Claudia Monteagudo Ríos, más allá de la actuación

Por: Orsanhec Plaza Lara

¿Cuánto disfrutas de la telenovela cubana “Tú” dirigida por Lester Hamlet? Sin dudas, ha atrapado la atención del público, —incluso— ha servido como reflejo de diferentes dinámicas sociales en las que algunos se ven reflejados.

La variada caracterización y psicología de los personajes, hace que en esta telenovela sobresalgan algunos con características peculiares. Tal es el caso del personaje de “Marlén” interpretado por la actriz cubana Claudia Monteagudo Ríos, graduada en la carrera de Comunicación Social, quien ha demostrado su virtuosismo en la actuación para el cine en filmes como: “El club de jazz” (2018), dirigida por Esteban G. Insausti; “7 días en La Habana” (2012), de Benicio del Toro…; “Juan de los muertos” (2011) por Alejandro Brugués; “Esther en alguna parte” (2013) dirigida por Gerardo Chijona; “Boccaccerías habaneras” (2014) de Arturo Sotto… para la televisión, teatro, spots publicitarios, videoclips musicales (“Tu Mirada” de Leoni Torres, Alexander Abreu y Kelvis Ochoa dirigido por Yeandro Tamayo; “Arrancándome la vida” de Alain Daniel, dirigido por Marcelo Martín… Por otra parte, “CeCé Monteagudo” su nombre artístico, muestra su pasión como una excelente fotógrafa; a la vez que ejerce su papel como madre de dos niñas hermosas.

Vamos a conocer un poco más de esta carismática, sencilla y sagaz actriz, en exclusiva para Cubanow.

 ¿Que sientes cuando miras el tiempo atrás y ves cuánto has crecido profesionalmente?

Se siente mucha satisfacción, se siente que ha valido la pena todo el trabajo que he pasado. Realmente me imagino que eso pase en el mundo del arte. Uno a veces se decepciona, sobre todo cuando hace tantos castings y no lo escogen. Cuando ves que todo ese trabajo de hacer funciones de teatro, horas extras y después ir para la universidad a estudiar por la noche… sientes que todo ese sacrificio valió la pena. Es muy gratificante.

¿Cuál de las profesiones que forman parte de tu vida ha sido la más compleja de ejercer?

Para mí todas son complejas. Todas conllevan un reto para hacerlo mejor cada día, es una superación constante. Pero, viendo la maternidad como una profesión también, creo que esa ha sido la más complicada de todas. Siempre queremos formar hijos que sean sociables, que sean los mejores. Nada como la misma experiencia de uno, independientemente de que haya libros que hablen sobre cómo educar. Me considero una madre que está ahí a pesar de dos profesiones al mismo tiempo.

Dentro de la fotografía y la actuación creo que las dos están a la par, porque en ambas tengo que trazarme nuevas metas. Me nutro de la misma experiencia, de otros actores, trato de leer, de investigar… Me queda muchísimo por aprender en las dos.

¿Has tenido algún personaje en los que te hayas permitido improvisar fuera del guion? Coméntame.

Por ejemplo, hay una escena en la telenovela “Tú”, en la que Marlén tiene que montarse en el carro y manejar, después de haberle hecho un escándalo al que era su marido. Yo, con el nerviosismo de la escena, la furia del personaje y tener que manejar en ese momento… sucedió que, al arrancar el carro tenía la emergencia puesta, era una loma, el carro se me apagaba… lo encendía y se me volvía a apagar… veía que no había un corte de escena y me dije —bueno, entonces aquí tengo que hacer una escena de histeria—, y así quedó. Esa fue una de las historias de este personaje.

¿De qué manera asumiste la psicología de “Marlén” en esta telenovela?

Cuando me leo por primera vez un guion trato de no prejuiciarme, de no juzgar nada, simplemente lo leo y digo, — vamos a ver qué pasa—.  Marlén es un personaje creado de afuera hacia adentro, o sea, primero buscamos la imagen física de ella, cómo darle la visualidad de mujer ejecutiva, empoderada… Primeramente, comenzamos con el cambio de color rojo en el pelo, pensamos en cómo se vestiría, cómo caminaría, cómo hablaría… A partir de ahí, fuimos conformando la psicología interna del personaje que no lo vi negativo. Realmente ella es débil, endeble, con muchos problemas, con baja autoestima… todo lo contrario con la imagen exterior.

En mi opinión personal, ninguna persona es totalmente mala o totalmente buena —inclusive— un asesino que está en la cárcel puede tener sentimiento de emoción y de amor hacia una madre tal vez, hacia un hijo… Entonces, no catalogo a nadie malo o bueno. La gente buena en algún momento hace algo que lástima a otra persona y entonces eso no es bueno… Marlén, simplemente, no sabe tomar la decisión adecuada para sus problemas, no sabe cómo no herir a otras personas o cree que está haciendo el bien. Ella es un personaje digno de lástima porque sus conflictos internos son la consecuencia y el resultado de lo que ella es. Así fui apropiándome del personaje.

¿Consideras un reto haber interpretado este personaje? ¿Satisfecha?

Sí, para mí fue todo un reto. Trato de que ninguno de los personajes que interpreto se parezca al anterior. Me esfuerzo para que quede sincero, creíble, y al mismo tiempo no tenga nada que ver conmigo, aunque en el fondo, pueda tener rasgos pequeños de mi personalidad, la que ayuda a construir esos personajes.

Sí, estoy muy satisfecha. Lo siento cuando la gente me pone en las redes sociales “eres mala Marlén, te mereces todo lo peor por hacerle eso a Yoan Luis…” y ahí es cuando pienso en que el personaje surtió efecto en las personas. Me gustó el resultado.

¿Cuán difícil ha sido abstraerte de la familia, de la realidad, para concentrarte en tu trabajo como actriz?

Para ser sincera, es muy difícil ensayar y trabajar en la casa con las nenas. Es aquí donde juega un papel fundamental el apoyo de la familia. Mi suegra o mi mamá a veces les dan un paseo a las niñas para yo tener un poco más de espacio. Cuando mis hijas me ven en casa quieren jugar todo tiempo o hacer galleticas… Me cuesta poder concentrarme y estudiar el guion, sobre todo cuando un personaje no tiene nada que ver conmigo y tengo que esforzarme más. Es muy complejo.

Hablando de retos… ¿Cuáles han sido tus mayores desafíos?

Me cuesta trabajo socializar, pero ha sido una barrera que he ido rompiendo y superando gracias a la ayuda de Rafael Villares (mi esposo). Me considero una persona cariñosa, afable y una guerrera porque siempre trato de no darme por vencida. Eso me hace de cierta manera una persona perseverante.

Otro de mis retos y desafíos es superar mi timidez, me cuesta mucho salir de mi zona de confort. Salir de ese miedo y zona de confort ha sido mi reto mayor. Ser madre y llevar dos profesiones al mismo tiempo ha sido otro de mis retos. Cuando tienes la responsabilidad de la crianza de un niño y al mismo tiempo de jugar con ellos, llevarlos a pasear, emplear el tiempo con ellos, es bien complicado. La familia ha sido un gran apoyo para Rafa y para mí. Creo que estos han sido los retos más grandes que he tenido hasta ahora.

Próximos proyectos

Próximamente saldré al aire interpretando un personaje de epidemióloga de un centro de aislamiento, en una serie llamada “Valientes” bajo la dirección de Heiking Hernández. Estoy por segunda vez bajo su dirección, la primera fue para un cuento que se llamó “Matrimonio a la moda”. Ahora para el verano saldrá un teleplay que hice con Mariela López titulado “En agosto nos vemos”. Hay otros proyectos en camino que pronto estaré anunciando.

Sin dudas, Claudia es una excelente persona y multifacética actriz. No quiso despedirse sin brindarle un consejo a las nuevas generaciones “Quiero darle un mensaje a los estudiantes que empiezan: que no se den por vencidos, que todo el sacrificio vale la pena”.

Estamos en redes sociales:

Facebook

Twitter

Telegram

Youtube

  • También puedes suscribirte a Zona Podcast y escuchar nuestros contenidos
¿Te Gusta?
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *