La educación musical en la radio y la televisión

Por: Rafael Lam

Comenzamos el 2022 y después de casi el centenario de la radio y setenta y tres de la televisión, no hemos logrado resolver el problema de la educación musical a través de los medios de difusión masiva. En ello incluyo los libros. ¿Qué hacer?

            Que conozca existen dos libros relacionados con la apreciación musical: Uno de la profesora e investigadora Carmen Valdés Sicardó. El libro, inicialmente bajo el título de Música, con destino a las escuelas pedagógicas del país y posteriormente se hizo una segunda edición para las escuelas vocacionales como la Lenin, las Esbec, etc. Fue utilizado también como texto y para cursos de postgrado universitario y ocasionalmente en algunas escuelas de arte.

            Estuve presente en la creación de este libro y, participé en el apoyo de la producción de la edición inicial de 1975 aproximadamente, en que se publicó por el Mined. En el 2007 fui el encargado de que se volviera a publicar por la editora Adagio, con la edición de Orietta Simons, la corrección de José A. Fernández y el diseño de Eliseo Palacios. La gestión la hice a través de Ramón Rodríguez Barceló en la Dirección de Casas de Cultura, dirigido por la diligente Margarita Mejuto.

            Indiscutiblemente que es un libro clásico, necesario para la aplicación de la música, sobre todo en las escuelas de música cubanas que son muchas. Desde luego, ningún libro es completo y, en ese caso hay que añadirle otro según do libro relacionado con la música popular, libro que hace muchos años he entregado a las editoras y no se ha publicado.

            La editorial Oriente también publicó en el 2009 otro libro de apreciación musical titulado Toda la música, del director y profesor de coros Electo Silva de Santiago de Cuba. El libro no es toda la música como enuncia, pero vale la pena volverlo a publicar con fines de educación musical.

            LA EDUCACIÓN MUSICAL EN LOS MEDIOS

            Desde luego, hoy con las posibilidades de los medios, con las nuevas tecnologías y todas las posibilidades técnicas, es hora de emprender la educación o apreciación musical en los medios. Cada emisora o canal de televisión deben presentar su proyecto de “Educación Musical Indirecta”. Se dice indirecta porque no es educación obligada como acontece en las aulas de las escuelas.

            Pero ello puede servir de “recomendación” a los alumnos y, en buena medida de exámenes para conocer saber si los alumnos están al tanto de esos programas tan útiles para ello y para todos.

            No hay una sola fórmula para ofrecer la educación o apreciación musical en los medios, hay muchas y, todas hay que colegiarlas científicamente, como se hace hoy con todo.

            Hay que hacer convocatorias, concursos relacionados con la aplicación de la música en este tipo de educación. Hay que convocar a todos los expertos en la educación musical (sinfónica-europea y popular cubana). Hay que hacer un archivo de proyectos, de análisis. En eso puede ayudar mucho la Uneac y las Empresas de la Música; unidas al Instituto de la Cubano de la Música. Todos en conjunto.

            En todo esto debe participar las emisoras CMBF, Radio Progreso y el Canal Educativo de la TV. Hay nombres de especialistas musicales que podemos tener en cuenta: Juan Piñera, Luis Manuel Molina, Carlitos Fornés y otros.

            No se puede esperar a que todas las escuelas de Cuba del sistema de Educación puedan contar con educadores e instructores. Los medios masivos: Radio, TV, Cine, todos son medios que deben estar –ante todo- al servicio de la educación de los niños y jóvenes. Ahí está el futuro.

Estamos en redes sociales:

En Facebook

En Twitter

En Telegram

En Youtube

  • También puedes suscribirte a Zona Podcast y escuchar nuestros contenidos
¿Te Gusta?
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *