¡SOLAVAYA! Memorias de Raúl Pomares

                                                              Por: Valia Valdés

En el marco de la 30 Feria Internacional del Libro de la Habana que casi termina, Ediciones Alarcos presentará este viernes 29 de abril a las 5 de la tarde, en la Sala Adolfo Llauradó: ¡SOLAVAYA!, volumen que recoge las memorias del querido y admirado actor del teatro, la radio, el cine, y la televisión: Raúl Pomares.
Concluido en el 2014, este libro nos permite descubrir pasajes de la vida del artista nacido en zurrón, totalmente desconocidos por el amplio público que lo aplaudió en numerosos espectáculos y en más de veinte filmes, entre ellos: Una pelea cubana contra los demonios, El hombre de Maisinicú y Plaff, ofreciendo muestras de virtuosismo actoral expresado en la organicidad y solidez de sus caracterizaciones, tanto en la comedia como en el drama. Sus apariciones en radio y televisión trascendieron en numerosos espacios confirmando su excelencia en todos los medios, cualidad indiscutible por la que recibió el Premio Caricato Honorífico otorgado por la UNEAC.
Leer ¡SOLAVAYA! es constatar la manera lúdica en que Raúl Pomares asumía la labor creativa, bromeando y divirtiéndose. Mucho hay de cuento y cubania en esta narración, en la que su autor introduce diálogos y describe situaciones dramáticas, haciéndonos sentir incluidos en la historia protagonizada por familiares y otros personajes evocados, la tensión revolucionaria de los años 50, los recuerdos de Sindo Garay y la magia de Santiago de Cuba. Los relatos de sus vivencias se mezclan con anécdotas y consejos profesionales, recordándonos que, en la profesión del actor, hasta a los grandes nombres le suceden “cosas”, por lo que sus recomendaciones resultan utilísimas.
Carlos Padrón, para quien Raúl Pomares fue hermano y maestro y el cual le encomendó escribir el prólogo de sus memorias, reconoce la forma en que el artista le abrió los caminos de la verdadera cultura popular sin poses de profesor ni de esteta, describiendo su picante burla de la solemnidad, el frescor de sus ideas, espíritu fundacional y personalidad criollísima. El prologuista hace también referencia al proyecto “El pájaro de la Bruja”, desarrollado en el municipio costero-montañoso de Guamá, donde Pomares concibió, dirigió y animó un singular e inédito espacio radial, organizó exposiciones de pintura naif y guateques, dirigió grupos de aficionados y veladas conmemorativas, en la búsqueda de un sentido de vida que repercutiera en el entorno social, convocando a sociólogos, sicólogos, economistas, titiriteros, músicos, pintores y actores, de todo el país.
La propuesta de Padrón incluye valoraciones de algunas de las más importantes personalidades de las artes escénicas como: Omar Valdés, Adolfo Llauradó, Reynaldo Miravalles, José Antonio Rodríguez, Rine Leal y una entrevista realizada por el crítico Frank Aguilera. Además, el autor del prólogo nutre la publicación de sus propios recuerdos:
“Papi Pomares era implacable con tres especímenes: el engreído, el charlatán y el cuadrado”.
Vale leer a Raúl Pomares conociendo cuanto aportó a nuestra cultura como fundador de los Conjuntos Folclórico y Dramático de Oriente, los Cabildos de Santiago y Guantánamo, la Casa del Caribe, la Casa de las Tradiciones, su huella en el texto dramático, el valor de sus interpretaciones y en qué medida contribuyó al reencuentro del arte teatral con la comunidad, trabajando con elementos de la tradición popular, al crear una dramaturgia que se alimentara de temas resultantes de una mirada indagadora del pasado, para establecer un diálogo con la contemporaneidad.
Desde lo intangible, Raúl Pomares despide sus memorias con una broma -Koniec-, y remueve emociones en cada uno de los que pudimos conocerlo.

Estamos en redes sociales:

Facebook

Twitter

Telegram

Youtube

  • También puedes suscribirte a Zona Podcast y escuchar nuestros contenidos
¿Te Gusta?
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *