Rumbo hacia la legitimidad del creador audiovisual cubano

Por: Maya Quiroga

Fotos: Tomadas del sitio web del ISA

Como resultado del VI Congreso del Partido Comunista de Cuba, el Estado propuso, en el año 2013, analizar dos problemáticas muy acuciantes para el universo audiovisual en la Mayor de las Antillas: la necesidad imperiosa de incrementar la producción cinematográfica y de aumentar la exhibición en el Circuito Nacional de Estrenos.

Desde esa fecha la máxima dirección del Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (Icaic) está inmersa en un proceso de reordenamiento que debe conducir al reconocimiento legal del creador audiovisual y cinematográfico, de las productoras independientes y los colectivos que ofrecen servicios de producción.

Es que una de las grandes preocupaciones de los creadores cubanos desde hace varios años ha sido la representación artística para la realización de una obra, léase video clip, video arte, making of, documental, corto y largometraje de ficción.

Sobre el tema se debatió ampliamente en la jornada final del XIX Festival Imago que se realizó en La Habana entre el 6 y el 9 de junio, organizado por la Facultad de Arte de los Medios de Comunicación Audiovisual (Famca), bajo el lema: “Edificando el audiovisual cubano”.

Cartel del Imago 2019

En la sala de proyección del Centro Cultural Cinematográfico Fresa y Chocolate tuvo lugar el panel: “Legitimidad del creador audiovisual: nuevos retos del cine cubano” que fue moderado por la especialista Mirelle Muñiz y contó con la intervención especial de la directora Magda González Grau, el productor Inti Herrera y de Ramón Samada, Presidente del Icaic.

Samada, explicó que el Consejo de Ministros se encuentra en la última etapa de revisión de las normas jurídicas que acompañan el Acuerdo No. 7938, publicado en la Resolución No. 22/2016 del Consejo de Ministros, y la Resolución 28/2017, correspondiente al Icaic.

A partir de la aprobación de la Ley del Creador Audiovisual y Cinematográfico Independiente, para el mes de septiembre deberán ponerse en ejecución las productoras independientes, el Registro del Creador y el Fondo de Fomento a la Producción Cinematográfica.

El Fondo se nutrirá fundamentalmente del presupuesto del Estado. Además, pueden contribuir al mismo todas las personas naturales y jurídicas, ya sean cubanas o extranjeras y los creadores recibirán transferencias a través de cuentas bancarias corrientes individuales o que correspondan a una Productora Audiovisual, a título de un proyecto específico.

Al respecto Inti Herrera, con una importante experiencia de trabajo en la entidad independiente Producciones de la 5ta Avenida, señaló que uno de los retos a enfrentar por los realizadores cubanos será el poder justificar legalmente cómo se utilizan los fondos asignados en sus cuentas ante la falta de cultura de estatales o particulares para entregar facturas a sus clientes por los servicios prestados o recibidos.

Samada advirtió que durante los meses que se avecinan la dirección del Icaic estará sumida en un proceso organizativo muy difícil y complejo para instituir los Registros del Creador en todas las provincias, así como el Consejo Artístico Asesor y el Comité de Documentalistas.

Las oficinas del Registro, la Comisión Fílmica y la de Atención a los Creadores estarán ubicadas en el octavo piso del Icaic. Para inscribirse en el mismo es necesario haber estudiado en la Famca o en la Escuela Internacional de Cine y Televisión (Eictv) de San Antonio de los Baños o presentar tres obras que serán analizadas por una Comité de Admisión integrado por artistas.

Cada realizador se podrá inscribir en la especialidad que desempeñe: dirección, edición, fotografía, sonido y producción. Una aspiración para el próximo año es que los egresados de la Famca conjuntamente con el título de graduados reciban su carné del Registro.

“Queremos establecer para los cineastas jóvenes un conducto de producción y difusión para que no estén en desventaja con un sistema que puede ser demoledor y no los tenga en cuenta”, destacó el Presidente del Icaic.

En ese sentido Magda González Grau, una de las máximas impulsoras de la creación del Registro desde la presidencia de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac), aclaró que la nueva ley contemplará cláusulas muy específicas para apoyar y proteger a los estudiantes de cine y los egresados de la Famca y la Eictv.

Muy pronto entregarán en vigor tres nuevas figuras de trabajos por Cuenta Propia, en función de la creación: Operador y/o arrendador de equipos tecnológicos para la producción artística, –quienes tienen cámaras, grúas, dollys y otros equipamentos de sonido y luces–; el seleccionador de elenco o agente de casting y el auxiliar de producción.

Como parte del proceso inversionista que se realiza en el Icaic se implementarán tres pisos tecnológicos en el edificio y un nuevo sistema de exhibición que dirá adiós al formato DVD y al Blue Ray lo cual fomentará la protección de las películas ante la piratería.

“El asunto que más me inquieta y moviliza es que, en un futuro, podamos alcanzar un reconocimiento del cine cubano a partir de estas nuevas formas de producción, con dineros de diferentes procedencias, pero que se identifique por una estética y una conexión con su público y por una idea política también. Ojalá lo podamos lograr con el ejercicio de estas normas jurídicas y de otras que vendrán”, concluye el Presidente del Icaic.

Enlaces relacionados:

¿Te Gusta?
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Un comentario sobre “Rumbo hacia la legitimidad del creador audiovisual cubano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas