Documentales de música cubana ¿suficientes?

Por: Rafael Lam

La Sala Santiago Álvarez del cine Infanta tiene la tarea de divulgar documentales que contengan música cubana, sin embargo, todo parece indicar, según me informan en la dirección del propio cine, que el público no acude a ver estos materiales en el cine.

Quizás haya que pensar en “convoyar”, unir los documentales a modo de introducción en algunas películas. Quizás haya que pensar en más espacios para documentales en la TV, no solamente para el Canal Clave al que no todos tienen acceso. Además, todo documental necesita de una promoción o una explicación previa, para que el público sepa de qué trata.

En lejanos tiempos, en la calle San Rafael (ahora boulevard) existía un cine llamado Rex que ponía cortos y documentales, como después fue el programa de la TV llamado Prismas. El Rex estaba junto al cine Dúplex, ¿por qué ahora que se restaura ese espacio, ponen allí una galería de las que abundan en La Habana? No son solo galerías lo que necesita la ciudad, sino espacios funcionales. En el mismo boulevard  existen otras galerías que no son tan frecuentadas por el público como debían, ¿cómo vamos a desperdiciar espacios tan valiosos y no atender otras necesidades de la población?

Las galerías pueden existir dentro de otros proyectos culturales; pero las necesidades de esos espacios deben dedicarse a intereses de los jóvenes, escuchar música, bailar y compartir el gran público citadino. La gente tiene necesidades de ir a espacios libres, gratuitos sobre todo para los estudiantes que no perciben aun sueldo.

Cuba es una potencia musical en América y no se corresponde ese poderío con la producción de documentales musicales. Hubo un tiempo en que el Icaic no fue muy dado a reconocer esas necesidades. Algunos documentales como Los Meme y Los Zafiros, tengo entendido que no fueron recibidos con la comprensión necesaria.

El cantante Pacho Alonso clamaba por la necesidad de hacer la historia de los cantantes y músicos cubanos, nadie escuchó a Pacho Alonso y, hasta un burro de Mayabe cuenta con un documental. Eso se dice y no se cree.

Entonces ¿cuándo aparecerá la clarinada de los documentalistas por contar la historia de la música popular cubana?,¿Esperar a que los hagan en otras latitudes?

El investigador Jorge Calderón dedicó un libro a los documentales musicales llamado Nosotros, la música y el cine, editado en la Universidad Veracruzana. Ahora el Icaic cuenta con una editora muy productiva y, debiera reeditar el libro de Calderón que es un material de enorme importancia.

En el mencionado libro encontramos datos sobre la música en cantantes y músicos como es el caso del símbolo de la música cubana Benny Moré, el máximo compositor melódico Ernesto Lecuona, Osvaldo Farrés, el chansonier Bola de Nieve, la Única Rita Montaner, el gran Eliseo Grenet, Nilo Menéndez, Obdulio Morales, Juan Bruno Tarraza, Bobby Collazo, Leo Brouwer, José María y Sergio Vitier, Juan Márquez, Carlos Fariñas, Harold Gramatges, entre otros.

Leo Brouwer cumplió 80 años, y afortunadamente se le realizó un documental valiosísimo, al fin se va a emprender la producción de un documental sobre Los Jardines de La Tropical que ahora providencialmente reverdece y se restaura.

Ignacio Piñeiro el poeta del son espera por un completo documental. Piñeiro es un soberano genio musical, de los más grandes del continente, es el máximo impulsor del son habanero.

Del Benny Moré se han hecho varios documentales, pero ahora, bien pudieran hacer otro basado en la primera gran biografía que aparecerá el 24 de agosto en saludo al centenario del símbolo de la música popular cubana. Todo lo que se haga por el Benny Moré es poco.

Reyes de la música que merecen más de un documental hay muchos: Celina González, Merceditas Valdés, Lázaro Ross, Miguelito Valdés, Abelardo Barroso, Barbarito Diez, Roberto Faz, el conjunto Casino, La Sonora Matancera, la orquesta Sensación, Fajardo y sus Estrellas, Melodías del 40, Los Papines, Los Compadres, Los Van Van, NG La Banda que revoluciono toda la música popular bailable no tiene un documental. Tampoco lo tiene el Boom de la salsa y la timba de fin de siglo.

Enlaces relacionados:

¿Te Gusta?
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas