Carlos Fariñas: en el cine

Por: Rafael Lam

            En la década de 1970, yo era asiduo a las conferencias de música que se ofrecían en la Biblioteca Nacional de Cuba. Muchas de esas conferencias las impartía Carlos Fariñas que, era Jefe del Departamento de Música de la Biblioteca Nacional José Martí y también Director del Departamento de Música del Teatro Nacional de Cuba, Director del Conservatorio Alejandro García Caturla, entre otras importantes responsabilidades.

Fariñas contaba, en aquel entonces con 36 años, pero ya había estudiado en el Conservatorio Municipal de Música de la Habana. Hacia 1950  estudia con Harold Gramatges: piano y armonía. Instituto musical Ada Iglesias. Se integra a la Sociedad Cultural Nuestro Tiempo a cuyos cursos y actividades artísticas asistiría y en cuyos conciertos presentaría más tarde sus primeras obras. Para 1956 obtiene una beca para el Berkshire Music Center para los cursos de Tanglewood.

Realiza estudios de Composición y Orquestación con Aaron Copland y asiste a los cursos de dirección de Eleazar Carvalho y Seymour Lipkin. Canta en los coros del Festival, Las Bodas de Stravinski dirigida por Leonard Bernstein, con el propio Bernstein en uno de los pianos y con Lukas Foss y Samuel Barber. Entre 1961 y 1963, obtiene una beca para una estadía en el Conservatorio Tchaikovski en Moscú. Cursos de composición con Alexander Pirumov y Dimitr Kavalevski y clases de Orquestación con Rogal-Levitski.

Con estos avales, Fariñas estaba entre los músicos y compositores de música sinfónica de más pedigrí. Casi todos los músicos de alta escuela reconocían los valores de Fariñas. De aquellos días pude entrevistar a Fariñas, un hombre muy parco, de mucho carácter y fundamento. Por supuesto que le pregunté acerca de su música para cine:

-Desde la fundación del Icaic en 1959, me integré al cine, comienzo con el  documental Por qué nació el Ejército Rebelde (1960), obra de José Masipp. También en ese año compuse la música de El herido el primero de los tres cuentos de la película Historias de la Revolución. La música de los otros dos cuentos la hicieron Harold Gramatges (Rebeldes), Leo Brouwer (Santa Clara).

-¿Del cine internacional qué hace?

-Hice Cuando vuelan las cigüeñas, del director Mihail Kalatazov, entonces de la película Soy Cuba, me integra a su equipo de realización de la coproducción y, de paso integro el staff de la coproducción soviética.  

-¿Esa década fue muy intensa para Leo Brouwer, Harold Gramatges y usted?

-Llego a trabajar en los documentales de Pastor Vega y Rogelio París: La canción del turista y Posición 1. También puse música a la película de ficción La guerra americana, de Pastor Vega.

-¿Cómo fue la alianza con Pastor Vega?

Estuvimos muy relacionados, al extremo de que en la película Retrato de Teresa, Habanera, En el aire, temas que fueron muy polémicos, pero de las más reconocidas de la crítica. En una de estas películas introduzco el laúd, un instrumento típico para la guajira.

-¿Estuvo usted muy relacionado con la música electrónica?

-Esos tres filmes de los cuales te acabo de hablar tienen como común denominador la música electroacústica. Soy Director de los Estudios de Música Electroacústica y por Computadoras y Profesor de Composición y Audiciones Analíticas del Instituto Superior de Arte. Estuvimos muy vinculados a los estudios de Juan Blanco sobre ese tipo de música.

¿Trabajó en la película Mella?

-Mella fue en 1975 y también en la película Aquella larga noche (1979), ambas de Enrique Pineda Barnet. Fueron películas grandilocuentes que exigieron mucha ampulosidad creativa a la que no estábamos todavía tan acostumbrados. Fue una etapa de desafío para todos nosotros, para Leo Brouwer y Harold Gramatges también.

-¿Años después me encuentro con Fariñas y le pregunto por la película en la que utilizan guion de Gabriel García Márquez,  Amores difíciles?

Esa fue una serie de seis películas sobre el guion de García Márquez conformo las seis películas en la que puse música: Fabula de la bella palomera (Brasil), de Ruy Guerra. Milagro en Roma (Colombia), Lisandra Duques. Cartas del parque ((Cuba), de Tomas Gutiérrez Alea. (Cuba). Un domingo feliz (Venezuela), de Olegario Barrera. El verano de la señora Forbes (México), de Jaime Humberto Hermosillo. Yo soy el que tú buscas (España), de Jaime Chávarri.

-¿Ha sido compensado por su trabajo?

-He recibido las condecoraciones Orden por la Cultura Nacional, Orden Alejo Carpentier, Orden Raúl Gómez García, Réplica del Machete del Generalísimo Máximo Gómez, Orden Félix Varela.

Carlos Fariñas nació en Cienfuegos el 28 noviembre de 1934 y fallece en La Habana, el 14 Julio del 2002. Solamente vive 68 años, todavía pudo haber hecho mucho más.

¿Te Gusta?
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas