Elpidio Valdés en una ciudad sostenible e inclusiva

Por: Maya Quiroga

Logotipo: Cortesía de la directora del Centro Cultural La Manigua

Para los nacidos en esta ínsula caribeña es bien conocido el término manigua, ese espacio del monte cubano donde los mambises libraron nuestras gestas de Independencia contra el colonialismo español y el manigüero Elpido Valdés ha protagonizado sus batallas desde el emblemático dibujo animado de Juan Padrón.

Presisamente La Manigua, en alusión a ese término de carácter simbólico, será el nombre de un nuevo centro cultural que verá la luz en una antigua gasolinera, con unas naves industriales que se dedicaban al Correo Postal.

Se encuentra ubicado en 35 y Paseo, en el habanero barrio de La Timba, zona con histórica desventaja social. El Centro Cultural La Manigua constituye una iniciativa del Premio Nacional de Cine junto con la joven psicóloga e investigadora social Silvia Padrón Durán, Máster en Cooperación Internacional.

Buscará adentrarse en el mágico mundo de La Manigua y los personajes de uno de los padres de la animación cubana, a partir de la recreación de escenas que pertenecen a la memoria colectiva.

Durante muchos años a Silvia y su padre, realizador del primer largometraje animado en la Mayor de las Antillas, veían con preocupación cómo influencias foráneas iban ganando terreno en el gusto estético de la población infantil mientras el personaje de Elpidio Valdés, considerado como uno de nuestros grandes patrimonios del cine de animación, perdía valor en la cotidianidad de los niños y de la familia cubana.

Convencidos de la importancia que tienen las experiencias culturales en la vida de los infantes, decidieron presentar el proyecto 500 Creativas: Convirtiendo la Economía creativa en liderazgo colectivo femenino para una ciudad sostenible e inclusiva (Centro Cultural La Manigua:

“Entre mi padre y yo hemos creado este proyecto concebido para la familia que consiste en construir un lugar innovador para que los niños y adolescentes puedan aprender, experimentar y divertirse a partir de valores como la cubanía y el humor presentes en Elpidio Valdés”, explicó Silvia, la directora del nuevo centro.

El proyecto forma parte de la Cartera de Proyectos para la Cooperación Internacional 2020 que lleva a cabo el Centro de Colaboración Internacional del Ministerio de Cultura (Mincult) en el ámbito de las industrias culturales y creativas con el propósito de contribuir al máximo desarrollo de nuestra sociedad, el rescate de la memoria histórica y de los bienes muebles e inmuebles. Nace como resultado de la alianza entre el Grupo Creativo Juan Padrón, que pertenece al Fondo Cubano de Bienes Culturales, el Mincult y el Gobierno Provincial de La Habana.

Una suerte de ciudad con diferentes espacios en su interior donde se impartirán talleres de fotografía, dibujo, animación, pintura, diseño, robótica, programación, orfebrería, cocina, costura, cine y cerámica brindarán la posibilidad de aprender cómo eran las vasijas de los indios cubanos, en qué recipientes comían los mambises y permitirá conectar todas las esferas de la cultura. Los resultados de esos talleres de capacitación se mostrarán en la galería del centro cultural.

Habrá además una sala interactiva, que se llamará Taller Oliverio, donde niños y adultos podrán aprender sobre física, química, biología y otras ciencias a través del juego y la interacción con los objetos.

Contará también con tienda, cafetería, heladería, talleres, baños, cambiadores, enfermería, un local para la celebración de cumpleaños, taquillas, cátedra para entrenadores, área de rehabilitación y un restaurante.

Para la protección y digitalización de los originales vinculados a la obra del creador de Vampiros en La Habana se habilitará la Sala de Patrimonio. En tanto, un espacio multifuncional acogerá las actuaciones en vivo, el teatro, la música, la proyección de cine animado. En los exteriores del inmueble se alzará la Plaza de la Bandera, con un área recreativa y un Jardín con Esculturas. Mientras que el primer nivel radicará el Estudio de Juan Padrón.

Como parte del proyecto se tiene prevista la creación de la infraestructura civil y tecnológica de los espacios con un enfoque ecológico. De esa manera, acciones como el reciclaje y el uso de energías renovables serán prácticas cotidianas dentro de la institución.

La entidad debe entrar en funcionamiento a mediados del próximo año. En una primera etapa, aún sin concluir la obra, se realizarán actividades los fines de semana, adelantó Silvia Padrón.

¿Te Gusta?
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas