destacadotv

“Yoanka navega con el viento en contra”

Por: Valia Valdés

Fotos: Cortesía de la actriz

Un acierto destacado dentro de la dramaturgia de la telenovela “Tan lejos y tan cerca” es la sub-trama de Yoanka. Plena de conflictos profundos, en ella se entrelazan: la enfermedad de la madre, la separación del novio y el esfuerzo por lograr metas en el deporte y en la vida.

El personaje central de esta historia es interpretado por Yaité Ruiz, ganadora del Premio “La Avellaneda” en el Festival de Teatro de Camagüey y Nominada a los Premios Caricato, por su desempeño en las tablas.

Con presencia en televisión, cine y teatro, la actriz conquistó la confianza de los directores Loysis Inclán y Alberto Luberta al trabajar, primeramente, con cada uno por separado; la actriz debe a Loysis su primer protagónico televisivo en el Tras la Huella: “Ingenuos”, donde construyó cinco personajes bien diferenciados, además de participar con la directora en otros capítulos del policiaco e intervino junto a Luberta en la primera parte de “LCB, la otra guerra”. Más tarde, bajo la directriz de ambos, integró el elenco de la telenovela “Entrega”.

Recuerda Yaité que, a los 6 meses de la cesaría de su segundo hijo, fue llamada por los directores para asumir el rol de la pesista, el cual, hasta ese momento, solo tenía tres capítulos escritos. A partir de los entrenamientos exigidos por la caracterización pudo profundizar en las experiencias y aspiraciones de las jóvenes deportistas del Equipo Nacional, nutriendo la ficción de mayor veracidad.

La relación de Yoanka con su madre enferma, Miriam, realza la responsabilidad de los cuidadores y la manera en que ese compromiso afecta la vida de estos. Asesores médicos acompañaron a las actrices Mayra Mazorra y Yaité en una delicada situación familiar, a la que las intérpretes se entregaron, ayudándose a sobrepasar las escenas de mayor carga dramática, aunque individualmente sintieron como la trama las afectaba en lo más íntimo. Yaité celebra que fuera Mayra, la elegida para el personaje de la madre debido a que, además de haber compartido importantes faenas teatrales, identifica a la Mazorra como “un troncazo de actriz”, un ser humano humilde, gentil y amable, con quien siempre resulta grato trabajar, destacando que igual empatía sintió hacia su compañero Ray Cruz.

Yoanka sufre un obstáculo sentimental común a numerosas personas. Acerca de la pérdida amorosa, opina la creadora:

“Yoanka vive conflictos actuales pues existen muchas personas que continúan unidas en la distancia y esa situación no les permite concentrarse en sus metas. Conozco distintas parejas que, ante la imposibilidad de planear un futuro, han tenido que separarse porque la distancia los supera. No sé si yo hubiera podido reaccionar igual que mi personaje, entiendo que es más fácil terminar el noviazgo, pero ella prefiere sostener la comunicación a pesar de que esa relación se vuelve un ancla al pasado que no la deja avanzar en el presente, ni hacia el futuro y sus objetivos profesionales. Yoanka tiene varias anclas que no la dejan desarrollarse, sus propios miedos y límites porque la Halterofilia es un deporte en el que se compite contra las marcas personales”.

Conocí por la actriz de las dificultades que enfrentó al interpretar a la pesista, asumiendo los fuertes entrenamientos y la dieta que exige la disciplina deportiva, asesorada por el profesor Lázaro, quien se entregó de lleno a esta colaboración. No obstante tener dos hernias discales, dos cesáreas y 38 años, Yaité violentó su cuerpo y levantó en cada filmación el peso máximo de 35 Kg. La artista recuerda un día de grabación de la escena en que vence en la competición; después de una larga jornada de levantamientos, llegó el momento del plano general y ya no pudo levantar ese peso, razón por la que se sintió muy disgustada pues había entrenado seriamente durante 5 meses. Ante el agotamiento físico y la frustración que sentía, Alberto Luberta fue de gran ayuda recordándole que era una actriz, no una deportista de alto rendimiento. Su apoyo resultó decisivo para superar ese catártico momento.

Sobre el personaje que encarnó en la telenovela “Tan lejos y tan cerca”, dice:

“Estoy muy agradecida a los directores por darme la posibilidad de interpretar un rol de esta envergadura y tomar en cuenta las propuestas que hicimos los actores en el proceso creativo. Fue muy rico interpretar a Yoanka pues tiene muchas aristas que defender; es un personaje que me ha permitido recibir palabras superbonitas de parte del público que ha sentido empatía hacia ella, tanto por parte de los que gustan del deporte como por los que les ha tocado ser cuidadores de algún familiar”.

De la satisfacción ante el resultado en pantalla, afirma:

“Me siento bastante complacida, algo difícil porque soy muy rigurosa conmigo misma. Hay escenas que resultaron muy exigentes a nivel actoral y espero con ansiedad a que salgan en pantalla pues no las he visto; en el set no me gusta revisar el monitor, creo que eso es responsabilidad de otras personas. Considero que todavía me falta dominar la técnica televisiva en cuanto al trabajo con la luz y los planos, pero estoy en una nueva producción que me ha permitido seguir aprendiendo en ese sentido”.

Al escuchar ese comentario, no puedo menos que indagar:

¿En qué proyecto televisivo estás involucrada?

“Se trata de la segunda parte de “Calendario” donde interpreto a la madre de un núcleo familiar con situaciones impactantes que, a mí, por ser madre de dos niños, me han tocado mucho. El libreto de Amilcar Salatti es excelente y trabajar con Magda González como directora ha sido otro aprendizaje, pues debí ajustarme a un diseño minucioso del montaje de las escenas, lo cual al principio me puso un poco nerviosa. Magda es una directora maravillosa, tiene claro lo que quiere y es muy fiel al guión. Hace que los actores lleguemos totalmente seguros al set”.

Yaité Ruiz y sus hijos.

Yaité Ruiz se encuentra culminando las últimas escenas de la segunda temporada de “Calendario”, próximo a estrenarse en el verano, ensaya un nuevo espectáculo en su grupo “Teatro de la Luna” dirigida por Raúl Martín, que se estrenará en Fábrica de Arte y también se encuentra incluida en las funciones de la obra “Luz” con la dirección de Osvaldo Doimeadiós. Cuando Yaité está en escena se roba la atención de los espectadores, pone tanta pasión en lo que hace, es tan verdadera y emotiva, que da gusto reconocer en ella a una de nuestras relevantes actrices, a pesar de que a veces, al igual que Yoanka, navega con el viento en contra.

Estamos en redes sociales:

Facebook

Twitter

Telegram

Youtube

  • También puedes suscribirte a Zona Podcast y escuchar nuestros contenidos
¿Te Gusta?
 
 
   

Un comentario en «“Yoanka navega con el viento en contra”»

  • La actriz no solo fue nominada al caricato sino que lo ganó por el musical rent. Excelente en todo lo que hace

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *