Cuba canta y baila

Por: Rafael Lam

Cuba canta y baila comienza a rodarse en mayo de 1951, con el nombre de Manuel Pellón del Valle, el director firmó el argumento, con una trama endeble, acerca de un matrimonio campesino que vive holgadamente y recibe la gran noticia de haber obtenido un premio de la lotería.

Con el fin de cobrarlo en efectivo, organizan un viaje a La Habana en compañía de su hija de 18 años. Aprovechan el tiempo para disfrutar de un sinnúmero de atracciones para ellos desconocidas. Se hospedan en la casa de una hermana del cabeza de familia, persona culta que vive en compañía de su joven hijo en un ambiente de distinción.

Los parientes los llevan por lugares de interés y diversiones. Pero, el pariente de La Habana pronto se revela como un pillo que comienza a maquinar el modo de despojar a su tío de todo el dinero. Fracasa en su intento, pero trata de todas maneras de sacar algún provecho. Cuando conoce de las aficiones de su sobrina al baile, simula llevarla a una prueba de baile en televisión, pero en realidad, se trata de un programa en vivo y termina por embolsarse el importe obtenido por la actuación de su prima.

Finalmente, los campesinos horrorizados por las marañas, acuden al novio de su hija. Este viaja a la ciudad para desenmascarar al primo y pone al descubierto los turbios manejos.

El guion técnico fue escrito por el estadounidense George P. Quigley, codirector también. Para el elemento musical contrataron a Mimí Cal, Julito Díaz, Maritza Rosales, Lalita Salazar, Maño López, José G. Regueral, Ernesto Monato y Eddy Cabrera. La pareja de baile de Ana Gloria y Rolando, Olga Chorens y Tony Álvarez, Las Mulatas de Bronce, el rey de la guajira de salón Guillermo Portabales, Los Compadres, Jack Demsey, La Amenaza Roja, la comparsa del Alacrán, Los Marqueses y La Jardinera.

Dos obras emblemáticas se escuchan La bella cubana de José White y Frutas del Caney de Félix B. Caignet, así como Guajira linda de Margarita Acevedo, La zarzamora de León y Quiroga, Mambo a la Kenton de Armando Romeu jr, Esto es felicidad de la Rosa, Collazo y Menéndez, Uxahowa de Ramón Carmona Argote, Incomprensión Ochún Mambo y Oye mi rumba de Maño López, director musical del filme. Además de los temas: Puntos guayaberos y La guajira que yo quiero, interpretados por Los Compadres. En total la película se compone de doce números musicales, un ramillete de piezas y géneros musicales.

La producción fílmica se estrenó el 13 de agosto de 1951 en los mejores cines de la ciudad. La película fue considerada por los comentaristas como un filme que se pasa gratamente. Encontramos comentarios en la sección Farándula de la revista Bohemia del 23 de septiembre de 1951. En aquel momento se consideró la película como prometedora, con ciertos adelantos.

En realidad, todo lo que se graba de la música cubana es siempre historia, quedan los intérpretes, las músicas, la imagen de un gran momento de la música.

¿Te Gusta?
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas