La dureza apasionada de Milbia Zapata Patterson

Por: Bruno Suárez Romero

La radio es un servicio fiel pues, con perfiles diferenciados, las emisoras están siempre al alcance de sus públicos a partir de la sencilla acción de sintonizar.

Quizás sea esa la razón por la que en el anecdotario del medio podemos encontrar relatos donde sobresale la pasión de los oyentes y de manera muy especial la de los realizadores que por larga data han aportado su quehacer en el medio.

Es el caso de Milbia Zapata Patterson, colega que lamentablemente hemos perdido este 15 de enero de 2022 y que se desempeñó con gran destreza como locutora, guionista, directora y realizadora de sonido.

En alguna ocasión nos contó que sus inicios laborales fueron en Antillana de Acero, recia actividad que indiscutiblemente forjo su carácter.

Su llegada a la radio tuvo que ver con una condición natural, poseía una peculiar voz de contralto y facilidad para la lectura. Su primera presencia ante un micrófono fue en la radio base de la citada empresa metalúrgica.

Se dispuso entonces en serio cursar estudios de locución y se graduó en 1970. Laboró eventualmente en: Radio Progreso, Radio Popular, Radio Cordón de La Habana, Radio Enciclopedia, la COCO, entre otras.

Así llego un día y entró por la puerta de Radio Cadena Habana cuando la emisora estaba enclavada en 51 y 130, municipio Marianao de la Habana. Fue allí donde se consolidó su trabajo en espacios como: 7 y 30 Juventud y Habana 19.

Como recuerdo personal podemos decir que la señal de esa planta era utilizada para despertar a los becados de las escuelas enclavadas en lo que antiguamente se conocía como Habana campo. Con esa señal iniciábamos las faenas diarias y ahí estaba Milbia, con su peculiar timbre alentando nuestra asistencia al campo o al docente, según lo planificado.

Cuando la vida nos acercó en el terreno laboral, la conocimos como recta directora y estuvimos, de vez en vez, subordinados a su rigurosa manera de hacer. Una experiencia que agradeceremos siempre.

Como locutora pasó también por Radio Reloj y Radio Rebelde. Para esta última creo, condujo, escribió y dirigió significativos espacios de fin de semana como: Todo Música, Con la musa a cuestas, Al compás de la noche y Siempre en domingo, los que se mantienen en el aire como parte del legado inconmensurable de Milbia Zapata Patterson.

En una etapa de su carrera fue la directora de emisión de los emblemáticos programas informativos Haciendo Radio y el Noticiero Nacional de Radio. Junto a Juan Carlos Roque García desarrolló en Radio Rebelde el proyecto: Protagonistas, en el cual se realizaron entrevistas de personalidad a figuras trascendentales de la cultura y sociedad en Cuba. Una arista poco conocida en su labor es su condición de fundadora del programa televisivo Revista de la mañana, en los años 80.

Milbia trabajaba con especial cuidado sus producciones musicales y gustaba de editar ella misma sus programas, era una gran conocedora y promotora de la música popular cubana.

Ella se proyectaba con dureza apasionada con respecto a los temas de la realización radial. Si algo le parecía mal lo expresaba con argumentos y eso podía no gustar a quienes interpretan la crítica como una agresión, sin embargo, cuando un programa le parecía de calidad con la misma energía felicitaba y ofrecía sus criterios a los realizadores.

Varios profesionales del gremio han ponderado por estos días su magisterio y han agradecido públicamente la impronta de Milbia en el desarrollo de sus carreras. Tal es el caso del locutor Joaquín Mulén, el realizador de sonido Giraldo Vera y la directora de la Orquesta Anacaona Georgia Aguirre.  

Milbia Zapata fue fundadora de la Sección de Locución de la Asociación de Cine, Radio y Televisión de la Uneac y participó como ponente en eventos Caracol. Por su labor creativa le fue otorgada la condición de Artista de Merito de la Radio y la Televisión y el Micrófono de la Radio Cubana.

En los últimos años una afección de la vista la obligó al retiro, pero desde su hogar y en condiciones de invidencia asistía cotidianamente, por vía telefónica, a las emisiones de varios programas. Muchas veces nos corrigió el tiro con temas de la locución, el guion y la puesta radial en general.

Hoy en su despedida no falta quien admire su mano firme y verbo tajante como paradigma de fortaleza en su labor, pero los que algún día la vimos llorar por sus programas le agradecemos también esa fidelidad ejemplar que nos queda como el mejor recuerdo de una gran profesional.

Estamos en redes sociales:

En Facebook

En Twitter

En Telegram

En Youtube

  • También puedes suscribirte a Zona Podcast y escuchar nuestros contenidos
¿Te Gusta?
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *