Los músicos cubanos en el cine

Por: Rafael Lam

Los músicos cubanos han estado presentes en muchos filmes producidos por la industria cinematográfica cubana, no solamente Leo Brouwer ha dejado impronta en el cine, hay que recordar nombres como José María y Sergio Vitier, Rembert Egües, Chucho Valdés, Juan Márquez, Manuel Duchesne Cuzán, Harold Gramatges, Roberto Valera, Juan Blanco, Carlos Fariñas y Tony Taño, algunos de ellos fallecidos.

Sergio Vitier mantuvo colaboraciones para Octavio Cortázar, puso música a la película Derecho de asilo, un relato de Alejo Carpentier llevado al cine en 1995. Vitier aplicó a la música células de conga, batucada y varios ritmos latinoamericanos.

Donde más se destacó Sergio Vitier fue en El siglo de las luces, una complejísima obra, dirigida por Humberto Solás, basada en la novela de Alejo Carpentier. Fue una prueba de fuego para Vitier. Utiliza música de concierto europeo para el ambiente europeo; y caribeño y popular de época para las escenas cubanas. Música sacra en las tormentas marinas propias del Caribe. También emplea la música incidental, de acuerdo a las necesidades, según expone Frank Padrón.

José María Vitier, músico de mucho acierto en el mundo cinematográfico, inició con El corazón sobre la tierra, dirigida por Constante “Rapi” Diego.

Con Rapi Diego, José María también puso música a Mascaró, un cazador americano, una novela homónima de Haroldo Conti. José María emplea el joropo venezolano, la samba brasileña, el bolero moruno, el punto espirituano, el vals, el tango argentino, y músicas influidas por el Westerns,

Recordamos también a José María Vitier en la película Un señor muy viejo con unas alas enormes, dirigida por Fernando Birri, sobre un cuento de Gabriel García Márquez. Vitier alcanzó premio en el Festival de Venecia por la banda sonora. La música se nutre de la habanera.

Para la década de 1970 hay que hablar de Leo Brouwer: “Esa fue una de mis etapas más productivas, trabajaba en muchas producciones para el Icaic: El extraño caso de Rachel K (Oscar Valdés); El hombre de Maisinicú (Manolito Pérez); El cielo fue tomado por asalto (Santiago Álvarez); Ustedes tienen la palabra (Manuel O. Gómez); Asamblea de producción y servicio (Héctor Veitía). También hice la grabación de los efectos para el documental Simparelé (Humberto Solás); El otro Francisco (Sergio Giral); XV Aniversario (José Massip); Arrecifes (Miguel Fleitas); La quinta frontera (Pastor Vega); Homenaje a la guitarra (Bernabé Hernández guion de Marisol Trujillo). Escribí la música para el ballet Panorama de la música cubana, estrenada por el Conjunto de Danza Moderna. Fue un año muy intenso para mí y eso explica un poco el porqué de mi escasa productividad para la música de concierto”.

Esta fue una etapa en la que Leo se mostró en un proceso creativo asombroso, estaba en su momento de gran despegue internacional.

Enlaces relacionados:

¿Te Gusta?
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas