Roxana Díaz es un nombre de hoy

Por: Haziel Scull

A través de una estética inspirada en la de Cartoon Network, cargada de una sensualidad visual muy característica, a Ana Roxana Díaz Olano (La Habana, 1997) le interesa generar el debate a partir de sus creaciones, que se mueven entre lo erótico y la feminidad. Por otro lado, su trabajo infantil busca la sencillez en cuanto a forma y contenido; ambas cosas las logra a través de una paleta de colores que ha aprendido a personalizar y el uso de texturas llamativas.

Sus cuentas en redes sociales, así como sus trabajos publicados, han ido logrando una promoción de su obra que ha generado, de manera paralela, una línea de productos de artesanía que expone en diversos espacios y un reconocimiento en el gremio gráfico, como una de las historietistas más completas de la contemporaneidad. Para Roxana, las mujeres han convertido la gráfica en un medio propio de expresión, creando un espacio para el activismo y para pronunciar determinadas preocupaciones que, como féminas, articulan en sus trabajos.

Esta artista, que ha expuesto en varios centros de la capital cubana y publicado tanto en el país como en el exterior y se encuentra terminando Educación Artística en la Universidad Pedagógica Enrique José Varona, ha dejado parte de su experiencia en diversos talleres que ha impartido en los últimos años a niños y adolescentes en diferentes espacios comunitarios y estatales de la capital cubana.

Desde las páginas de la revista Zunzún, donde colabora hace unos 3 años, comenzó su vinculación directa con la ilustración, aunque ya desde el 2013 participaba en talleres de cómic en el centro cultural Vitrina de Valonia.

Compartir parte de su mundo, a donde nos llegamos a realizarle esta entrevista, un espacio cargado de lápices, papeles, cartulinas y tintas; entre bocetos e ilustraciones a medio terminar, nos dio la posibilidad de conocer a una indomable lectora de cómic y a una artista que no ha dejado de crear desde el primer momento que tomo un lápiz en la mano. Es ella, un nombre recurrente en el cómic cubano contemporáneo.

¿Por qué te dedicaste a hacer historietas? ¿Desde cuándo comenzó tu pasión por esta forma de hacer arte?

Roxana: Descubrí el mundo de las historietas desde muy pequeña, siempre me gustó y sentí pasión por el dibujo, pero no fue hasta los 14 años, que participé del lanzamiento, por Rutas y Andares, del libro Crónicas Urbanas en el centro cultural Vitrina de Valonia, y comencé a ver el asunto con otros ojos. Fue ahí donde conocí a los historietistas de la Editorial Abril que me motivaron a probar e intentar hacer mis propios trabajos. Desde ese momento me hice asidua a los talleres que se hacían en Vitrina o en la propia Editorial y fui viendo como mi manera de dibujar y entender el cómic iban madurando cada vez más. Creo que lo logré gracias al tesón y a la práctica diaria.

Tras publicar tu primer libro ¿Cómo crees que ha sido recibida tu obra por el público?

R: Particularmente no he podido conocer a fondo que impacto tuvo mi libro entre el público. Sé de personas que lo compraron y lo leyeron, pero no sé decir exactamente si gustó mucho o no entre los lectores. Por otra parte el libro, como primera experiencia, fue súper decisivo para mi carrera, y lo atesoro por eso. Trabajar para una editorial tan exigente y bien organizada como es la Editorial de la Mujer, me proveyó de un arsenal de métodos de trabajo y, sobre todo, de compromiso, que serán recuerdos y herramientas que usaré siempre.

Además de artista, has realizado talleres de apreciación y creación de historieta ¿Qué experiencia le ha dado esto a tu labor?

R: Los talleres que he realizado como artista me han enriquecido a varios niveles. Primeramente me han dado la oportunidad de guiar por este universo tan amplio y tan poco explotado docentemente aún, a niños y jóvenes que sienten la inquietud y la pasión por el noveno arte. Y me han permitido, además, aprender diferentes nociones sobre el enfoque que pudiera tener la historieta cubana en el futuro y las nuevas generaciones. Es, de hecho, una de mis aspiraciones profundizar mucho más en este trabajo y lograr un espacio donde se impartan de manera sistemática clases sobre ilustración y cómic.

Siendo mujer en un ambiente tradicionalmente masculino ¿Cómo ves tu papel en el proceso de creación actual?

R: Siento que como creadora mi actuar demanda mucho más. Normalmente trato de no sobrepasar el contenido sexista (por decirlo de alguna forma) porque igual siento que la perspectiva de género no es todo sobre lo que hay que hablar,  pero sí pienso que es sumamente importante la concientización de lo que, como mujeres, aportamos al medio desde nuestra visión de artistas que, como bien se dice, está mayoritariamente representada por creadores hombres. Aún hay mucho por hacer.

¿Cuáles han sido tus principales inspiraciones en lo gráfico?

R: He tenido la influencia de estilos asiáticos desde siempre, como casi todos los historietistas de mi generación, sin embargo si he de hablar de mi mayor inspiración a nivel gráfico, es el trabajo de autores como el argentino José Joaquín Lavado (Quino), creador de Mafalda y Héctor Saroal González Peñalver, historietista cubano, profesor de los talleres de Vitrina de Valonia e ilustrador de la revista Pionero. Existen, evidentemente, otros de los que asumo varias interpretaciones en cuanto a su estilo, sombreado o paleta cromática, pero son muchos como para mencionar.

 ¿Actualmente en qué proyectos estás trabajando?

R: Tengo de la mano varias cosas, pienso en cómo desarrollar más talleres de cómic para niños y adolescentes; llevar a más allá las páginas de Heroínas y poder construir un tomo recopilatorio que tantas personas me han comentado que desearían ver; aunque tampoco es la única idea sobre proyectos de libros de cómic en los que trabajo. Todos con calma para que tengan una buena elaboración y mejores resultados. Pero sobre todo, he decidido enfocarme en el proyecto Aquelarre, un zine y una comunidad de la que soy parte, conformada por mujeres ilustradoras cubanas que tienen la posibilidad de compartir un espacio de visualización y confianza; donde puedan compartir experiencias y dudas. Tenemos, como colectivo y como artista individual, objetivos específicos para este año que sé que darán excelentes resultados.

Le puede interesar: Alexander Izquierdo, a la derecha del cómic

Estamos en redes sociales:

En Facebook

En Twitter

En Telegram

En Youtube

  • También puedes suscribirte a Zona Podcast y escuchar nuestros contenidos
¿Te Gusta?
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *