El rock en la radio cubana

Por: Bruno Suárez Romero

El gusto en Cuba por la música rock trasciende en el tiempo y ha propiciado la creación de espacios sociales que se han tornado templos de adoración de las variantes del género.

El conocimiento de sus seguidores es amplio y se cultiva en los individuos desde la primera juventud, donde muchos refieren, popularmente, ser frikis o roqueros a partir de poseer una marcada sensibilidad hacia estas sonoridades.

En la literatura, las artes plásticas y el audiovisual se pueden apreciar las influencias culturales del rock y especialmente en la música, donde, por citar dos ejemplos, se puede apreciar esa ascendencia tanto en el movimiento de trovadores como en la música popular bailable.

 El público seguidor del rock se caracteriza por un conocimiento profundo del género, con dominio de las discografías y un número importante de datos aleatorios sobre las mejores interpretaciones. Se despierta en ellos la pasión por acopiar saberes relacionados con el género, con un rigor similar al de un coleccionista.

 Los apasionados por el rock en Cuba pueden verse como parte de un veterano movimiento en el que sistemáticamente se renuevan las fuerzas con la incorporación de jóvenes, que llegan espontáneamente, sin necesidad de ningún proceso de captación. Así es de natural y profundo el gusto por el rock en Cuba.

Dentro de todo lo referido a cómo se cultiva un roquero en nuestro país, hay que significar el aporte de la radio, que durante años ha funcionado como ente socializador de lo mejor del género y el medio donde de forma profesional se ha ejercido la crítica artística y la musicografía.

Varios son los espacios radiales que a través del tiempo han conformado esta vertiente de difusión. Entre ellos pudiéramos destacar El programa “De” en Radio Rebelde, “Juventud 2000” y “Esto no tiene nombre” en Radio Progreso, pero sin temor a equivocarnos el trabajo de mayor constancia ha estado concentrado en la emisora capitalina Radio Ciudad de la Habana en los espacios defendidos por el promotor y crítico Juanito Camacho.

Juanito Camacho

Es justo que antes de cerrar el 2022, año en el que se ha homenajeado a la radio por su centenario, hagamos una mención especial de los principales espacios divulgativos de la música rock en nuestro país, algunos de los más importantes integran la parrilla de la citada Radio Ciudad de la Habana.

Los programas: Disco ciudad y Terapia han impuesto record de permanencia en el aire sobreviviendo a otros como Ad Libitum y Collage.

A través de ellos el público cubano reconoce los aportes universales de la música de Deep Purple, Metallica y Scorpions, además de los valores culturales de bandas del patio como: Perfume de Mujer, Paisaje con Río, Expreso Inconexo, Havana, Cosa Nostra y Naranja Mecánica.

Juanito Camacho, con una labor de más de treinta años en la promoción radial del rock, el jazz, el rhythm and Blues y otras variantes musicales poco divulgadas, ha sido reconocido como Artista de Merito de la Radio y la Televisión y con la Distinción por la Cultura Nacional.

Él representa a una estirpe que defendió esa impronta cultural por encima de esquematismo, por fortuna ya superados. Sus programas de radio son otro de los motivos que enriquecen la historia de este medio, que festejó en 2022 el centenario de sus primeras transmisiones en Cuba.

Estamos en redes sociales:

En Facebook

En Twitter

En Telegram

En Youtube

¿Te Gusta?
 
 
   

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.