¡Bravo por Benny Moré!

Por: Rafael Lam

            Los grandes maestros no se olvidan, los músicos de fundación se respetan, son clásicos-populares de un país, los que marcan el sendero, la guía de los que vienen.

Cuba convirtió en una fiesta nacional el centenario del Benny Moré,  figura indiscutible de la identidad a la hora de afirmar nuestra nacionalidad. En los medios de la web internacional se lee: “Cuba festeja con alegría el centenario de Benny Moré”.

            Eso causa a los cubanos enorme alegría. Cuba demostró que no olvida a sus ilustres celebridades, a los más respetables artistas. Todo país tiene sus banderas, sus íconos musicales. Por ejemplo, México tiene a Jorge Negrete, España a Lola Flores, Puerto Rico a Rafael Hernández, los Estados Unidos a Frank Sinatra y Elvis Presley…, Argentina tiene a Carlos Gardel -que cada día canta mejor- y, nosotros a Benny Moré -que también cada día canta mucho mejor-.

Es asombrosa la popularidad que generó Benny Moré en este cumpleaños número cien. El 24 de agosto, desde por la mañana, las emisoras, automáticamente, amanecieron con música de Benny Moré. El Instituto del Libro hizo un esfuerzo colosal en presentar el libro “Benny Moré, el símbolo de la música cubana”, de este redactor.

En la tierra natal del Benny Moré, Santa Isabel de las Lajas, se organizaron una serie de actividades. En Cienfuegos dedicaron una gran fiesta al lajero. En los teatros habaneros (donde Benny residió 17 años), en todos estos días presentaron verdaderos espectáculos, especie de cabalgatas musicales, en el teatro América dirigido por Alfaro y en el teatro Karl Marx con el apoyo de Artex. 

El América interesó su producción hacia los cantantes, en el Karl Marx se dirigió hacia las grandes bandas.

La Televisión Cubana no se quedó atrás y programó tres veces la película Benny de Jorge Luis Sánchez. Otros espacios difundieron diversos documentales y videos relacionados con el Benny Moré. La radio no cesó de difundir las grabaciones del Benny.

Solamente faltó, para que la fiesta fuera completa, que se hubiera preparado un Festival Mundial Benny Moré y se pudiera mantener a través de los años. Se desaprovechó una oportunidad única, en un momento en que se celebra el V Centenario de la Ciudad de La Habana. En un momento en que debemos proclamar como nunca: “Cuba vive y se divierte”.

La historia no se ha terminado, el V Centenario de La Habana es para siempre y el Centenario de Benny Moré es también para siempre. Estos festejos han servido para demostrar que los hombres y los pueblos buscan su tradición, su memoria colectiva. Todos vuelven al rincón donde salieron. Cada pueblo tiene sus ritmos y sus figuras motores. Es imposible vivir exitosamente sin un pasado -decía Alejandro Magno-. Y Rabindranat Tagore aseguraba que “Un país sin memoria no puede tener porvenir, es como un árbol sin raíces”.

¿Te Gusta?
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas