Juntando dos naciones hermanas desde el documental

Por: Maya Quiroga

Un grupo de cineastas independientes cubanos se prepara para darle cobertura a los acontecimientos del Festival de las Artes en El Centro Cultural Kennedy de Washington. Esa fue la idea original del largometraje de 80 minutos La gente del documental, dirigido por el reconocido productor Inti Herrera.

Como advierte el director, lo que vemos en pantalla es el resultado de un proceso difícil con el cual se siente satisfecho porque para el equipo fue un proceso de aprendizaje importante que los llevó a crecer como personas. “En principio era un documental un tanto más observacional buscando ese proceso creativo de artistas dentro de un Festival en un contexto determinado. Es un documental honesto que salió de la nada”.

Reymel Delgado, uno de los productores y guionistas de La gente del documental asegura que esta no fue una obra por encargo. Sin embargo el proyecto levantó suspicacias tanto en Cuba como en Estados Unidos. “No formábamos parte de la delegación cubana. Fuimos por una gestión propia, con la colaboración de algunas instituciones”.

Idea original

Reymel conoció que se iba a celebrar el Festival a través del Noticiero Nacional de Televisión y le pareció interesante hacer un registro audiovisual del evento donde, por primera vez, iban a participar tantos artistas cubanos en uno de los centros culturales más importantes del mundo, dice.

En la Fábrica de Arte Cubano (FAC) comenzó a cocinarse el proyecto del documental. Como no había mucho tiempo para buscar financiamiento aunaron esfuerzos con los recursos materiales y humanos de cuatro productoras independientes: i4Films, La Rueda Films, Wajiros Films y FAC Films.

Sin embargo, todo cambió para el equipo de realización cuando ya estaban en los Estados Unidos y no pudieron seguir filmando las actuaciones en el interior del Centro Kennedy. También les cancelaron, sin ninguna explicación, el B & B (Bed and Breakfast, establecimiento hotelero que ofrece precios moderados).

Entonces perdieron el punto de vista del documental por lo que decidieron cambiar el rumbo y continuar en otra dirección porque no estaban dispuestos a regresar a Cuba sin algo filmado.

Como un ejercicio de desafío a la creatividad puede definirse este audiovisual donde gran parte de los procesos de pre y producción se realizaron de manera simultánea sin apenas contar con presupuesto.

Cuenta Inti que todas las mañanas la directora de producción Amalia Rojas o él salían a la carretera a manejar un carro que les habían prestado. Se encontraban alojados como a 45 minutos del centro de la ciudad y eran momentos de gran tensión porque no sabían cuál era el próximo paso a dar.

Se iba investigando a la par que se filmaba, sin la certeza de que el material les serviría para algo. Una persona iba en la avanzada buscando los personajes que habían estudiado la noche anterior.

Mientras tanto, la asistente de dirección, Lourdes E. García, elaboraba los cuestionarios, estudiaba las entrevistas grabadas el día anterior, para buscar la relación entre los entrevistados y empezar a tejer estos posibles caminos para tratar de armar una película.

“Tiene que ver con la voluntad de imponerse a las dificultades, con la decisión de que estás haciendo algo que está bien, de buscar y no cansarte nunca, de no cejar en el empeño de encontrar una historia que sirva para poder contar tu película”, confiesa Inti.

Personajes de su propia película

El nombre del audiovisual surgió de la necesidad que tenían de que se supiera que estaban filmando un documental. Todo el equipo se convirtió, de alguna manera en personaje de la película donde Inti va haciendo una narración en primera persona, algo que, en lo particular me recuerda a Bretón es un Bebé, dirigido en 2008 por Arturo Sotto.

La gente del documental abre y cierra con una alusión al Mito de la caverna, de Platón lo que nos conduce a una profunda reflexión filosófica sobre el devenir de la Nación cubana.

Al decir de Inti “son verdades universos que nos creamos o nos crean. De repente está la posibilidad de salirse de eso y encontrar una nueva realidad aunque, a veces, no estamos dispuestos todos a verla de la misma forma o a compartir la idea de que exista otra verdad. La realidad que propone el documental es que nos podemos sentar, conversar de tú a tú, y encontrar cosas que nos unen”.

Asegura Reymel que son totalmente responsables de lo que está puesto en la pantalla. Agrega que cuando se produce un entendimiento entre las personas hay buenos resultados. Aspira a exhibir La gente del documental en circuitos universitarios. “Es una muestra de cómo un equipo puede ir en pos de un objetivo y lograrlo amén de que enfrente muchas vicisitudes y obstáculos en el camino”.

Cambio en el panorama político

La gente del documental se estrena cuatro años después de haberse realizado el primer llamado para filmar en los Estados Unidos. La edición del documental duró más de un año y medio. Fue un proceso muy complejo y luego llegó la pandemia de la Covid-19. El contexto político no es el mismo del 2018 y los realizadores están conscientes de esa realidad.

“En un momento pensábamos que estábamos nadando a contra corriente lo cual es divertido y también tiene su parte riesgosa. Nosotros nos planteamos una tesis en un momento determinado. El escenario tiene autores diferentes. La película empieza a decir cosas nuevas. A veces lo viejo no es más que lo viejo bien olvidado. El único camino que hay es entenderse y buscar soluciones y ponerse, como dice uno de los entrevistados, en los zapatos del otro”, sentencia Inti.

Para completar el resultado se realizaron algunas filmaciones en Cuba. Se consultaron libros de autores norteamericanos para tener otro punto de vista y que no fuera un documental parcializado, con una sola tendencia.

Se contó con el financiamiento tanto con medios privados como del Ministerio de Cultura. Además el proyecto de post-producción resultó ganador de la primera Convocatoria del Fondo de Fomento del cine Cubano.

Meritorio resulta el guion a cuatro manos, escrito por Inti, Reymel, Manuel Herrera y Daniel Diez Jr. Este último se destaca en el montaje del documental, con dirección de fotografía de Kevin Álvarez, sonido directo de Raymel Casamayor y música original de Pepe Gavilondo.

En mi opinión, es una obra llena de cubanía, que nos invita a hacer una relectura de la historia común y de los vínculos entre la patria de José Martí y de Abraham Lincoln.

El estreno de La gente del documental tendrá lugar en la sala 1 del Multicine Infanta, el 6 de mayo a las 5:00 p.m. y se mantendrá en cartelera hasta el día 8.

Estamos en redes sociales:

Facebook

Twitter

Telegram

Youtube

  • También puedes suscribirte a Zona Podcast y escuchar nuestros contenidos
¿Te Gusta?
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *