La empatía que se respira detrás de las mascarillas

Por: Maya Quiroga

El Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (Icaic) ha preparado un programa de exhibiciones especiales en saludo a la Jornada por la Cultura Cubana según trascendió en un encuentro con la prensa realizado en la Casa del Festival.

Para el viernes 15 de octubre a las diez de la mañana en el Cine Yara está prevista la presentación del documental Volverán los abrazos (80 minutos, Producciones Icaic y Siguaraya Village Producciones) que cuenta con guion, dirección y producción de Jonal Cosculluela y Maritza Ceballos.

Según explicó Ceballos, Ramón Samada, el presidente del Icaic, los convocó en un momento complicado y difícil, en marzo de 2020, cuando se acababan de identificar en Cuba los primeros casos contagiados con la Covid-19 y todo el mundo tenía mucho miedo. Por lo tanto, la investigación y el trabajo se fue realizando sobre la marcha a lo largo de un intenso año.

El equipo reducido estaba integrado, además, por el director de fotografía David Cruz y en el sonido directo, por Michel Caballero y Maykel Pardini. Así procuraron exponerse a los riesgos lo menos posible a pesar de haber filmado en todas las áreas de terapias intensivas de La Habana y en las salas donde se encontraban ingresados los pacientes que no llegaban al estado de gravedad.

Equipo de rodaje.

“Nos costó trabajo armar el equipo porque, por cuestiones lógicas, no sabíamos a qué nos íbamos a enfrentar. La idea siempre fue estar en los hospitales, con los enfermos y el personal sanitario que le estaba dando el frente a esta situación”, señaló Maritza.

La guionista advirtió que pudieron conocer al primer team médico que decidió tratar a los primeros enfermos y estar en los centros de salud el tiempo que fuera necesario, enfrentar las incertidumbres, alejados de sus familiares, para desafiar a la pandemia, en condiciones excepcionales.

Es un relato, de los rostros que no se pueden adivinar detrás de las mascarillas, escafandras y caretas diseñadas para enfermedades altamente contagiosas. La intención era develar quiénes eran esos seres humanos.

“Ese fue el motivo que nos mantuvo todo el tiempo inspirados, a pesar de los riesgos, a estar ahí con esas personas que hacían un sacrificio tremendo”.

En medio de ese panorama desolador fue necesario prescindir de saludos afectuosos, del estrechón de manos y los abrazos entre familiares y amigos. Era la única forma de mantenerse a salvo mientras se producían los cierres de fronteras, la suspensión de clases, la llegada del teletrabajo, los toques de queda, las cuarentenas de ciudades, el surgimiento de los centros de aislamiento para sospechosos y contactos de enfermos.

De ahí nació el título de este audiovisual que, al decir de la realizadora, no le dejó un mal recuerdo ni un sabor amargo:

“Lo importante es redescubrir que estos médicos, esas enfermeras, estaban ahí con un gran humanismo, una empatía hacia personas que no conocían. Se trataba de su vocación, pero con una dosis de sacrificio muy grande. La pandemia nos ha enseñado que es un problema de todos, no del que está al lado y nos invita a la reconexión con el otro”.

El diseño de banda sonora de Volverán los abrazos estuvo a cargo de Sheyla Pool. La música es de Alberto Torres, Víctor López se ocupó de los efectos digitales y Luis Najmias Jr., del montaje.

Estamos en redes sociales:

En Facebook

En Twitter

En Telegram

En Youtube

  • Tenemos una newsletter en la que te actualizamos de lo noticioso de la semana. Si deseas suscribirte envíanos un correo a revistadigitalcubanow@gmail.com con el Asunto: Quiero suscribirme
  • También puedes suscribirte a Zona Podcast y escuchar nuestros contenidos
¿Te Gusta?
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *