Cultura y sociedadmiradas

Yensi Rangel y Oni Acosta: Cubadisco, el iceberg de la industria discográfica cubana

Por: Redacción Cubanow
La Feria Internacional Cubadisco 20-21 se desarrolla hasta el venidero 23 de mayo por las plataformas digitales del Ministerio de Cultura y la cadena Streaming Cuba. Cada tarde justo a las tres se realiza una mesa de debate protagonizada por expertos de la música cubana. Acá les ofrecemos los comentarios de los especialistas invitados, hoy con los musicólogos Yensi Rangel y Oni Acosta.
Yensi:” Este traslado del Cubadisco a escenarios virtuales pienso que es una oportunidad para llegarle a la gente, sobre todo en el espacio televisivo, en espacios digitales, donde la gente en un momento determinado como el que estamos viviendo está consumiendo mucho las redes sociales y ese disco que se produce, con tanto trabajo, con gran esmero por parte de los músicos, pues hacerlo llegar en cuestiones de comunicación, de legitimación dentro de un espacio específico, ya sea en las áreas de la música tradicional,  de consumo de la música mucho más contemporánea, pues entonces hacerlo llegar a través de las redes sociales y a través de internet, de youtube y del enlace que casi siempre se hace con la televisión, a esa población macro, al pueblo cubano y que sepan, que les lleguen los productos de gran valor que se hacen, los documentales, los materiales de archivo que se sacan de nuestra música cubana y que esto tenga un impacto real. Creo que ha sido siempre una deuda, un sinsabor que siempre nos deja el valor que tiene el Cubadisco, que lo comprendemos nosotros que estamos dentro de él, los que hacemos música y los que participamos también del área crítica, el valor que tiene que todo lo que sea esta macro producción por parte de todas las disqueras y que se presente y que tu tengas la posibilidad de tener en una flash, en un disco duro, en tu mesa, todo ese volumen musical realmente es un gran valor y que eso pueda llegar a la gente y que la gente lo asuma y lo consuma realmente. Eso yo  pienso que es una deuda que siempre nos queda con el Cubadisco porque podemos hacer un gran evento, podemos tener una gran repercusión, que si la gente no asume ese disco que ganó en la categoría música popular bailable, por ejemplo Habana de Primera ganó el disco, pues que la gente realmente esté consumiendo esa música que tiene un alto valor no solo porque lo consume la gente, sino también porque los críticos y digámoslo el gremio de la industria musical ha acreditado que realmente el disco tiene un valor técnico. Pienso que en este momento se pueden emparejar las dos cosas. Vamos a hacer un impulso más utilizando estos medios de comunicación que realmente nos vienen de maravilla en el contexto, en un momento donde la gente está ávida de asumir también la propuesta que nosotros le demos”.
Oni: “El carácter aglutinador de Cubadisco yo creo que tiene que sobrepasar al propio Cubadisco, que tiene que involucrar, como bien tú dices, a las disqueras, a los medios de comunicación véase radio, televisión y el internet que ya es un medio de comunicación, que a veces lo tenemos como una tabla de salvación, que si la pandemia que llegó para quedarse, no, es que ya estaba, ya estaba diseñado cuando ustedes lanzaron la propuesta el pasado año , ustedes, el Ministerio de Cultura por supuesto,  todas las instituciones de la cultura, en hacer los conciertos Estamos contigo ahí se abrió una puerta que era y sigue siendo, que es y que ya estaba siendo en buena parte del mundo, que aquí no se había explotado, no solamente por razones tecnológicas, que sí se puede hacer, si se pudo lograr gracias al empeño de todos ustedes, pero se abrió una puerta de infinitas posibilidades donde ya la gente, es cierto que el cubano ahorra los datos, es cierto que el cubano no tiene esa cultura digital, pero ya como bien tú dijiste ayer, tú y Pedro y creo que estamos de acuerdo en afirmarlo hoy,  ya la gente está compartiendo de muchas maneras desde su propio peculio y desde su propia visión, ya están compartiendo los contenidos que se van generando en la páginas del Ministerio, del Instituto,  de algunas disqueras que no son todas las que van colocando este contenido.
Pienso que habría que replantearse, por supuesto, teniendo en cuenta derecho de autor, derechos editoriales, si el músico permitiría entonces que el material audiovisual o el material sonoro estuviera a disposición gratuito en alguna plataforma para que la gente votara, habría que buscar un mecanismo donde todas las partes, que se puede negociar perfectamente,  pero que todas las partes estuvieran de acuerdo, la Acdam por supuesto, todos los involucrados en la industria de la música y buscar consensos y sí,  quizás no fuera todo el material por temas de derecho, por temas de determinados licenciamientos, si es un disco licenciado para Cuba, etcétera,  pues buscar algún punto como una zona común, donde esa persona, como bien tú dices, ese público en general pudiera tener conocimiento vía electrónica o vía tradicional, medios de comunicación tradicionales, de qué está sucediendo en la industria discográfica cubana y por qué votar y por qué entonces están acudiendo a un llamado para buscar ese voto de la popularidad, el voto del video más popular si se quiere, es decir, categorías o maneras que pudieran articularse de una manera más inteligente, pero habría que buscar. Y sobre todo tener bien claro por parte de todo el sistema de las propias disqueras, que Cubadisco es el ente para mí rector de mucho de lo que pasa en la discografía de Cuba. Creo que habría que profundizar muchísimo. Si Cubadisco premia determinado fonograma, porque es un Comité de expertos, por lo que haya sido, pues no puede ser que nuestros medios promocionen solamente a otro formato. Creo que habría que entonces  ir en esas fuentes, vamos a promover otras cosas, pero vamos a tener digamos, el camino común de Cubadisco, que han premiado por cantidad de producciones por gente que está muy metida en la industria,  en el mercado y saben lo que están premiando, teniendo en cuenta, por supuesto, la popularidad, en cuenta muchas aristas. Habría que zambullirse de a lleno en ese torbellino y entonces empezar  a que la gente vea, las disqueras inclusive que vean que Cubadisco es el motor, la brújula,  el iceberg, por decirlo, quizás, más poético, que puede guiar a la industria del disco en Cuba a través de criterios, de consensos,  de polémica, de foros,  y de todo lo que va generando Cubadisco no solamente en mayo, sino durante todo el año”.
Yensi: “El problema es que podemos hacer un gran evento y en el propio gremio creernos que estamos acabando con el mundo, pero y si realmente eso no tiene un impacto. Porque a los músicos, por ejemplo, cuando ganan un Cubadisco o son nominados, eso les abre quizás una puerta para poder llegar a la radio, a la televisión, pero yo siento que pasa como una línea más del currículo, no tiene ese impacto que debería tener y eso, por supuesto, se debe al posicionamiento del evento, es decir un evento que no está posicionado con un impacto real en la gente, que eso se debe por supuesto, directamente al consumo y a lo que el evento representa para un grupo de personas determinado. En este caso de nuestro país, pues entonces ese criterio de legitimación no logra tener un impacto para la gente, entonces tú pasas de ser el nominado al premiado, pero pasas sin pena ni gloria, inclusive también, desgraciadamente, pasamos por las dolencias de que a veces los propios nominados se enteran de manera así digamos casuísticamente, y no hay fuerza en cuanto a la promoción, a la comunicación que se le hace a estos artistas ya que llegan a este evento. Aquí no solo estamos hablando de producciones discográficas institucionales por nuestras disqueras, sino que también estamos hablando de producciones discográficas independientes, que son el empeño de un grupo de artistas que se gesta su producción y que tal valor tiene que llegar a ser nominado al Cubadisco.
Esto, por supuesto, pasa en áreas específicas unas más que otras, por ejemplo en el rap, el rock, la música alternativa también tiene mucho de producción independiente, el área de los jóvenes pienso que ha ido in crescendo en la visibilidad de los jóvenes dentro de Cubadisco. Todavía creo y siento que es un evento muy conservador, que abre la puerta a los jóvenes, pero no trasciende ese marco estético musical de arriesgarse a áreas específicas de la música. Hoy por hoy las disqueras piensan mucho en más que desarrollar discos desarrollar single, grabar tres temas, para no hablar en terminología,  lanzar tres temas y ver cómo funcionan. Eso nos pasa mucho a los jóvenes porque todavía no tenemos un prestigio, una obra hecha y bueno la disquera trata de probar, cómo va, si funciona, y estos single no tienen un espacio porque el Cubadisco como bien su nombre lo indica va sobre premiar, o de alguna forma visibilizar la producción discográfica que es un formato específico, con unas características específicas, por tanto y demás esas áreas que, por lo general, responden también a circuitos determinados de la música, cómo pueden ser esos mismos que les hablaba, hip hop, el área urbana, digamos esta cancionística más popera, funcionan mucho bajo estos criterios del single, después que los mismos artistas agrupan esos single y dicen bueno esto pudiera ser un disco, pero ni siquiera reúne características discográficas en cuanto a cronología, a tener en cuenta un producto terminado, con una estética determinada, con un diseño determinado, sino que va lanzando temas y se va construyendo ese espacio discográfico a lo largo de tu carrera, pero no específicamente como lo hacen otras áreas de la música que sí son más tradicionales en ese sentido. Es un evento que para mí tiene muchísimo valor, es un evento que te expone, te lleva a tu escucha mucha música y tiene el reto, más allá de ponernos a discutir de que si tal categoría o más cual categoría, es muy difícil en un país como el nuestro con tanta influencia musical, con tantas vertientes musicales, con músicos tan prolíferos, que lo mismo en un disco te hacen un tema muy tradicional, que muy vanguardista. Con las últimas tecnologías de la música electrónica por ejemplo, quedar bien y agrupar eso en unas cajuelitas qué son las categorías, eso es muy complicado y los grandes musicólogos de este país han discutido sobre el tema muchos años, y no ha habido un tal consenso porque es muy difícil, porque la realidad es que el músico crea por su inspiración, no pensando en que voy a estar atado a una estética determinada. Por tanto yo creo que la discusión de si esta o aquella categoría no me llega en ese sentido, sino en el criterio, en ese juicio de valor que hace la persona que escucha y que emite su criterio, es decir que emite un voto y esa perfección es la que te hace valorar entonces determinadas carreras musicales  Esta persona está en esta frecuencia ahora mismo, que quizá fue tradicional toda su vida y ahora mismo está haciendo un producto súper novedoso y no por eso lo voy a sacar de su estética que ha trabajado todo el tiempo y ahora lo voy a meter en una categoría súper novedoso y que creamos en el momento. Por eso la responsabilidad de no solo los musicólogos y de los críticos, en el Cubadisco también interfiere mucho un jurado que pertenece, por ejemplo, a los medios de comunicación, a la gente que está en la radio que pone la música, que la consume, que tiene un background sonoro espectacular y que sabe contraponer criterios en relación a influencias, a de donde tomó, esto se parece a aquello, esto viene por aquí por este camino, y en ese sentido también el jerarquizar las categorías en igualdad de condiciones, porque siempre hacemos referencia estas categorías más tradicionales a los géneros que como digo yo, nos llegan ahí duro en el pecho, pero también el criterio de especialistas, de músicos, que estén arriba de la bola como se dice en la calle, de otras frecuencias musicales como es la música electrónica. Recuerdo cuando se abrió la categoría de música electrónica fue un gran destello, ganó el disco Welcome to el mundo de Iván Lejardi, fue el primer disco que ganó y para el laboratorio que ya tenía un montón de Dj productores con un trabajo del maestro Juan Piñero y el laboratorio de música electroacústica, aquello fue un despertar, porque realmente los ubicó dentro de un evento que es el iceberg de la discografía y entonces en ese sentido también estas otras categorías que suelen ser un poquito menos favorecidas en las áreas de comunicación y de promoción del Cubadisco, pues también parten del criterio de personas que hay en nuestro país que están muy bien informadas en relación a esas nuevas tendencias y frecuencias musicales, a esas nuevas influencias que están asumiendo determinados músicos cubanos”.
Oni: “Muchos músicos se han enterado por esta conferencia, muchos artistas, no solamente músicos sino diseñadores, etcétera, de estas nominaciones por redes sociales. Entonces yo creo que ahí el eslabón discográfica-artista falló un poquito y es una crítica constructiva, con todo cariño, no es para nada destructiva, pero creo que se pudo haber hecho una articulación, cómo se puede decir más académicamente, se pudo hacer algún tipo de conexión, quizás en las casas discográficas con estos artistas, para decirles oficialmente, -mira tú estás nominado con este disco, tú tienes tantas nominaciones, tú optas por tantas categorías-. Sabemos que estamos en pandemia, sabemos que hay dificultades, pero es que el artista se siente entonces, no desprotegido, pero se siente dolido, muchísimos artistas que están muy activos en redes sociales y lo hemos visto y sin embargo no lo dicen de una forma quizás demoledora, pero es cierto que hay algunos espacios, algunas lagunas, que pienso que las discográficas pudieran mejorar en ese sentido y sobre todo categorías que pueden estar en desacuerdo unos u otros. Cubadisco siempre ha estado en el centro de la polémica por el tema de las categorías. Recuerdo hace unos años hicimos una reunión, dimos criterios, entonces había mucha polémica que si se copia el esquema del Grammy, que si se copiaba el esquema del Juno en Canadá, pero hay fórmulas que sea de Grammy o sea de cualquier premio, hay fórmulas que son interesantes en todo concurso, en categorizaciones,  a veces separar entre femenino y masculino te puede dar un alivio, porque casi siempre la música cubana está hecha por hombres, pero hay una presencia de mujeres importante. Yo pienso que todo este tema de las categorías, es cierto, es muy polémico, es de debate, es de mucho estudio, pero también las discográficas  yo creo que debieran grabar con más pluralidad, es cierto que la música popular bailable nos identifica, es cierto que es lo que más el pueblo consume, eso es cierto, pero hay que grabar en otras zonas. Coincido plenamente con Yensi, hay otras zonas de la música underground, urbana, alternativa, como queramos llamarle que están desprotegidas desde el punto de vista discográfico, ya sea con un demo que puede hacer un artista, o con la AHS, o con una organización como lo fue en un momento el centro Pablo con la trova, pero hay que grabar, hay que proponer, y a veces hay que poner más los pies en la tierra y saber que una nominación, por muy sencillo que parezca, ya es un premio para muchos artistas. Sabemos que quizás no va a ser el premio, pero se le está reconociendo el trabajo, el esfuerzo que se hizo, la producción y tienes que saber que no vas a ser el premio, pero tienes un camino por delante y tienes que esforzarte y vas a llegar. El Cubadisco tiene que estimular, no solamente desde una posición de élite, tiene que también ser inclusivo, tiene que abrir un poco más esos cánones o esas caracterizaciones por así decirlo, de las categorías, para llegar a otras zonas de la discografía”.
Yensi:“Tenemos esa esperanza, pienso que sí, que podemos pensarlo y sobre todo accionarlo, tratar de impulsarlo y sobre todo en esta área comunicativa. Pienso que también hay que pensar un poco las cuerdas con lo que tiene que ver con la radio, la televisión, con las personas que llevan la comunicación para que de alguna forma apoyen e interioricen que el evento musical rey debería ser por excelencia en Cuba donde participan el  ochenta por ciento de los músicos que graban en este país y que por eso es necesario jerarquizarlo, posicionarlo,  que constituya un fenómeno en el año. El Cubadisco debe ser un evento esperado, debe ser un evento de lujo para Cuba, como mismo se espera una gala determinada, como mismo se espera y se promociona con esa frecuencia determinado hecho importante, pues entonces el Cubadisco tiene que tener ese nivel de sistematicidad y sobre todo que el Instituto Cubano de Radio y Televisión se vuelque hacia ese evento porque al final, qué es la radio y la televisión sin la música cubana que se produce, pues entonces debe volcarse hacia eso y desde mi parecer mientras esté Cubadisco y todo el año, surtirse de esas producciones que salen y posicionarlas todo el tiempo, porque eso pudiera ser incluso hasta una hoja de ruta de lo que deben promocionar con más jerarquía, porque si tú dices que tu gremio musical apoya y nomina y después premia a esos músicos, pues entonces, no hay más nada que hablar, ahí es donde va el peso más importante dentro de la producción. No quiere decir que no se promocionen otras cosas, que no se ponga música internacional, pero sí saber el valor y la jerarquía que tiene un evento como este, que por supuesto reúne el trabajo de los músicos cubanos”.
Oni:“Insisto en que hay que grabar más, las disqueras tienen que expandirse, tienen que arriesgarse, para eso están, para salvaguardar, bueno para ser comerciales, para por supuesto producir, para recaudar, etcétera, pero también para salvaguardar un patrimonio sonoroy cultural del país, para eso nuestra cultura hace tantas inversiones y subvenciona tantos proyectos y hay que grabar y no se puede solamente pensar en que esto o aquello pueda ser más rentable que lo otro, hay que ser rentable y sustentable, pero también hay que darle más peso a la razón de ser de nuestro sistema de instituciones de la cultura, que es la salvaguarda y hay que arriesgarse, hay que grabar, hay que potenciar y hay que sacar a la luz muchos proyectos de las tendencias que sean, más enfocados en los más jóvenes, enfocados en otro público, no solamente ir al seguro con un determinado tipo de género, y hay que hacerlo sin miedo, para eso siempre van a contar con el apoyo no solo de las instituciones, sino también  yo creo que de la crítica y de los que estamos del lado de acá. Mientras más se grabe habrá más polémica con los nominados, con categorías, pero hay que grabar, la producción cubana no se puede detener y hay que utilizar estos espacios que nos brinda la tecnología que ya están perfeccionándose, las páginas, las instituciones que están haciendo estas transmisiones, para también llegar a otros públicos y la televisión que se sume, la radio también, ya la gente está muy pendiente de lo que está pasando en las redes sociales y está compartiendo contenido, compartiendo este tipo de transmisiones y otras transmisiones, el sistema de enfoque mediático de la cultura cubana, no solamente de la música, está teniendo un impacto muy real en las redes y eso creo que es muy beneficioso y a la larga yo creo que es muy provechoso para todos”.

Estamos en redes sociales:

En Facebook

En Twitter

En Telegram

  • Tenemos una newsletter en la que te actualizamos de lo noticioso de la semana. Si deseas suscribirte envíanos un correo a revistadigitalcubanow@gmail.com con el Asunto: Quiero suscribirme
¿Te Gusta?
 
 
   

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *