Teleclases para la enseñanza artística en Cuba

Por: Maya Quiroga

En medio del complejo escenario que ha impuesto a la humanidad la pandemia del nuevo coronavirus SARS-CoV-2, el Ministerio de Educación de la República de Cuba tomó la decisión de suspender la docencia en las escuelas de todo el país hasta tanto se haya resuelto la situación sanitaria causada por la COVID-19.

De inmediato, la dirección del Canal Educativo, –fundado el 9 de mayo de 2002 por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz– comenzó a transmitir teleclases destinadas a los educandos que se encontraban en casa alejados de sus centros docentes.

Sin embargo, un grupo de niños y adolescentes que hoy se forman en el Sistema de la Enseñanza Artística dejaron de recibir materias especializadas como Apreciación e Iniciación musical, Solfeo, Escultura, Técnica de la Danza, Piano básico, Voz y dicción, Danza, ballet y circo y Pintura, tan necesarias para vencer el año lectivo en que se encuentran.

Aunque en la programación del Canal Educativo se incluían algunos espacios destinados a fomentar la apreciación artística de la población cubana, que contaban con una buena recepción por parte de la teleaudiencia, nunca se había concebido un espacio con un docente artista que se dirigiera a sus alumnos desde un estudio de televisión.

Ante la demanda de padres y profesores –que no siempre tenían la posibilidad real de utilizar herramientas de internet como la aplicación de mensajería multiplataforma WhatsApp Messenger para enviar y recibir mensajes de audio, imágenes y videos– se hizo inminente preparar teleclases destinadas a los alumnos que se forman en nuestras escuelas de arte.

Así, el Consejo técnico asesor del Centro Nacional de Escuelas de Arte (Cneart), con la actriz Corina Mestre al frente de esa tarea por parte de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba y de conjunto con el Ministerio de Cultura (Mincult), el Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (Icaic), la Facultad de Arte de los Medios de Comunicación Audiovisual (Famca) de la Universidad de las Artes (ISA), se empleó en conceptualizar la metodología para llevar a cabo la puesta en pantalla de las, tan demandadas y necesarias, teleclases.

Desde el estudio

Luego de evaluar las alternativas disponibles se decidió que la grabación fuera asumida por un grupo de profesionales que laboran en Famca. Liván Antonio Magdaleno Cruzata, actual decano de la facultad, asumió la dirección general de las teleclases y puso a disposición del Cneart el recién inaugurado estudio de la escuela donde, desde hace tres décadas, se forman los realizadores cubanos que laboran en el cine, la radio y la televisión.

Gracias a una costosa inversión asumida por el Mincult hoy el nuevo estudio de televisión está equipado con tres cámaras que graban en formato 4K. Esa tecnología de punta es utilizada por los futuros profesionales de los Medios de Comunicación con el propósito de fomentar su creatividad y producir obras audiovisuales que dignifiquen la cubanía.

Los fotógrafos Julio H. González Cruz y Abel E. Aguilera Cedeño están detrás de las cámaras en cada teleclase. De la edición se encarga Beatriz Candelaria mientras que en el switcher se encuentran los directores de emisión Maysel Bello Cruz y Carlos Mérida Álvarez.

En entrevista concedida al Noticiero Cultural el realizador Mérida Álvarez confesó que esta tarea de grabar teleclases especializadas, de lo cual no existía ningún antecedente en la Mayor de las Antillas, ha significado un verdadero reto para todas las personas involucradas.

“Se trata de enseñar, dentro de un Medio de Comunicación tan complejo como la televisión, para que no parezca una clase sobria, incolora. Es decir, que tenga contenido y tenga elaboración. Prácticamente despegamos de cero. Asumí eso como el despegue vertical de una nave, con un solo motor, porque el estudio de televisión prácticamente no se estaba empleando. Nosotros lo hemos hecho arrancar sobre la marcha. Nos quedan muchas cosas por arreglar”, dijo.

Con el tiempo se deben ir perfeccionando las emisiones en la medida en que se puedan diseñar mejor las escenografías, en aras de crear ambientes más adecuados, y cuando se pongan en práctica todas las potencialidades del switcher de producción con una función estética, a partir de un uso más creativo de la infografía, gráficas, tablas y videos para que sean más atractivos estos nuevos productos audiovisuales.

Por lo pronto, mucho agradecen los alumnos cubanos y sus padres esta novedosa programación que, de momento, se transmite en el horario matutino casi todos los días por el Canal Tele Rebelde pero que, esperamos en un futuro se introduzca en la parrilla del Canal Educativo, a tono con el objeto social para el que fue creado por el líder histórico de la Revolución.

¿Te Gusta?
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Un comentario sobre “Teleclases para la enseñanza artística en Cuba

  • el 24 mayo, 2020 a las 4:01 am
    Permalink

    Como puedo descargar las clases de técnica de la danza y folclor

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas