”. Aprovecho esta oportunidad de entrevistar a Urresti para que me cuente más de Luis Eduardo Aute.

¿Qué te llevó a realizarle un documental a Luis Eduardo Aute?

Es uno de los creadores más polifacéticos de España; también es cantor, poeta, director de cine, actor, escultor y dibujante. El documental es como una celebración de su obra conmovedora y participan amigos, es como un resumen de su obra. Siempre acompañado de sus canciones con voces como Víctor Manuel, Pedro Guerra, Ana Belén, Serrat.

¿Aute me reveló en el ensayo de Concierto por la Paz que no había nacido en España?

-Cierto, Luis Eduardo Aute Gutiérrez-Répide nace en Manila, Filipinas, el 13 de septiembre de 1943, ese es uno de los motivos porque habla tantos idiomas. Su padre, Gumersindo, nació en Barcelona, hijo de andaluces y a los 18 años se fue a trabajar a Manila, a la compañía Tabacos de Filipinas y allí conoció a su mujer, Amparo, una filipina de la burguesía de ascendencia española hija de valenciana y santanderino. Luis Eduardo fue de niño un adelantado artista muy sensible.

¿Cuándo llega Luis Eduardo a España?

A los ocho años viaja por primera vez a España. En Madrid, acompañando a la orquesta del hotel Avenida. Canta por primera vez en público interpretando la canción Las hojas muertas. A los nueve años ve por primera vez La Ley del Silencio, película que le marcará notablemente y le llevará a escribir en inglés sus primeros poemas. Otra película que le influirá en esa época es Niágara, donde descubre la sensualidad y el erotismo de Marilyn Monroe. Entonces, la familia regresa a España en 1954, previa estancia en Barcelona, regresa definitivamente a Madrid.

¿Cuándo se integra al canto, a la música?

-En la década de 1960, en el curso preuniversitario forma parte de varios grupos, como Los Sonor, del que surgirían Los Bravos y en el que toca la guitarra acústica; Los Tigres, en el que canta en inglés canciones de Elvis Presley, y, de acuerdo con José Ramón Pardo, Los Pekenikes. Sin embargo, el cine y la pintura, al igual que la escritura, siguen siendo sus grandes pasiones. Con Los Sonor llegaría a interpretar dos canciones en el programa de televisión Salto a la fama, aunque Aute abandona el grupo para centrarse en sus estudios. En 1963 se trasladaría a París, donde vive toda la efervescencia cultural de la época, descubre la música de Jacques Brel y Georges Brassens, lee a Paul Éluard y a Nietzsche (Más allá del bien y del mal) y ve películas prohibidas en España, como Lolita de Stanley Kubrick. Durante los siguientes años regresa varias veces a la capital francesa y comienza a vivir de sus cuadros, realizando algunas exposiciones fuera de España. El marchante estadounidense Gregg Juárez vende sus cuadros en Estados Unidos. También consigue empezar a trabajar en el mundo del cine, destacando su participación en la película Cleopatra de Joseph L. Mankiewicz.

¿Cómo llegan sus primeras composiciones y el éxito internacional?

En 1965, durante un viaje a Madrid conoce a la cantante Massiel. Al concluir el servicio militar en mayo del año siguiente vuelve a Madrid y viaja a São Paulo para participar en la Bienal de pintura con tres cuadros de gran formato. En Brasil descubre la música de Bob Dylan y Joan Báez y al regresar, animado por Massiel y bajo el influjo de Dylan, escribe cinco canciones: Don Ramón, Made in Spain, Rojo sobre negro, Aleluya nº1 y Rosas en el mar, que en un principio ofrece a Massiel, aunque finalmente esta solo llega a grabar la última, convirtiéndola en un éxito rotundo.

¿Massiel viene al 1er. Festival Internacional de la Canción Popular de Varadero 67 y trae esa canción Rosas en el mar, que se conviertió en un himno?

-En 1967 Massiel incluye por fin en un nuevo disco Rosas en el mar y Hasta mañana, otra composición de Aute. Mientras tanto, la compañía RCA insiste a Aute para que sea él mismo el que grabe sus temas y este por fin acepta, editando un single con Made in Spain y Don Ramón. La versión de Rosas en el mar de Massiel fue un gran éxito, por lo que RCA decide publicar Aleluya nº1 interpretada por Aute, mientras Zafiro la publica interpretada por Massiel. El tema es un rotundo éxito a nivel internacional, realizándose por diversos cantantes versiones en Checoslovaquia, Francia, Italia, Brasil, Japón e Hispanoamérica. En Estados Unidos Aute contaría años después una curiosa anécdota que había escuchado según la cual Paul McCartney, al escuchar esta versión en inglés del Aleluya, decidió contestarla con el tema Let it be, de los Beatles. Es en esta esta época, Aute conocería a Joan Manuel Serrat.

¿Hazme un resumen de la trayectoria de Aute?

-Los años setenta. Vuelta al mundo de la música. En 1970 publica en Poesía 70 un poema que sería la causa del cierre de la revista, en la que había compartido páginas con los también cantantes Joaquín Sabina y Carlos Cano. En julio de 1978, es invitado por el gobierno cubano a participar en el Festival Mundial de la Juventud de La Habana, donde canta con Pablo Milanés, Silvio Rodríguez y Amaury Pérez, miembros de la Nueva Trova Cubana. Participa en la grabación en el Teatro Salamanca del disco en directo Joaquín Sabina y Viceversa en directo, dedicándole a Joaquín Sabina una canción titulada Pongamos que hablo de Joaquín. ¿En Cuba supimos que Aute tenía una salud complicada?

En el documental Silvio Rodríguez cuenta acerca del apoyo brindado por mediación de un gran especialista llamado Calixto Machado. El Dr. milagrosamente lo salva, algo que parecía imposible; entonces Silvio va a España y gestiona que Aute se traslade a un centro médico cubano llamado Cirem. Ellos se conocían desde 1977 a través de casetes que le enviaron a Aute.

¿En la visita de Aute a la 2ª. Edición del Concierto Paz Sin Fronteras realizado en La Habana, el 20 de septiembre de 2009. En esos ensayos Aute me reveló, con mucha sinceridad, que Europa ya estaba agotada culturalmente?

Estoy totalmente de acuerdo con Aute, Europa constantemente se está reciclando alimentándose del arte de África, del Asia y de América Latina, lo que llaman el Tercer Mundo. La cultura tiene que ir constantemente en la búsqueda de los orígenes, de las culturas iniciales.

¿Te Gusta?
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas