Agenda informativaUniverso infantil

Estudios de Animación del Icaic: 64 años en defensa de los “muñequitos” (II)

Por: Liliam Lee Hernández

Los Estudios de Animación del Icaic son escuela de muchos especialistas y realizadores jóvenes que allí han consolidado el quehacer de una institución cuyas producciones son siempre recibidas por el público. Para Iván Recio, director actual de Comunicación de los Estudios de Animación, ese lugar de formación y permanente aprendizaje está marcado por la impronta de la generación anterior.

¿Qué representó y representa para los Estudios de Animación del ICAIC el personaje de Elpidio Valdés?

Juan Padrón es un paradigma de la animación cubana para el mundo, su llegada a los Estudios significó el comienzo de su amplia carrera. Desde la historieta él traía sus personajes, con la inquietud de que cobraran vida en pantalla con técnicas de animación; y fue así que muchos de ellos tuvieron voces, movimientos e hicieron su propia historia en el cine cubano.

En concreto, Elpidio Valdés significó un enorme salto para la animación en Cuba. Con una amplia serie de cortometrajes y tres largometrajes conquistó el corazón de generaciones de cubanos. Posee una hermosa narrativa, un respetuoso diseño de personajes y épocas. Creo que su mérito radica en acercar la historia de las guerras de independencia a todos, de forma sencilla, amena y cautivadora.

Juan Padrón
Juan Padrón

¿Principales retos?

Extender nuestras producciones a todo el país y al exterior, mediante las plataformas de distribución a las tengamos acceso. Fortalecer las relaciones de trabajo y las sinergias con las instituciones y artistas que colaboran en la realización, producción, exhibición y distribución de nuestra obra.

Potenciar todas las líneas de trabajo que componen la amplia gama de nuestros productos audiovisuales, entre ellas, las producciones audiovisuales (cortos, largos, series, videoclips), los programas para televisión, la Academia Animaluz, los videojuegos y los productos para el mechandising.

¿Qué hitos marcan la producción animada en este bregar de 64 años?

Son muchas las obras que, durante décadas, han marcado el devenir de los Estudios. Comienzo mencionando La prensa seria y El maná, de Jesús de Armas, diseños de Muñoz Bach y animación de Hernán Henríquez, entre las primeras obras realizadas en el Departamento de Dibujos Animados. También la serie Gugulandia, de Hernán Henríquez.

Obras de Mario Rivas, como El Bohío, o las de su personaje Fernanda, con 20 años de creado, una serie de más de 80 capítulos y dos largometrajes; de Juan Padrón, los largos Elpidio Valdés contra dólar y cañón, con 35 años, y Vampiros en La Habana, considerada en todo el mundo como obra de culto. Nuestro primer largometraje en 3D, Meñique, de Ernesto Padrón, también es un hito importante.

Debo mencionar 20 años, de Bárbaro Joel Ortiz, realizado con la técnica de Stop Motion, cuya maqueta se conserva en nuestra Sala de Patrimonio; el largometraje La Súper, primer largometraje de animados que trata la violencia de género y fue producido en pandemia; y también las series didácticas Galaxia K y El Rodaje, porque son coproducciones realizadas con el British Council Cuba, para el aprendizaje de la animación y de los procesos productivos en la realización de audiovisuales.

Nuestro primer largometraje en 3D, Meñique, de Ernesto Padrón, también es un hito importante.

Involucrados en una actividad que, cada día, les exige superación; dado el indetenible desarrollo tecnológico que experimenta este campo de creación artística; en los Estudios de Animación ICAIC “…hay mucho machete que dar todavía”, como diría el icónico Elpidio Valdés.

¿Te Gusta?
 
 
   

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *